Martes, 15 Octubre 2019

XX Congreso SEMG

Los nuevos trastornos en la conducta alimentaria se ven cada vez más a menudo en las consultas de A.P.  

La coordinadora del Grupo de Nutrición y Metabolismo de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha asegurado que los nuevos trastornos en la conducta alimentaria se ven cada vez más a menudo en las consultas de los centros de salud. Este es uno de los motivos por los que ha insistido en la necesidad de la formación y sensibilización de los médicos del primer nivel asistencial en todos los aspectos concernientes a una alimentación saludable

26/05/2013 medicosypacientes.com

 

Zaragoza, 27 mayo 2013 (medicosypacientes.com)

El diagnóstico de intolerancia alimentaria ha mejorado sensiblemente en los últimos años. El número de casos detectados de estas reacciones de defensa ante ciertos alimentos se ha incrementado, pero esto se debe a una mejora de las prácticas y herramientas de diagnóstico. Cada vez hay menos enfermos que desconocen que lo son. Así lo ha explicado Guadalupe Blay Cortés, coordinadora del Grupo de Nutrición y Metabolismo de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), quien ha destacado la importancia del autocuidado y unos hábitos de vida saludables así como la prevención y detección precoz de los trastornos nutricionales.

La diferencia entre alergia e intolerancia alimentaria es clave a la hora de abordar estos problemas. La primera es una respuesta del sistema inmunológico, produce anticuerpos para defender nuestro cuerpo, y la intolerancia es la respuesta del propio organismo, sin activar nuestro sistema de defensa.  El hecho de que ambas compartan muchos de los síntomas, o que estos sean muy similares, puede dificultar el diagnóstico y su posterior tratamiento, por lo que un paciente bien informado es fundamental en estas situaciones.

Un buen ejemplo de este último caso es la intolerancia a la lactosa, que se da en algunas personas debido a la carencia de una enzima digestiva llamada lactasa, que descompone el azúcar de la leche. Algunos de estos pacientes pueden tomar pequeñas cantidades de determinados lácteos sin experimentar molestias, o simplemente evitar la leche, según el nivel de intolerancia, pero otros no toleran ninguna lactosa. En este caso, para no sufrir un déficit de calcio, se deben añadir a la dieta mariscos, legumbres o frutos secos y leche sin lactosa.

Nuevos trastornos alimentarios 
entre los jóvenes

Además, la doctora Blay ha expresado su preocupación sobre algunos trastornos emergentes que empiezan a ver en las consultas, como la diaborexia (pacientes diabéticos que disminuyen la dosis de insulina para adelgazar) o la drunkorexia (dejar de comer para poder beber: el alcohol en una noche de fiesta aporta muchas calorías al organismo, por lo que optan por evitar las comidas durante el día). Es muy importante que los padres se involucren en la prevención de estos nuevos problemas juveniles. Evitar los segundos platos, beber agua para conseguir sensación de saciedad, incluso cambios repentinos de carácter, pueden ser una señal de alarma.

En el encuentro científico de la SEMG se incluyó la actividad "Casos clínicos comentados, del síntoma al diagnóstico: Entre la alergia y la intolerancia: conducta a seguir en el consumo de lácteos".

El XX Congreso Nacional de Medicina General y de Familia se ha celebrado entre los pasados 22 y 25 de mayo en el palacio de Congresos de Zaragoza. Durante 4 días, más de 2.500 médicos generales y de familia se dieron cita para actualizar sus conocimientos y habilidades, conocer las últimas novedades terapéuticas, compartir experiencias y debatir sobre los numerosos temas que afectan a su profesión.