Miércoles, 17 Enero 2018

Ébola

Un estudio sobre los supervivientes del virus del ébola detecta problemas de visión, audición y dolor en las articulaciones

Un estudio sobre supervivientes del mayor brote registrado del virus de ébola encontró que comúnmente informaron de tener complicaciones en la visión, la audición y problemas de dolor en las articulaciones hasta meses después de haber sido dados de alta de una instalación de tratamiento de ébola

Madrid 22/12/2015 medicosypacientes.com/EP
Paciente con Ébola

Los resultados, publicados en la revista 'The Lancet Infectious Diseases', se basan en los registros clínicos y de laboratorio de los pacientes de la Clínica Survivor EVD en Port Loko, Sierra Leona, uno de los países de África Occidental más afectados por el brote de ébola que comenzó en diciembre 2013 .

La clínica, a cargo de organizaciones no gubernamentales bajo la supervisión del Ministerio de Salud de Sierra Leona, proporcionó atención clínica a 603 de los 661 supervivientes de ébola que viven en el distrito de Port Loko, a unos 45 kilómetros al este de Freetown, capital de Sierra Leona.

Entre los 277 supervivientes estudiados en marzo y abril de este año, las complicaciones son comunes, afirma la doctora Sharmistha Mishra, autora principal del artículo y médico de enfermedades infecciosas en el Hospital St. Michael en Toronto, Canadá.

Los autores dicen que el 76 por ciento de los sobrevivientes declaró tener dolor en las articulaciones, el 60 por ciento problemas de la visión, el 18 por ciento una inflamación ocular y el 24 por ciento trastornos auditivos. El tiempo medio entre que fueron dados de alta de una planta de tratamiento de ébola y su cita de seguimiento en la clínica donde informaron de estos síntomas fue de 122 días.

Los pacientes que tenían una carga viral de ébola mayor cuando fueron diagnosticados con la enfermedad registraban una mayor tasa de inflamación de los ojos y nuevos problemas de vista, según Mishra, que pasó cinco meses trabajando como consultora clínica de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la respuesta del ébola en Sierra Leona.

La clínica de sobrevivientes fue dirigida conjuntamente por 'Parteners in Health', con sede en Boston, Estados Unidos; la Asociación de Supervivientes de Sierra Leona en Port Loko, 'GOAL Global', 'International Medical Corps', Christian Blind Mission y el Ministerio de Salud y Saneamiento de Sierra Leona.

Los autores dijeron que los hallazgos pueden sugerir que aunque el virus de ébola se elimina rápidamente de la mayoría de los fluidos corporales después de la resolución de la enfermedad aguda, podría persistir en "sitios santuario inmunológicamente privilegiados", es decir, ciertos fluidos corporales como el semen y el líquido del humor vítreo de los globos oculares. Sin embargo, su estudio no analizó la persistencia del virus.

Esta experta señala que los hallazgos también subrayan la necesidad de un seguimiento del tratamiento en África occidental para asegurarse de que estas complicaciones son diagnosticadas y tratadas. Añade que no había atención clínica sistemática para los sobrevivientes de ébola en la parte inicial del brote en Sierra Leona debido a la imperiosa necesidad de atender a las personas con la enfermedad aguda.

Además, sólo hay dos oftalmólogos (los autores principales del estudio, Matthew Vandy y Juan Mattia) y ocho proveedores oftalmológicos de nivel medio en el Programa de Salud Ocular Nacional del país. El acceso a la atención de salud ocular se restringe aún más por la falta de equipos y medicamentos y por la movilidad de los médicos y los pacientes.