Jueves, 13 Diciembre 2018

En el Congreso de los Diputados

Los políticos exponen sus propuestas para hacer frente al desequilibrio de RR.HH. y de financiación en A.P.

El debate sobre la descapitalización de personal médico a la que se asiste en Atención Primaria, y con visos de incrementarse en los próximos años, ocupó gran parte de una mesa redonda celebrada en el Congreso de los Diputados con motivo del Día Nacional de la Atención Primaria. Representantes de los principales Grupos Políticos expusieron sus propuestas para hacer frente a la crisis de Recursos Humanos (RR.HH.) y a las necesidades de financiación en A.P., y respondieron a las principales preocupaciones planteadas por los médicos de este nivel asistencial

Madrid 14/04/2018 medicosypacientes.com/S.P.

Por parte de los Grupos Políticos participaron: Bienvenido De Arriba Sánchez (PP); Miriam Alconchel Gonzaga (PSOE); Amparo Botejara Sanz (Podemos); y Francisco Igea Arisqueta (Ciudadanos). Como moderador actuó el Dr. Antonio Fernández-Pro, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), encargado de trasladar a los políticos diferentes cuestiones, que inquietan, en estos momentos, a las organizaciones que integran el Foro de Médicos de Atención Primaria y que instó a que los políticos se pongan de acuerdo sobre el modelo de Atención Primaria y llegar a un consenso de mínimos.

Con respecto a la crisis de recursos humanos que vive actualmente la Atención Primaria, el representante del Grupo Popular  Bienvenido De Arriba  destacó el enorme esfuerzo realizado por los médicos de A.P. en los últimos años que, como destacó, “trabajan las 24 h. de los 365 días del año y que atienden hasta donde, incluso, no llega ni la televisión”.
 
Entre sus propuestas en este terreno destacó la necesaria implantación como obligatoria de la Medicina de Familia, defendiendo su presencia como área de conocimiento específica, comprometiéndose, al respecto, a que sea una realidad, a partir de una reciente proposición no de ley apoyada por la mayoría de Grupos Parlamentarios en esta materia y acabar así con la heterogeneidad que reina entre las 44 Facultades de Medicina existentes actualmente.
 
Destacó también la importancia de que las propias Facultades convoquen plazas para profesores que impartan esta especialidad y se mostró partidario de que los médicos residentes roten por los centros de salud. A ello se suma la acreditación de unidades docentes para la formación de postgrado lo que permitirá incrementar la oferta en este terreno formativo. Asimismo, consideró fundamental reforzar la figura del tutor de Medicina de Familia, clave en la formación de especialistas.  El representante del PP abogó, además, por prolongar la edad de jubilación es otra de sus propuestas, además de incentivarse las plazas de difícil cobertura.
 
Miriam Alconchel Gonzaga, representante del PSOE, lamentó los malos momentos por los que atraviesa la Atención Primaria, a lo que contribuye la precariedad, la falta de incentivos y la escasez de profesionales. En este sentido,  recordó que la Medicina de Familia encabeza la lista de especialidades más deficitarias en profesionales, por ello, instó a una evaluación de la situación y que se adopten las medidas concretas con el fin de revalorizar el papel que juega la A.P. en el conjunto del SNS, caracterizada por la calidad que aporta y la satisfacción que produce al paciente.
 
Desde el punto de vista de Amparo Botejara, portavoz de Sanidad de Podemos, el deterioro de la A.P. "no es algo casual, sino que ha sido un objetivo político, para facilitar el consumo hospitalario que es, a su juicio, “donde se hace caja”. Lamentó la situación "al límite de las plantillas en el primer nivel asistencial, donde se registra, además, un alto índice de temporalidad, asegurando que desde su Grupo político se han solicitado más plazas de profesionales, al tiempo que consideró idoneo un cupo de 1.500 personas por médico de familia, sobre lo cual están trabajando con el fin de lograr una Atención Primaria fuerte  para que "el sistema sanitario público sea de calidad, y evitar caminar hacia una Sanidad de “beneficencia”, afirmó.
 
Por su parte, según datos manejados por el portavoz de Sanidad de Ciudadanos en el Congreso, Francisco Igea, de aquí a 2022 se van a perder un 20% de pediatras de A.P. y un 40% de médicos de familia.
 
Su propuesta pasa, en este sentido, por incrementar plazas MIR en Medicina de Familia, además de aumentar el presupuesto que se destina al primer nivel asistencial. Con ello se podrá mejorar, en su opinión las condiciones laborales de los profesionales y reducir la interinidad de un 13% a un 10% a través de OPE. " No se pueden ofrecer soluciones mágicas donde no las hay, lo que depende de los grupos políticos son el diseño de iniciativas que empujen al Gobierno a tomar decisiones", señaló.
 
Presupuesto necesario para una Sanidad pública de calidad
 
Precisamente, Igea abogó por un sistema de financiación que permita aumentar plazas para especialistas. A su juicio, "el actual sistema de financiación no sirve por que otorga un privilegio de unas CC.AA. sobre otras. Comunidades que invierten casi un 10% de su PIB en Sanidad, mientras otras solo destinan la mitad de ese porcentaje y después son las que más gastan en este capítulo".
 
Rehuyó, no obstante, a “dar cifras mágicas” para sufragar la Sanidad, ya que de lo que se trata “es de recuperar los recortes que se han producido durante estos años, especialmente, en Atención Primaria.
 
Amparo Botejara, por su parte, advirtió del descenso del porcentaje que este año el Gobierno ha referido a Bruselas para Sanidad que es del 5,8% del PIB y rechazó el binomio financiación pública/provisión privada.
 
Asimismo, abogó por recuperar el fondo de cohesión para evitar la desigualdad financiera sanitaria que se traduce como puso de ejemplo que (1.600 euros por habitante, País Vasco; 1.100 en Andalucía). Pasó de una dotación de 150 millones de euros en 2002 a este año, que se mantiene únicamente con 4 millones de euros.
 
Al no disponer de presupuestos finalistas para Sanidad, consideró fundamental que "se establezca un suelo para la financiación sanitaria". En este sentido, recordó que su partido presentó, en concreto, una PNL con un suelo del 20% de financiación para la A.P. y lograr así reforzarla, pero que "fue rechazada por el PP y Ciudadanos". Además, criticó como medidas ante la infrafinanciación la implantación de copagos, “para que la gente tenga que costear aún más la sanidad”.
 
La representante del PSOE, que coincidió con Botejara en la recuperación de los fondos de cohesión, lamentó que la Sanidad tenga cada vez menos peso dentro de los presupuestos grales. del Estado. Un 7% del PIB, a su juicio, "es el porcentaje adecuado para una Sanidad de calidad, del que habría que destinar un 20% a Atención Primaria". Sin embargo, "la realidad -añadió- es que no va a superar el 5,8%", porcentaje que calificó de "mínimo histórico que impide llevar a cabo todos los objetivos que se requieren para garantizar una sanidad universal y de calidad y va a provocar un crecimiento de las desigualdades entre CC.AA".
 
Bienvenido De Arriba Sánchez, del PP, también se mostró de acuerdo en un reparto equitativo de presupuesto sanitario entre CC.AA. y abogó por incrementar, en concreto, los presupuestos en Atención Primaria, lo que permitirá pasar del actual hospitalocentrismo. Además de aludir a la necesidad de retomar el Pacto sobre Sanidad que incluya la financiación.
 
Recuperar la universalidad de la Sanidad
 
Otro de los aspectos que les fue planteado a los políticos fue el de la universalidad y equidad en los servicios sanitarios, recogida en distintas leyes como recordó la socialista Miriam Alconchel, quien calcula que, actualmente,  unas 800.000 personas están actualmente fuera del sistema sanitario, "debido, en parte, a la implantación del R.D. 16/2012 que anula lo anterior y ha provocado pasar de un sistema universal a un sistema de aseguramiento", a su juicio. Es por ello que insistió en su derogación. En la misma línea se expresó la representante de Podemos, Amparo Botejara, que criticó el contenido del R.D. 16/2012 que, a su juicio, impide la universalidad de la asistencia sanitaria.
 
Mientras, Bienvenido De Arriba, del PP, defendió que gracias al R.D. 16/2012 "por primera vez todos los ciudadanos  y residentes en nuestro país tienen reconocido su derecho a la asistencia sanitaria y los parados de larga duración han podido ser liberados del copago farmacéutico, además de haber acabado con el 'turismo sanitario”' que tanto coste generaba al sistema.
 
Finalmente, Francisco Igea, de Ciudadanos, planteó la elaboración de un estudio sobre cómo la financiación influye sobre la inequidad, al tiempo que defendió la asistencia en A.P. para toda la población.
 
El presidente de la Organización Médica Colegial, Dr. Serafín Romero, fue el encargado de clausurar esta jornada, expresando su satisfacción de representar "en la casa de todos los ciudadanos españoles a los miles de compañeros de Atención Primaria" y aseguró no haber perdido la esperanza, "a pesar de los años que venimos llamando a múltiples puertas, de que es posible introducir mejoras en el primer nivel asistencial”. "No nos van a quitar la ilusión que nos aporta nuestra profesión. Tenemos que pedir a los que tienen que tomar las decisiones un mínimo de acuerdo", según sus palabras. Para concluir, aseguró mantenerse en el empeño de luchar para lograr una Atención primaria de calidad, accesible, solidaria y, especialmente, humana y compasiva”.