Martes, 21 Septiembre 2021

El médico en la donación y el trasplante de órganos: implicaciones éticas

Ravindra Wankhedkar: “Necesitamos crear conciencia desde los colegios y las universidades para seguir mejorando la donación de órganos en India”

El profesor doctor Ravindra Sitaram Wankhedkar, presidente de la Asociación Médica de la India (IMA) y tesorero de la Asociación Médica Mundial (AMM), habla en esta entrevista a Médicos y Pacientes sobre la situación de la donación de órganos en su país. 

Madrid 01/09/2021 medicosypacientes.com/ Sara Narvaiza
El doctor Wankhedkar participará en la sesión científica “El Médico en la donación y el trasplante de órganos: implicaciones éticas” el próximo 17 de septiembre, una jornada que organiza el CGCOM, junto a la AMM y a la ONT
 
¿Cómo es el sistema de donación de órganos en India? 
 
En India, la donación de órganos está bien regulada y el número de donantes fallecidos es cada vez mayor. El programa de trasplantes se realiza de forma rutinaria como cualquier otra cirugía. Los hospitales públicos realizan trasplantes sin coste además de facilitar la medicación posterior al trasplante. Los hospitales privados están sujetos a varios planes de seguro.
 
Hemos pasado de una situación en la que no había ningún donante de órganos en el país, a que en 2018 tuvimos cerca de 900 personas que donaron todos sus órganos.
 
De acuerdo con el Observatorio Global de Donación y Trasplantes, nuestro país haya podido mejorar notablemente sus datos. El 70% de las donaciones son en vida; y nuestros donantes fallecidos han crecido hasta el 30%. Además, en India, el donante y el receptor deben comparecer ante el comité designado por el gobierno como técnica de seguridad en la donación. 
 
¿En qué punto se encuentra la donación de donantes fallecidos en India?
 
Solo pueden serlo los donantes vivos aquellos con relación de parentesco directo, según la Ley de donación de órganos (la madre, el padre, el hijo, la hija y la esposa pueden donar el órgano). En el caso de pacientes con muerte cerebral, la gente se niega a donar debido a un déficit de confianza con el médico o los hospitales. Hemos superado bastante la parte religiosa, pero todas las familias van a decir que no a la donación para empezar, ese es el punto de partida y necesita construir desde allí, explicarles, mostrarles datos, decirles a quién pueden salvar y tras uno o dos días, dicen que sí.
 
¿Cómo ha afectado la pandemia a los pacientes que están en lista de espera para recibir un trasplante en India? Cuantitativamente hablando, ¿el ritmo de trasplantes ha recuperado ya la normalidad?
 
La situación de la pandemia detuvo el programa de trasplante, pero ahora se reanuda con normalidad.
 
¿Considera que es importante que la legislación esté armonizada entre todos los países para evitar casos de tráfico de órganos y trata de personas? 
 
Sí, la ley de trasplante de órganos es muy estricta y el departamento de vigilancia trabaja en ella.
 
¿Cuáles son las necesidades más urgentes en el campo del trasplante de órganos, tejidos y células?
 
En primer lugar, el trasplante de riñón; y a continuación el resto de los órganos. 
 
Actualmente, en nuestro país, la necesidad de órganos asciende a unos 200 000 riñones, 50 000 hígados y 30 000 corazones, pero trasplantamos menos de 8000 riñones y 3000 hígados en un año.
 
La lista de espera real no es ni siquiera el 5%, lo que es muy desgarrador, ya que muestra que las personas no están optando por un trasplante o lista para un trasplante porque no tienen dinero para ello. Esto significa que el 95% de las personas que necesitan un órgano simplemente mueren porque no pueden pagar un trasplante de órganos.
 
Hay una grave escasez de respiradores; y cuando alguien tiene muerte cerebral, se necesitan al menos uno o dos días para convencer a la familia de que done órganos. Con tal escasez, ¿cómo se puede dejar a una persona con muerte cerebral con un respirador cuando otros lo están esperando?
 
Nunca vamos a tener suficientes instalaciones con el gasto del 1,5 por ciento de nuestro PIB en salud, mientras que la mayoría de los países desarrollados tienen entre el 8 y el 10 por ciento. Los centros de trauma en los hospitales públicos son en lo que debemos enfocarnos. Necesitamos ver cómo podemos hacerlo más asequible y los hospitales del gobierno pueden hacer más para que la sociedad se beneficie de ello.
 
¿Cuáles son las principales necesidades para lograr que la gente comprenda la importancia de la donación de órganos?
 
Necesitamos crear conciencia desde los colegios y las universidades. En los últimos 15 años, la concienciación en este aspecto se ha incrementado en gran medida, pero todavía nos falta la participación del hospital y las políticas del gobierno. 
 
¿Qué le recomendaría a un médico joven que desee dedicarse a los trasplantes?
 
La confianza en uno mismo y la participación social son muy importantes. Además, el día a día, los nuevos fármacos, la técnica quirúrgica y la puesta al día de la inmunología son imprescindibles.