jueves, febrero 29, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCAcuerdo histórico entre el Foro de la Profesión Médica y el Ministerio...

Acuerdo histórico entre el Foro de la Profesión Médica y el Ministerio de Sanidad

La defensa del Sistema Nacional de Salud y de los profesionales ha sido una constante en la labor que ha venido desempeñando la Organización Médica Colegial a lo largo de estos últimos seis meses. Su máximo exponente lo constituye el acuerdo firmado el pasado día 30 entre el Foro de la Profesión Médica (FPME), al que pertenece la OMC, con el Ministerio de Sanidad. Un acuerdo histórico que tiene como principal objetivo mantener el actual modelo de SNS

Madrid, 1 de agosto 2013 (medicosypacientes.com)

La defensa del Sistema Nacional de Salud y de los profesionales ha sido una constante en la labor que ha venido desempeñando la Organización Médica Colegial a lo largo de estos últimos seis meses.  Una muestra de excepción lo constituye el acuerdo firmado el pasado día 30 entre el Foro de la Profesión Médica (FPME), al que pertenece la OMC, con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Un acuerdo histórico que tiene como principal objetivo mantener el modelo de Sistema Nacional de Salud que existe actualmente.

Este acontecimiento se suma a una larga lista de acciones que la OMC ha venido desarrollando en el primer semestre del año, de las que se ofrece un amplio resumen en esta última edición de «MedicosyPacientes», que volverá con los lectores el próximo 1 de septiembre.

El acuerdo  histórico entre con el FPME y el Ministerio de Sanidad fue firmado por la ministra Ana Mato y por los integrantes del Foro: Juan José Rodriguez Sendín, presidente del CGCOM; José Manuel Bajo Arenas, presidente de FACME; Francisco Miralles, secretario general de CESM; Ricardo Rigual, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina; y Enrique Lázaro, presidente del CEEM.

Han sido cinco meses de intensas negociaciones entre el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Foro de la Profesión Médica (FPME), en el que están integrados, además,  la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME); Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM); Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud (CNECS); Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM); y Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).

Este acuerdo está basado, precisamente, en «garantizar plenamente una asistencia sanitaria pública, gratuita, universal, equitativa, de calidad, financiada mediante impuestos y cuya gestión de se desarrolle conforme plenamente a lo establecido en la Ley General de Sanidad».

Además, se trata de «garantizar, en el contexto actual, las condiciones básicas de los profesionales dentro del SNS, que sean competencia del Estado, según la legislación vigente» y «definir un modelo de financiación estable, suficiente, respetuoso con el principio de estabilidad presupuestaria y consolidación fiscal y que sea coherente con los principios de cohesión territorial, igualdad y equidad en el acceso a las prestaciones».

El acuerdo incluye el establecimiento y desarrollo de «procedimientos ágiles, que permitan compensaciones por asistencia a los Servicios de Salud cuando estos atiendan a residente de otras CC.AA»,  así como «un sistema eficaz de facturación a terceros, tanto a nivel nacional como internacional, sin perjuicio de las prestaciones de salud pública, atención urgente y en situaciones de alto riesgo, atención maternal y a menores a las que tienen derecho los extranjeros en situación irregular».

Otro de los puntos del acuerdo hace referencia a la necesidad de «garantizar la calidad de los servicios públicos», sujeta a control público y con participación médica y establece que la contratación con instituciones o centros privados se lleve a cabo «con los requisitos, condiciones y estándares de calidad previstos en la Ley General de Sanidad, y normativas de contratación pública y disposiciones de desarrollo, optimizando siempre los recursos propios del sistema sanitario público».

Este acuerdo histórico incluye, además de los puntos sobre el Pacto por la Sanidad, otro apartado referido a la ordenación profesional y un tercero que sienta las bases para desarrollar el marco normativo que permita la regulación e implementación de las Unidades de Gestión Clínica (UGC).

Para establecer estas bases, el acuerdo parte de que la Gestión Clínica es entendida como «un modelo asistencial integrador, colaborativo y multidisciplinario que busca la mejora de la eficiencia y la calidad de la práctica clínica mediante la cual los médicos se responsabilizan en la gestión de los recursos utilizados en su ejercicio profesional, organizando y coordinando las actividades que se genera en torno a cada proceso asistencial».

Con este modelo de gestión clínica se persiguen tres objetivos: impulsar una forma de organización que oriente la actividad hacia el proceso asistencial y a la atención integral del paciente; motivar a los médicos mediante su implicación en la gestión de los recursos de la unidad o servicio al que pertenecen; y poner en valor nuevos valores y competencias esenciales para impulsar un renovado profesionalismo médico.

La implementación del modelo de gestión clínica, según se especifica en el acuerdo, constará de dos áreas fundamentales, desde el punto de vista legislativo: una abarca la creación, constitución, financiación y estructura  de estas Unidades;  y otra, sobre la incorporación de recursos humanos al nuevo modelo de gestión clínica.

Asimismo, se establecen dos niveles de actuación: uno, el ámbito estatal,  desde el que se procederá a la correspondiente  modificación y/o adaptación de los preceptos correspondientes, que son parte de la legislación básica estatal, si fuera necesario. Y otro, desde el ámbito autonómico, facilitando las modificaciones normativas que las CC.AA. pudiesen incorporar, en el ámbito de sus respectivas competencias, para dar viabilidad a esta propuesta.

En cuanto a la ordenación profesional, el acuerdo establece que la relación y vinculación jurídica del médico en el ámbito del SNS debe permitir que el médico ocupe un papel fundamental en la gestión y gobernanza del SNS para avanzar en la eficiencia, seguridad y calidad de la asistencia sanitaria.

Se contempla que el desarrollo de la gestión clínica desde sus diferentes vertientes ha de estar en línea con lo previsto en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), siendo éste el modelo a seguir. Y, asimismo, se considera que una adaptación del Estatuto Marco, con el objeto de vincularlo con la LOPS, donde ya se prevé la existencia de este modelo de gestión, debe ser el camino que permita a los profesionales que lo deseen incorporarse a las Unidades de Gestión Clínica (UGC), que las CC.AA. constituyan.

En este apartado, el acuerdo establece, además la promoción del empleo médico como uno de los ejes centrales de las políticas sanitarias y de la gestión de los recursos humanos en el SNS.

Respecto a la troncalidad, contemplada en este bloque, se acuerda apoyar el proyecto normativo que la regula. Asimismo, se indica la flexibilización del catálogo de especialidades, posibilitando la reespecialización (dentro del mismo tronco) y la más alta y ampliada distinción competente de los profesionales a través de las áreas de capacitación específicas (ACE).

En el acuerdo también se contempla el Desarrollo Profesional (DP), definido como el proceso al que se compromete el médico para mantener y mejorar la competencia profesional, obteniendo por ello el reconocimiento de la propia profesión, de la sociedad y de las instituciones de las que forma parte.

Este marco, entendido siempre como potenciador de las mejores y más actualizadas prácticas médicas, debe inscribirse en el SNS de modo que sea útil a todas las partes implicadas (Administraciones, empleadores y entes profesionales), en coherencia con la Ley de Cohesión y Calidad del SNS y con la LOPS.

En este apartado, también se acuerda que se promoverá a través del CISNS la aplicación, en el ámbito de las competencias de las CC.AA., de la homogeneización de criterios en modelos retributivos.

Respecto a los registros profesionales, se establece que respetará los fines y funciones que corresponden legalmente a los Consejos Generales de las profesiones sanitarias. Así, la relación de estos Consejos con el Registro Estatal se regirá por los principios de máxima y leal cooperación y colaboración institucional.

Rodríguez Sendín: «Si nosotros hemos podido alcanzar un acuerdo,
los políticos también pueden y deben»

«Si nosotros, los profesionales, hemos podido alcanzar un acuerdo a pesar de las diferencias, los políticos también pueden y deben hacerlo». Con estas palabras, el presidente de la Organización Médica Colegial, Dr. Juan José Rodríguez Sendin, se dirigió a los políticos en el acto de la firma del acuerdo entre el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Foro de la Profesión Médica

En representación del Foro de la Profesión Médica, el Dr. Rodriguez Sendin expresó su confianza en que la «foto de hoy sea histórica, no por la imagen, sino por el desarrollo y cumplimiento pleno y leal de los acuerdos y por el servicio que queremos prestar».

Del acuerdo alcanzado, el presidente de la OMC remarcó, que está basado en la necesidad de «recomponer el consenso sanitario roto». Hizo un llamamiento a los grupos políticos para que abandonen sus diferencias y expresó su confianza en que la Subcomisión para la reforma del SNS reinicie la andadura en otoño con todos los grupos políticos.

El principal objetivo de este acuerdo, según el Dr. Rodriguez Sendin, es «mantener a toda costa el modelo de SNS que conocemos», un modelo basado en la «universalidad sin distingos, que da respuesta a ricos y a pobres» y que calificó de «éxito» por «la calidad, resultados y costes, en relación a otros similares de nuestro entorno».

Para mantener este modelo que, según el Dr. Rodriguez Sendín, es Marca España, pidió al Presidente del Gobierno que se dote de la «financiación suficiente, con el porcentaje de PIB que a España le corresponde» y que se haga una «distribución justa de los recursos».

El presidente de la OMC aseguró que se puede mejorar su funcionamiento y resultados, pero «no son necesarias experiencias de gestión no contrastadas».

En el tema de recursos humanos, dijo que «debemos cuidar con esmero a los profesionales con medidas que no sigan recortando y sí reformando», y añadió que «no nos engañemos con las palabras: sabemos muy bien lo que es recortar y lo que es reformar».

Aludió a los hecho los ocurridos en Santiago que demuestran que hay cosas substanciales que tenemos que preservar como es nuestra cultura sanitaria de solidaridad y equidad», algo ?dijo- «que no se construye ni se fragua de un día para otro».

Tras señalar que «necesitamos un SNS con las máximas garantías técnicas y sociales», brindó este acuerdo «a los ciudadanos, a los enfermos y también a los profesionales» y expresó la necesidad de «recuperar la confianza en las instituciones y en nosotros mismos pero, sobre todo, quitar sufrimiento a los ciudadanos más necesitados y que peor lo están pasando».

Dijo que este acuerdo está hecho «por y para  los que si creemos que ahora, especialmente, España necesita pactar, acordar, dejar a un lado la confrontación para buscar y ofrecer soluciones eficaces y efectivas a los problemas» y finalizó su intervención expresando su deseo de que «todos cumplamos con nuestra palabra, todos cumplamos con nuestros compromisos,  todos hagamos lo que debemos hacer».

(Se adjunta documento Acuerdo FPME-MSSI) Para ver cobertura de TVE sobre el Acuerdo pinche aquí

 


Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares