sábado, mayo 25, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCAlmudena Martorell: “Hay que tomarnos la accesibilidad cognitiva de las personas con...

Almudena Martorell: “Hay que tomarnos la accesibilidad cognitiva de las personas con discapacidad intelectual tan en serio como hace décadas se hizo con la física”

La igualdad de oportunidades no es sólo un deseo de las personas con discapacidad intelectual sino un derecho. La Fundación A La Par lleva más de 70 años precisamente haciendo esto; luchando por la formación, el empleo, y la independencia de este colectivo, para que tengan el sitio que les corresponde en la sociedad y tendiendo puentes y apoyos donde encuentran barreras. “Hay que tomarnos la accesibilidad cognitiva de las personas con discapacidad intelectual tan en serio como hace décadas se hizo con la física”, asegura su presidenta Almudena Martorell para “MédicosyPacientes”

Aún queda mucho camino por recorrer para lograr la plena inclusión de las personas con discapacidad intelectual. Durante la entrevista Almudena Martorell especifica los retos actuales, como en la especialidad de psiquiatría la falta de formación específica en discapacidad intelectual. ”Esto hace que no se aborden sus problemas de salud mental de manera adecuada, pasando incluso muchas veces desapercibidos por no conocer, por ejemplo, sus especificidades a la hora de manifestarse entre las personas con discapacidad intelectual”, señala.

Tras más de 70 años de andadura, luchando por la formación, el empleo, la independencia y los derechos de las personas con discapacidad intelectual, ¿Cuáles son los mayores logros de la Fundación A LA PAR?

Abanderar la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual en España y haber generado multitud de servicios atendiendo a sus peticiones para tener puentes allá donde encuentran barreas: colegio, formación, empleo con más de 200 trabajadores con discapacidad intelectual en nuestra plantilla, inclusión en empleo ordinario, recursos de acceso a la Vida Independiente, Acceso a la Justicia (UAVDI), atención de día para problemas de salud mental y alteraciones de conducta (DIEM), Club Deportivo con deportistas de alto rendimiento y paralímpicos, Ocio y tiempo libre…

Y con una seña de identidad que es la sostenibilidad económica: en A LA PAR casi todo nuestro presupuesto se genera con fondos propios, contrastando con la clásica concepción asistencial de la discapacidad. Hemos impulsado toda una serie de proyectos generadores de recursos (Parque infantil Fundaland, Club de Pádel Fuencarral, Tienda A LA PAR, Fun Bar!, Lavado de coches Fundacars…) que revierten en nuestro propósito social y en los que también se emplea, por cierto, a profesionales con discapacidad intelectual. De esta manera no sólo reducimos al máximo nuestra dependencia de ayudas y/o subvenciones públicas, sino que apoyamos activamente a las personas con discapacidad intelectual, tendiendo puentes desde una atención más asistencial haciala oportunidad de crear riqueza.

¿Cuáles son las mayores barreras que encuentran las personas con discapacidad intelectual actualmente?

La sociedad todavía no está acostumbrada a incluir a las personas con discapacidad intelectual en todos sus ámbitos, aún hay muchas barreras que combatir en este sentido, principalmente en el acceso al mundo laboral y a una vida independiente. La normalidad se alcanza cuando el individuo tiene un desempeño laboral que le permite vivir de forma autónoma e independiente, realizarse y disfrutar de su ocio y de su tiempo libre. Aquí todavía falta camino por recorrer.

¿Qué engloba el concepto de discapacidad intelectual?

Es un concepto escurridizo, que no se define por nada en sí mismo sino en comparación con el otro. Sería aquella persona que tiene un cociente intelectual inferior a la media y ello, por cómo se configure el contexto, hace que encuentre limitaciones en su funcionamiento. Tendemos a pensar en síndromes concretos, como el síndrome de Down, pero sólo aproximadamente el 20% de las personas con discapacidad intelectual presentan un síndrome concreto. Y todo ello además con una aparición anterior a los 22 años, pues si no estaríamos hablando de daño cerebral.

¿Qué falta por hacer para lograr la plena inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad y obtengan las mismas oportunidades?

Lo primero es que la sociedad se abra, conozca la discapacidad intelectual y admita que con la participación de estas personas va a ser mucho más rica, diversa, variada e inclusiva. Nuestro propósito es demostrar diariamente, con esfuerzo y resultados, que efectivamente así es. Poner de relieve que la igualdad de oportunidades no es sólo un deseo de las personas con discapacidad intelectual sino un derecho que les debe ser reconocido y para cuya consecución se deben poner todos los medios y recursos del sistema a su alcance: tomarnos la accesibilidad cognitiva, como mínimo, tan en serio como hace algunas décadas decidimos tomarnos la física.

¿Está lo suficientemente concienciada la sociedad? ¿Y en el plano político?

No. Es verdad que cada vez está más concienciada pero no lo suficiente. Sin embargo, hay que resaltar que se está haciendo un gran esfuerzo: los medios de comunicación la favorecen y visibilizan, las administraciones públicas tienen cada vez más en cuenta las leyes que protegen a las personas con discapacidad intelectual, y sobre todo, donde se ha visto un gran avance es en lo que respecta a la iniciativa de las empresas privadas, sobre todo, desde los departamentos de Responsabilidad Social Corporativa o ASG: cada vez se realizan más jornadas de voluntariado, hay más sensibilidad y esa sensibilidad se traduce, cada vez en más ocasiones, en la inserción de profesionales con discapacidad intelectual en sus propias plantillas de trabajo.

¿Qué medidas son necesarias para lograrlo?

Lo primero debiera ser hacer pedagogía en serio, concienciar a la sociedad de que las personas con discapacidad intelectual son parte de la ciudadanía, y que así, tienen los mismos derechos y obligaciones que el resto de los ciudadanos. Y las leyes, que al modificarlas no cambia el mundo por arte de magia, de ahí la importancia de la pedagogía, pero que son los mimbres y que en su avance llevamos una buena racha: la universalidad real del voto y la eliminación de la tutela , que han sido dos hitos históricos.

 

¿Existe apoyo institucional a este colectivo? ¿Y a la labor de la Fundación?

Sí, por fortuna existe un apoyo creciente al colectivo desde las instituciones públicas y privadas. Y concretamente a la labor de la Fundación A LA PAR, también. Tenemos más de un centenar de colaboradores externos, públicos y privados, que reman permanentemente a favor y que contribuyen a potenciar nuestros esfuerzos para que la consecución de nuestros objetivos en favor de las personas con discapacidad intelectual y sus derechos sea, más pronto que tarde, una realidad.

¿Cuántos usuarios están acogidos por la Fundación actualmente?

Mas de 1000 personas con discapacidad intelectual acuden diariamente a solicitar los servicios y recursos de A LA PAR, y concretamente en la plantilla del grupo de la Fundación, un 40 por ciento lo integran personas con discapacidad intelectual con contrato laboral reglado y los mismos derechos y obligaciones que cualquier otro trabajador. De esto estamos especialmente orgullosos y es nuestro deseo aumentar ese porcentaje cada vez más.

¿Cómo se garantiza su inclusión?

Respetando y garantizando el pleno ejercicio de los derechos de cualquier ciudadano. En esto no hay diferencia con cualquier otra persona. Lo que hay que hacer es cumplir las normas y la legislación vigente respecto de inclusión de las personas con discapacidad intelectual.

¿Qué requisitos existen para el acceso a los programas de la Fundación de empleo, formación, ocio y vida independiente, apoyo psicosocial?

¡Tener discapacidad intelectual y ganas de compartir con nosotros! Sí es cierto que para los servicios concertados con la Comunidad de Madrid de debe tener un reconocimiento oficial como un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento; y a partir de ahí, se analiza cada caso y se estudian sus particularidades para ofrecer la respuesta óptima.

¿Las personas con enfermedades mentales con alto grado de discapacidad pueden acceder?

Llevamos casi 20 años intentando responder a esta problemática. De hecho, es precisamente el tema sobre el que hice mi tesis doctoral, pues pese a que el 40% de las personas con discapacidad intelectual presentan problemas de salud mental, todavía no hay una buena respuesta, existiendo todavía mucha institucionalización cuando el problema de salud mental aparece. Por ello pusimos en macha nuestro centro de día DIEM, para dar una respuesta desde la comunidad. Aunque me atrevo a decir que hasta que no cambie todo lo que hemos hablado anteriormente, el problema seguirá en mayor o menor medida, igual que la histeria en la mujer no desapareció hasta que pudimos votar y gestionar plenamente nuestras vidas.

¿En qué consiste Fundajobs? ¿Y los centros especiales de empleo?

Fundajobs es nuestra Oficina de Empleo especializada en profesionales con discapacidad intelectual con el objetivo principal de su formación, orientación y acompañamiento laboral. En la actualidad, insertamos anualmente a alrededor de 200 personas con discapacidad intelectual en diferentes recursos laborales de la Administración Pública y de la empresa privada ordinaria.

Así como Fundajobs representa nuestra pata de empleo ordinario, los Centros Especiales de Empleo son nuestros recursos de un empleo más protegido.

Si una persona con discapacidad quisiera encontrar empleo. ¿Cómo debería proceder?

Primero felicitarse de contemplar el empleo como una opción de vida, pues sólo el 20% de las personas con discapacidad intelectual lo hacen. Y por ello nos ponemos a sus órdenes para proveer apoyos en esa decisión, así que le sugeriría ponerse en contacto con nuestra Oficina de Empleo, donde se le orientaría y asesoraría adecuadamente. Si el puesto al que aspira esa persona requiere de una preparación previa, se pondría a su disposición nuestro catálogo formativo. Si no, se diseña el itinerario laboral con las diferentes ofertas laborales y cuando una encaje, ofrecemos empleo con apoyo para adaptar el puesto, al igual que debemos adaptar el puesto a, por ejemplo, una discapacidad física.

¿En qué consiste el Club Deportivo A LA PAR?

Es un Club que, desde hace más de 20 años, lleva trabajando por la inclusión de las personas con discapacidad intelectual a través del deporte, desde las edades más tempranas y hasta el alto rendimiento, si ese es su deseo.

En el último año, y gracias a la colaboración con la medallista olímpica Ruth Beitia como Embajadora Oficial de nuestro Club Deportivo, contamos con el mejor altavoz imaginable para hacer ruido y poner el foco en las necesidades de los atletas con discapacidad intelectual. Queremos que cada vez más jóvenes con discapacidad intelectual se animen a explorar sus límites (y a batirlos) desde las canchas de nuestro Club: junto con el desempeño de un trabajo, creemos que no hay herramienta más capacitadora que el deporte y que más eficazmente contribuya a derribar barreras y prejuicios sociales.

¿En lo que respecta al ámbito sanitario? ¿Cómo considera que es la atención sanitaria de este colectivo?

Pues aquí tenemos también un gran reto. Hay muchos datos de la necesidad de avanzar y ver a las personas con discapacidad intelectual como un paciente igual que el resto. Como ejemplos de esto que señalo, son personas por ejemplo derivadas en una significativa menor medida a especialistas o significativamente más medicadas a igualdad de diagnóstico.

¿Es necesaria más formación a los profesionales para atender a estos pacientes? 

Sí, lo es. Necesitamos que los profesionales sanitarios puedan conocer mejor las necesidades específicas de las personas con discapacidad intelectual para ofrecerles una mejor atención dentro del sistema sanitario. Al igual que debemos trabajar la accesibilidad física de los hospitales, hacerlos accesibles para las personas con discapacidad intelectual es un reto pendiente. Un ejemplo cercano nuestro al tener el centro de día de alteraciones de conducta es el de los psiquiatras, que la falta de formación específica en discapacidad intelectual hace que no se aborden sus problemas de salud mental de manera adecuada, pasando incluso muchas veces desapercibidos por no conocer, por ejemplo, sus especificidades a la hora de manifestarse entre las personas con discapacidad intelectual.

¿Qué reivindicación haría con motivo del Día Internacional de las personas con discapacidad?

Que nos dejen participar en el impulso que cada día lleva hacia adelante a cualquier sociedad, porque es evidente que mientras más seamos los que participemos en ella, más lejos nos llevarán nuestros pasos y más rica será. El incremento de la participación trae consigo mayores cuotas de progreso y es evidente que, con la ingente tarea de recuperación que tenemos por delante con la pandemia tenemos una oportunidad de oro de salir de esta con respuestas inclusivas. No se puede demorar más: definitivamente, ha llegado la hora de apostar por la diversidad.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares