Domingo, 20 Octubre 2019

Anuncio nuevas Facultades Medicina

Los estudiantes de Medicina rechazan la apertura de nuevas Facultades sin un estudio demográfico previo sobre las necesidades reales de especialistas

El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) ha alertado del riesgo que supone la apertura de nuevas Facultades de Medicina que se han venido anunciando en estos meses. Exigen previo a esta acción un estudio demográfico estatal que refleje las necesidades reales de profesionales médicos

27/11/2013 medicosypacientes.com

 

Madrid, 28 de noviembre 2013 (medicosypacientes.com)

En las últimas semanas se han sucedido anuncios sobre la posible apertura de nuevas facultades de medicina por parte de la Universitat de les Illes Balears, la Universitat de Vic, la Universidad Católica San Antonio de Alicante y la Mare Nostrum University, sin olvidar que las universidades de Jaén, Huelva y Almería, cuyos planes de estudio ya se encuentran aprobados por la ANECA, siguen mostrando su interés por la apertura de estos centro, a pesar de las dificultades económicas que les impidió hacerlo previamente, según recuerda el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).

Bajo este escenario, el CEEM da la voz de alarma sobre estos sucesos. Es por ello que abogan por la realización de un registro de especialistas y de un estudio demográfico estatal sobre las necesidades futuras de médicos que justifique la apertura o no de dichas Facultades de Medicina, antes de que se produzca. Asimismo, los estudiantes no creen correcto que la apertura de estos centros se haga en base a presiones de las Comunidades Autónomas, que son las que tienen transferidas estas competencias, sino que se realice a nivel estatal y en base al estudio propuesto.

"Queremos recalcar -manfiestan- que la sobreproducción de futuros médicos no sólo es negativa para la Profesión, sino también para el Estado. La formación médica de calidad requiere una gran inversión por parte de éste, que en caso de plétora, ocasiona una fuga y pérdida de profesionales, y consecuentemente genera una pérdida de recursos invertidos en la formación de profesionales que finalmente no ejercerán en España sino en otros destinos".

Pese a la existencia de una gran demanda social de nuestra titulación, como reflejan las estadísticas, desde el CEEM se advierte que "éste no debe ser el motivo de aumento del número de plazas, sino que se debe ejercer una planificación responsable, teniendo en cuenta que la responsabilidad social de la Universidad no pasa por dar a ésta todo lo que pida, sino todo lo que necesite y asegurar la cohesión social y el desarrollo sostenible".

A su vez, según han recordado, el número de egresados en Medicina "debe ser coherente con la oferta de plazas MIR, ya que en caso contrario, tendremos una bolsa de titulados en Medicina salientes de las Facultades sin oportunidad de acceder a la formación especializada, y por ende, sin posibilidad de trabajar en la principal salida profesional de la medicina, la asistencia clínica".

Según sus estimaciones, en los próximos dos o tres años se superarán los 7.000 recién egresados por curso, con una oferta actual de alrededor de 6.000 plazas de formación especializada, "situación que consideramos como muy alarmante dado además que este número se está viendo reducido en las últimas convocatorias MIR".

Es por ello, que los estudiantes de Medicina al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, así como a la ANECA que frenen esta política indiscriminada de apertura de nuevas facultades, basada, a su juicio, "en criterios que están al margen de la correcta planificación sanitaria del Estado".

Asimismo, instan al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que se coordine con educación para la realización del citado estudio y para la correcta planificación de los que seremos el futuro de la profesión médica.

Como recuerda el CEEM, en los últimos años, el crecimiento de Facultades de Medicina ha sido espectacular, pasando de 28 en 2008-2009, a 40 en 2012-2013, aumentando lógicamente el numerus clausus, de 4500 estudiantes de nuevo ingreso a los 7000 actuales. Paralelamente a ello también ha aumentado el porcentaje de privatización de las mismas.