Miércoles, 19 Junio 2019

Confederación Autismo España

Se crea una Unidad para prevenir las prácticas sin evidencia científica en el Trastorno del Espectro del Autismo

La Confederación Autismo España ha creado una Unidad de Defensa de Derechos y Buenas Práctica con el triple objetivo de prevenir las prácticas sin evidencia científica en el abordaje del Trastorno del Espectro del Autismo, sensibilizar sobre las buenas prácticas y actuar ante casos de vulneración de derechos de las personas con TEA

Madrid 13/12/2018 medicosypacientes.com
Mediante esta Guía se detectarán buenas y malas prácticas en el abordaje del trastorno del Espectro del Autismo
La presentación tuvo lugar en un acto celebrado en el Real Patronato sobre Discapacidad que ha contado con la participación de representantes de la Administración Pública y del Tercer Sector, así como de profesionales de la comunicación.
 
La principal misión de Autismo España es apoyar a las personas con Trastorno del Espectro del Autismo y sus familias, promoviendo la reivindicación y el ejercicio efectivo de sus derechos, con el propósito de favorecer su calidad de vida y conseguir la igualdad de oportunidades. Para avanzar en este objetivo, la Confederación ha presentado su Unidad de Defensa de Derechos y Buenas Prácticas.
 
Verónica Santiso, técnica de Fortalecimiento y Cohesión Asociativa de Autismo España, se estudiará la normativa vigente relacionada con los derechos de las personas con TEA, se elaborarán propuestas de mejora de las mismas y se detectarán buenas y malas prácticas en el abordaje del TEA, difundiendo aquellos modelos basados en la evidencia científica y alertando de las graves consecuencias de los que no cuentan con el consenso profesional ni tienen en cuenta los intereses de las personas con TEA.
 
La Unidad de Defensa de Derechos y Buenas Prácticas de Autismo España también se encargará de identificar posibles casos de vulneración de derechos de las personas con TEA, así como de actuar en aquellos que fuera necesario. Además, prestará apoyo y asesoramiento a las familias y entidades que así lo soliciten y fomentará el establecimiento de alianzas con los distintos organismos implicados en la atención a las personas con TEA.  
 
Precisamente con el objetivo de establecer esas vías de colaboración, el acto ha concluido con un encuentro de trabajo en el que han participado representantes de la Administración Pública y del Tercer Sector, así como profesionales de la comunicación. Como ha explicado Jesús García Lorente, director general de la Confederación Autismo España, es fundamental “tender puentes a la colaboración entre los diversos agentes que, de una forma u otra, estamos en contacto con las personas con TEA y sus familias, para avanzar en la defensa de sus derechos y mejorar la calidad de vida de nuestro colectivo”.
 
En este sentido, García Lorente ha insistido en que las buenas prácticas son un derecho para las personas con TEA y que es preciso no solo “erradicar y combatir las pseudoterapias y las prácticas no basadas en la evidencia científica”, sino también “garantizar los apoyos y los recursos necesarios que permitan un abordaje integral y específico de las necesidades del colectivo, en ámbitos como la educación, el empleo, el envejecimiento activo o la sanidad. Precisamente hoy se celebra el Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal, bajo el lema “Es hora de emprender acciones colectivas”. Y es que solo garantizando una sanidad de calidad (basada en las buenas prácticas) y asequible (adaptada a las necesidades y características de las personas con TEA), el colectivo tendrá garantizado su derecho a una atención específica e integral de su salud.
 
Estas palabras han sido compartidas por Jesús Celada, director general de Políticas de Discapacidad, que ha señalado que, aunque aún queda mucho por hacer, este año 2018 “ha sido positivo para el sector de la discapacidad, porque se ha avanzado mucho en materia de derechos”. En este sentido, ha destacado que, por fin, las personas con discapacidad han visto reconocido su derecho al voto, y también se ha modificado el artículo 49 de la Constitución, para actualizarlo y adaptarlo a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Celada también ha destacado que la Unidad de Defensa de Derechos y Buenas Prácticas nace al amparo de las subvenciones con cargo al IRPF 2017 del Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad.
 
Junto a Jesús Celada han participado en esta reunión de trabajo Diego Fernández, director general de Planificación y Gestión Educativa; María Teresa Martínez, vocal asesora de la Dirección General de Función Pública; María Luisa Peña, directora de la Oficina de Atención a la Discapacidad; Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes; María Luisa Gómez, directora de la Plataforma de ONG de Acción Social; Nina Mielgo, directora de la Fundación de Protección Social de la Organización Médica Colegial; Pilar Villarino, directora ejecutiva del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI); Jesús Martín, delegado del CERMI Estatal para los Derechos Humanos y la Convención de la ONU de la Discapacidad; Patricia Rosety, presidenta de la Asociación de Comunicadores e Informadores Jurídicos; José Manuel González Huesa, director general de Servimedia, y Carlos Mateos, director de “Salud sin bulos”.
 
Todos ellos han coincidido en la importancia de poner en valor las necesidades del colectivo y han mostrado su disposición a colaborar con Autismo España en la defensa de sus derechos, haciendo especial hincapié en el ámbito socio-sanitario. Y es que, en los últimos años, han proliferado prácticas sin evidencia científica y pseudoterapias que pueden poner en grave riesgo la salud de las personas con TEA, generando además falsas expectativas en las familias y poniendo en duda la efectividad de las intervenciones psicoeducativas, las únicas recomendadas para el tratamiento del TEA.