Miércoles, 25 Abril 2018

I Congreso Médico Iberoamericano

Respaldo unánime de la profesión latinoiberoamericana a la relación médico-paciente como patrimonio inmaterial de la humanidad

En el marco del I Congreso Médico Iberoamericano, celebrado en Lima, la Confederación Médica LatinoIberoamericana y del Caribe (CONFEMEL) expresó, a través de una declaración, su respaldo unánime a la iniciativa del Foro de la Profesión Médica (FPME) de promover que la relación médico-paciente sea reconocida como patrimonio inmaterial de la humanidad e instó a todos los agentes sanitarios de su ámbito a sumarse a esta iniciativa

Madrid 05/11/2017 medicosypacientes.com
Dr. Romero expone la iniciativa del FPME sobre la relación médico-paciente en el I Congreso Médico Iberoamericano.

El presidente del Foro de la Profesión Médica y del Consejo General de Colegios de Médicos, Dr. Serafín Romero, fue el encargado de exponer ante los asistentes al I Congreso Médico Iberoamericano, celebrado, recientemente, en Líma (Perú), la propuesta del FPME sobre la relación médico-paciente para que sea reconocida por la UNESCO con el objetivo de proteger y potenciar dicha relación y sus valores, y defenderla de las amenazas a las que se encuentra sometida en la actualidad, derivadas de presiones administrativas, tecnológicas, económicas y políticas, entre otras.

De igual forma se expresa CONFEMEL en su declaración, al considerar que la relación médico-paciente se engloba dentro de un modelo de relación humana que se remonta a los orígenes de la humanidad y que constituye el núcleo fundamental del ejercicio de la Medicina y aporta un componente humano fundamental a la atención sanitaria, proporcionando acompañamiento en la situación de incertidumbre y sufrimiento que suponen la enfermedad y su tratamiento.
 
De acuerdo con su declaración, la relación médico paciente, en si misma, aporta una mejoría terapéutica indiscutible, acompañando el sufrimiento y el bienestar, mejorando la orientación diagnostica y reduciendo la necesidad de pruebas complementarias y terapéuticas innecesarias. También contribuye de forma importante a una mayor y más consciente adherencia del paciente al tratamiento, una vez que este se siente implicado y acompañado en la toma de decisiones. Sin embargo, la importancia de esta relación va mucho más allá de la visión utilitarista. Comprende, en si misma, valor como elemento de intersubjetividad en la generación del conocimiento y como elemento humanizador. 
 
En el texto se recuerda, además, que el goce del grado máximo de salud que se pueda lograr quedó plasmado como derecho fundamental de todo ser humano en la Constitución de la OMS y que los mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas abren importantes vías para promover una gestión más responsable de la salud en la que es fundamental el rol del médico con los pacientes.
 
Por otra parte, CONFEMEL advierte que la relación médico-paciente se encuentra amenazada debido a la intersección de numerosas influencias de índole política, social, económica, industrial e, incluso de la propia Medicina y tiene el riesgo de desnaturalizarse.
 
Iniciativa del FPME
 
El Foro de la Profesión Médica (FPME) inció el pasado mes de julio el procedimiento formal de solicitud para que la relación médico-paciente se reconozca como patrimonio de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). En este sentido, ya cuentan con el respaldo del Senado de España así como de las principales asociaciones de pacientes: Alianza General de Pacientes; Foro Español de Pacientes; y Plataforma de Organizaciones de Pacientes.
 
Con esta iniciativa, que fue aprobada por la Asamblea General del FPME en 2016, se aspira a promover una relación médico-paciente de calidad, en colaboración con las Administraciones, instituciones sanitarias, organizaciones médicas y asociaciones de pacientes. Se trata de mantenerla como núcleo fundamental de la asistencia sanitaria centrada en la persona, que sea de alcance universal y con un funcionamiento eficiente. Preservar sus valores y contribuir a su adaptación ante nuevas circunstancias que vayan apareciendo en el futuro forman parte también de este proyecto.
 
La intención del FPME es la de recabar el apoyo de todos los agentes involucrados para la protección y promoción de este bien cultural y social que es la relación entre una persona que necesita ayuda en torno a una realidad de enfermedad y un profesional capacitado para ofrecérsela.
 
Se adjunta en PDF la Declaración íntegra de CONFEMEL.