martes, julio 23, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaConfirmados dos casos de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en España

Confirmados dos casos de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en España

El Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III ha confirmado dos casos de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en Madrid, los primeros diagnosticados en España, mientras desde la Consejería de Sanidad de la CAM ha informado de la adopción de medidas preventivas que incluye el seguimiento y observación de unas 200 personas que pudieron haber estado en contacto con los afectados

El primer caso, en base la información transmitida por la Comunidad de Madrid (CAM), se trata de un varón, de 62 años, que falleció el pasado 25 de agosto en el Hospital Gregorio Marañón, tras ser atendido inicialmente en el Hospital Infanta Leonor. El paciente refirió haberse detectado una garrapata tras dar un paseo por el campo en la Comunidad de Castilla-León. 

 
A dicho caso se suma el de una mujer enfermera de la UCI que atendió a este mismo paciente en el Hospital Infanta Leonor. Según la Consejería de Sanidad de la CAM, la enferma se encuentra actualmente ingresada en la UCI de este centro. Al presentar síntomas similares al primer paciente, se activaron los protocolos de prevención, y la enferma está en aislamiento. 
 
Estos casos detectados en Madrid serían los primeros de Europa Occidental con carácter autóctono, no importado de otro ámbito geográfico, según informó la Consejería de Sanidad madrileña.
 
En paralelo, y como medida preventiva, se está realizando una lista de las personas con las que pudieran haber estado en contacto los pacientes para hacer un seguimiento. Tal como indicó la CAM, la cifra de personas en observación podría ascender a unas 200, con probabilidad de ampliarse.  Todas ellas han sido informadas y están siendo objeto de seguimiento que incluye dos tomas de temperatura al día. En los casos con mayor exposición a fluidos de los pacientes se ha determinado inicialmente el aislamiento domiciliario.
 
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha asegurado, por su parte, estar colaborando con la Comunidad de Madrid en todo lo relacionado con el caso. Asimismo, ha explicado que se ha activado el protocolo establecido por la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica y los mecanismos de coordinación con todas las comunidades autónomas. 
 
En 2003 el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), en el que están representados Sanidad y las comunidades, aprobaron el primer ‘Protocolo de Fiebres Hemorrágicas Virales’ con el objetivo de determinar la vigilancia clínico-epidemiológica de fiebres en viajeros que proceden de áreas endémicas, valorar el riesgo y la categorización de los pacientes y definir cómo debe llevarse a cabo el transporte, hospitalización y tratamiento de pacientes o confirmados o sospechosos, entre otros aspectos.
 
El virus Crimea-Congo, perteneciente a la familia Bunyaviridae, es causante de la fiebre hemorrágica del mismo nombre. Dicho virus tiene un ciclo natural en garrapatas que actúan como vectores y cuyo reservorio principal son rumiantes silvestres y domésticos. La enfermedad es endémica en África, los Balcanes, Oriente Medio y Asia.
 
Se trata de una enfermedad extendida a nivel mundial, cuya mortalidad puede llegar a oscilar entre el 10 y el 40%, aunque el contagio fuera de hospitales o residencias es anecdótico, según la experiencia registrada en los países en los que es endémico.
 
Principal sintomatología
El especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, Dr. Juan Martínez, se refiere a la principal sintomatología de la enfermedad, de aparición repentina y caracterizada por hemorragias, fiebre, fallo multiorgánico hasta provocar, en algunas ocasiones, el fallecimiento del afectado. No obstante, advierte que en muchos casos cursa de forma asintomática.
 
El periodo de incubación de la enfermedad tras sufrir la picadura es normalmente de cinco o seis días, no superando, por lo general, los 13 días, con resultados satisfactorios de curación la mayoría de las veces.
 
Para el tratamiento, según este especialista, suelen aplicarse las medidas de soporte vital básico y avanzado, entre ellas, hidratación, manejo de la vía aérea, oxigenación, transfusiones, junto a algún antiviral del tipo de la rivabirina. 
 
El Dr. Martínez recalca lo excepcional de los casos de Madrid aunque reconoce los riesgos que comportan las picaduras de garrapata, ante lo cual insiste en la importancia de adoptar medidas preventivas sobre todo cuando se está en el campo, en relación, sobre todo, con la vestimenta.
 
El virus se transmite, habitualmente, a las personas a través de la picadura de garrapatas. “La transmisión entre personas no es frecuente, siendo la vía más usual por contacto directo durante la fase hemorrágica, a través de la sangre o fluidos corporales infectados”, según explica.
 
El Dr. Martínez concluye haciendo un llamamiento a la tranquilidad de la población dado que “es prácticamente inviable que puedan producirse brotes a nivel comunitario”. No obstante, recuerda que se está trabajando en la vigilancia epidemiológica del entorno en el que se han producido los dos casos hasta ahora detectados.
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares