martes, febrero 27, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaAna Belén Álvarez: "El origen de las agresiones en el ámbito sanitario...

Ana Belén Álvarez: «El origen de las agresiones en el ámbito sanitario derivada de la inmediatez y la impaciencia»

Ana Belén Álvarez es oficial de Policía y forma parte del grupo de trabajo del Interlocutor Policial Nacional Sanitario, puesto en marcha en 2017. Ingresó en la Policía Nacional en 2003, pasando por el Servicio de Escoltas, el Centro de Cooperación Cultural y Prospectiva, el Servicio de Protocolo, donde prestó apoyo en la organización de actos institucionales de representación de la Policía Nacional, hasta que en 2015 llegó a la Comisaría General de Seguridad Ciudadana. Es madre un niño de 7 años y concilia su labor profesional con la familiar. Ha recibido medallas y distinciones a lo largo de su trayectoria, aunque asegura que “el mayor reconocimiento llega en el día a día, porque me gusta mi trabajo, me implico mucho y eso se valora”

¿Ha tenido más dificultades por ser mujer a lo largo de su carrera profesional? 

No he tenido dificultades añadidas por el hecho de ser mujer dentro de Policía Nacional, simplemente los problemas derivados de vivir lejos de la familia, porque conciliar la vida privada con la profesional es complicado de cara a un ascenso. Por eso decidí interrumpir mi carrera profesional hasta que mi hijo sea más mayor. 

¿En qué situación se encuentra la figura de la mujer dentro de la Policía?

Celebramos el 40 aniversario del ingreso de la mujer en el cuerpo y somos los que mayor representatividad tenemos a nivel europeo, aunque todavía queda mucho por hacer. En las promociones existe un 40% de mujeres en la escala ejecutiva, pero a nivel general representan en torno al 14%. 

El pasado año se creó la Oficina Nacional de Igualdad de Género dentro de la Policía Nacional y se está avanzando. Aunque todavía existe el ‘techo de cristal’, en la Junta de Gobierno, que es la cúpula de mandos policiales, ya hay dos mujeres. 

¿En qué consisten las sesiones de formación que dan a los interlocutores provinciales?

Además del asesoramiento normal cuando les surge alguna duda, que a través de una comunicación fluida tratamos de resolver, contamos con unas jornadas de carácter anual enfocadas a conocer la situación de cada provincia. Ejercemos de formador de formadores para que conozcan cómo pueden abordar las sesiones de prevención, que también ponemos en marcha en los diferentes centros u hospitales.

¿Cuál es la principal barrera que se encuentran ante las agresiones a profesionales sanitarios?

En todas las charlas que realizamos tratamos de que el personal sanitario se conciencie de la importancia de la denuncia, para evitar que los agresores reincidan y se consideren impunes. Esta es la mejor forma para que la Policía tenga una visión global de los hechos y del contexto en el que se producen y así poder tomar las medidas oportunas. Hemos tenido una buena acogida en toda la red sanitaria y no hemos encontrado ninguna barrera. Sin embargo, lo que más nos preocupa es la concienciación de la sociedad. 

¿Cómo se puede potenciar la sensibilización de la ciudadanía sobre este problema?

Es complicado ofrecer una respuesta con certeza, pero la solución debe partir de medidas transversales. El origen de toda esta problemática es social, derivado de la inmediatez y la impaciencia. Es difícil cambiar esto y los avances probablemente serán lentos, pero no es imposible.  

¿Percibe que las doctoras sufren más este tipo de episodios en sus consultas?

Cuantitativamente no es significativo, puesto que el número de agredidos hombre y mujeres es muy parecido. El agresor no es un delincuente al uso, sino que está afectado por circunstancias ambientales o intrínsecas y muestra su violencia con el que tiene cerca, con independencia del género. Agrede al médico porque le ve como responsable de la institución.   

¿Qué papel puede tener la app Alertcops como medida para luchar contra las agresiones?

Es una herramienta tecnológica de gran ayuda. Tiene repercusión como medida preventiva y como elemento objetivo y subjetivo de seguridad. Además, el hecho de saber que tiene un elemento más al que recurrir aporta seguridad y confianza a los profesionales sanitarios. 

¿De qué manera beneficia al profesional?, ¿cómo funciona?

Si un médico da una señal de alerta, además de poder hacerlo de manera sencilla y discreta, llega al CIMAC 091 o al COS en demarcación de Guardia Civil y se pone en marcha el protocolo: se envía una patrulla, se contacta con la persona designada para ese centro y se graban 10 segundos de lo que está ocurriendo en la consulta en ese momento, lo que se convierte en una prueba a la hora de presentar la denuncia. 

¿Cuál es la mejor manera de prevenir las agresiones?

Además de potenciar las medidas de seguridad en los centros que además son disuasorias como las cámaras de videovigilancia o el personal de seguridad privada, hay que tratar de detectar fuera de la consulta al posible agresor a través de su conducta verbal o no verbal, por su nerviosismo o movimientos constantes sin un sentido concreto. Si se percibe esta alteración, hay que intentar dialogar con él, en un punto más retirado para evitar el efecto contagio y escucharle para que sienta empatía y explique su problema.

Dentro de la propia consulta lo principal es proteger la integridad,  por lo que es importante guardar una distancia mínima de seguridad, prestar atención a las manos del posible agresor, no darle la espalda y sería recomendable tener una disposición del mobiliario que no obstaculice una posible vía de escape. Si las cosas se complican, hay que pedir ayuda como sea: a través de Alertcops, botones de pánico o gritando.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares