Martes, 17 Julio 2018

Día Nacional Contra Agresiones

Los Colegios de Médicos, unidos frente a las agresiones en el ámbito sanitario

Diversas actividades promovidas por Consejos Autonómicos y Colegios de Médicos conformaron su agenda de ayer, Día Nacional Contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, que se celebró en toda España bajo el lema “Ante las agresiones a sanitarios, tolerancia cero”

Madrid 15/03/2018 medicosypacientes.com

Los Colegios de Médicos se sumaron a la celebración del Día Nacional Contra las Agresiones en el Ambito Sanitario que nació como iniciativa del Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), tras el asesinato, en 2009, de la Dra. María Eugenia Moreno, una residente de 34 años, cuando se encontraba trabajando en el centro de salud de Moratalla. (Murcia).

Andalucía

En Andalucía, el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACMC) informó del incremento del número de agresiones en un 19,6%. Conductas violentas que, en el ámbito andaluz, se producen con más frecuencia en Atención Primaria (66%) frente a la hospitalaria (21%). Entre los tipos de agresiones se registraron un 15% de lesiones, 40% insultos y 45% amenazas. El 17% de los facultativos agredidos tuvo que darse de baja laboral. 

El Consejo Andaluz y los Colegios de Médicos de Andalucía se pusieron a disposición de todos los médicos andaluces en la lucha contra esta lacra, ofreciéndoles todos los medios de los que disponen. Recientemente, el CACM, el delegado del gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y los cuerpos de seguridad del estado,  mantuvieron una reunión en la que explicaron cómo, además de tener todo el operativo en funcionamiento, están elaborando una inteligencia policial para obtener un análisis de criminalidad basado en estadísticas que les van a servir para reforzar los puntos conflictivos y las zonas por franjas horarias de mayor incidencia. También, la puesta en funcionamiento de la aplicación Alertcops que geolocaliza el punto de la agresión.  

A nivel provincial, el Colegio de Médicos de Cádiz informó (COMCADIZ) de la actualización del protocolo para que los colegiados sepan cómo actuar tanto ante una situación de amenaza o agresión como frente al supuesto en que la agresión se haya consumado. Mantener una distancia de seguridad, alertar al compañero, acudir a otro facultativo para que valore su estado tras la agresión y ponerse en contacto con el Colegio de Médicos son algunas de las principales recomendaciones que el profesional debe observar de cara a evitar o paliar las consecuencias de la agresión o, si fuera necesario, a la hora de cursar con las máximas garantías la correspondiente denuncia. “Ante una agresión es habitual que el profesional tenga una sensación de desamparo o de fragilidad emocional que puede aflorar incluso al cabo del tiempo y no inmediatamente después de producirse la agresión. Desde el COMCADIZ enviaron el mensaje de que ante la agresión, no está solo".

El Colegio de Médicos de Córdoba registró en 2017 el 11% de las agresiones andaluzas, pero, por otro, ha incrementado más del doble el número de agresiones sufridas, ya que ha pasado de cinco en 2016 a 11 en el pasado año.

Asimismo, se aprovechó la ocasión para recordar que, desde el Observatorio de Agresiones de la OMC, se está pidiendo que las amenazas, insultos e injurias sean considerados delitos al mismo nivel que las agresiones físicas y que, por tanto, se juzguen como atentado a la autoridad y, de hecho, se está trabajando con una sentencia en la que una jueza ya  lo ha argumentado así”. Otra de las medidas defendida desde el Colegio de Médicos de Córdoba, es la consideración de autoridad del médico también cuando ejerce su profesión en el ámbito privado, al opinar que el acto médico es igual en el sistema público y en la consulta privada”. Por otra parte, se indicó que la prevención también es importante. y se incidió en la sobrecarga asistencial que sufren los profesionales. Disponer de más medios y recursos, sobre todo humanos, ayudaría a evitar esos condicionantes que no benefician en nada la atención médica, a juicio de la entidad cordobesa. 

Mientras, desde el Colegio de Médicos de Huelva, se lamentó que haya muchos profesionales, sobre todo de las zonas rurales, que no denuncian los casos por miedo a represalias y por la proximidad que hay en estos lugares entre los facultativos y los usuarios. Al igual que sucede en otras zonas del país, la mayoría de las agresiones se dan en Atención Primaria provocadas, la mayoría por pacientes. Desde la entidad colegial onubense se pidió"tolerancia cero" ante estas actuaciones y "más medidas de protección y prevención" para garantizar el ejercicio seguro de la atención sanitaria.

Según los datos ofrecidos por el Colegio de Médicos de Málaga, en 2017 se registró en la provincia un total de 27 agresiones, dos más que en 2016. Esta cifra corresponde a aquellos colegiados que han acudido a laAsesoría Jurídica pero no dudan que son muchos más.  De los 27 casos, 15 fueron a mujeres y 12 a hombres. De las mujeres, el tramo de edad en el que se concentran la mayor parte de los casos es el comprendido entre los 36 y los 45 años. En los hombres, es el de 56 a 65. La mayoría de las agresiones se dan en el sector público aunque aparecen las primeras en el privado (3 de las 27). El ámbito mayoritario en el que se dan las situaciones violentas es en Atención Primaria (hombres) y hospitales (mujeres).

Los agresores insultan a los médicos (8 casos) mientras que agreden con lesiones a las médicas (6 casos). Con respecto a las sentencias, ya hay 7 de los casos de 2017 y todas son condenatorias para el agresor, según los datos ofrecidos por el Commálaga.
 
Por su parte, el Colegio de Médicos de Sevilla tramitó en este último año, 15 agresiones a médicos de los que 10 se han producido a doctores y 5 a doctoras, la mayoría de ellas en el ámbito de la Atención Primaria. También  ha aumentado el número de casos en la  sanidad privada que antes eran esporádicos. En cuanto a las lesiones producidas a los doctores y doctoras la mitad han sido daños físicos y la otra mitad daños psíquicos.
 
También, se recordó la figura del Interlocutor Sanitario Provincial de las distintas fuerzas de seguridad del Estado, tras el convenio firmado recientemente entre los Colegios Médicos y el Ministerio del Interior para luchar conjuntamente y con protocolos previamente establecidos contra las agresiones a los profesionales sanitarios.
 
Aragón
 
Los Colegios profesionales de Médicos (Comz) y de Enfermería (Ocez) de Zaragoza quisieron sumar fuerzas para solicitar medidas contra la problemática de la violencia sobre los profesionales. Ambas instituciones quisieron concienciar a la sociedad en general sobre este grave problema.
 
Recordaron también que, además de ser un problema de violencia en sí mismo, conlleva las agresiones y actitudes violentas o coactivas atentan directamente contra la dignidad y los derechos de los trabajadores, constituyendo un riesgo para la eficiencia y pudiendo influir negativamente en la calidad de la práctica profesional. 
 
Para abordar esta situación, las entidades zaragozanas señalaron que es fundamental una mayor colaboración institucional e implicación de las Administraciones públicas. En ese sentido, se ha pedido a la Consejería de Sanidad, que lleve a cabo un registro único que incluya toda la información sobre agresiones. Además, se ha reclamado que el reconocimiento como autoridad de los profesionales sanitarios tanto la agresión se produce en el ámbito público como en el privado.
 
Además, se instó a que se ponga en marcha de forma efectiva en Zaragoza la nueva figura del Interlocutor Policial Sanitario (reflejada en la Instrucción 3/2017 de la Secretaría de Estado de Seguridad) y que ya está operativa en otras provincias.
El Colegio de Médicos de Zaragoza, por medio de su observatorio de agresiones ha registrado tres agresiones en la provincia de Zaragoza durante el año 2017, el año pasado fueron siete. Se trata de tres agresiones a tres doctoras menores de 55 años, que se produjeron en el ámbito público (Atención Primaria y Hospitalaria).
 
Baleares

El Observatorio de Agresiones del Colegio de Médicos de Baleares (Comib) registró 14 agresiones a médicos durante 2017, lo que triplica el dato del año anterior. En concreto, 4 de estas agresiones fueron de tipo físico con resultado de lesiones y el resto sufrieron amenazas e insultos. El año 2016 se registraron 4 casos de agresiones. De este modo, la incidencia acumulada de agresiones a médicos en 2017 es del 2,48 por cada mil colegiados en Balears, por encima de la media nacional, del 2,05 por cada mil colegiados.

De los casos registrados, el 43% se sitúan en la franja de edad de los 36 a los 45 años y el 36% en la de 46 a 55 años. El 85 % de los agredidos sufrió los ataques en el sector público y el 15% en el privado. El Comib, a través de sus servicios jurídicos, se ha personado como acusación particular en 7 casos.
 
Canarias
 
El Colegio de Médicos de Las Palmas y la Policía Nacional presentaron la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario que, como explicaron, “aporta una seguridad y confianza innegables para los profesionales”. Para ello se está elaborando un mapa sanitario de peligrosidad en Canarias y así vigilar de cerca incidentes en servicios de urgencias, centros de salud y hospitales. 
 
La entidad colegial canaria aseguró estar muy preocupadoa con las agresiones a médicos,  y aportó todo su apoyo a cada colegiado agredido. La Institución puso en marcha el número 928 360 012, activo las 24h, los 7 días de la semana, los 365 del año, de asistencia del Colegio contra agresiones a médicos.
 
En Las Palmas, dos tercios de los profesionales que reciben una agresión son mujeres, esto es el 64%. La edad media de los médicos agredidos es de 43 años y ejerce mayoritariamente en el ámbito de Atención Primaria. 
 
Cantabria
 
El Colegio de Médicos de Cantabria contabilizó durante el año 2017 un total de doce agresiones a profesionales de la sanidad regional, es decir, cuatro más que en el año anterior. En el último año el porcentaje de agresiones ascendió a doce colegiados, cuatro hombres (33%) y ocho mujeres (67%), correspondiendo el mayor número de agresiones a las colegiadas comprendidas entre los 36 a 45 años. De las doce agresiones registradas en el Colegio, todas fueron en el ámbito del sector público.
 
Dentro del sector público, el mayor número de agresiones se registró en los hospitales (34%), seguido de las urgencias de Atención Primaria (33%) en Atención Primaria, (25%), y en Urgencias de Hospitales (8%). Resaltando que en el cómputo de las urgencias en los hospitales, el 100% fueron las mujeres las agredidas. Por tipología de los agresores, el 67% fue el propio paciente y el 33% los agresores fueron los familiares, correspondiendo un 58% a amenazas, un 34% a insultos y un 8% a lesiones. Estas últimas, todas ellas fueron a hombres. Con relación a la causa de las agresiones, el 58% fue por discrepancias con la atención médica y el resto (a partes iguales) por discrepancias personales, en relación con Incapacidad Temporal, no recetar lo propuesto por el paciente y por el mal funcionamiento del centro, necesitando la baja laboral un 17% de los profesionales agredidos.
 
En este marco, el Colegio de Médicos celebró una Jornada contra las agresiones a los profesionales sanitarios que contó con la presencia de los dos Interlocutores Policiales designados para la Comunidad Autónoma, el comandante de la Guardia Civil, César Vázquez y la Policía Nacional de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, la inspectora Marta Carbajo. Asimismo, también asistieron la directora general de Ordenación Sanitaria del Gobierno de Cantabria, María Antonia Mora y Javier Hernández de Sande y Mariangeles Herrera Puente, presidente y secretaria del Colegio de Médicos respectivamente y los miembros de la Asesoría Jurídica de la institución colegial, María Alvarez y Gabriel Rodríguez.
 
Castilla-La Mancha
 
El Colegio de Médicos de Ciudad Real se sumó también a esta celebración.  Entre las acciones que llevó a cabo la institución colegial figura la inclusión el lazo dorado con el que está simbolizado este día en las redes sociales y en la web colegial; se ha colocado un cartel en la fachada de la sede colegial, y se ha enviado a todos los hospitales y centros de salud de la provincia carteles con el lazo dorado y el lema de esta efemérides, instando a los gerentes y coordinadores médicos a participar en esta campaña.
 
De los datos resultantes de una encuesta interna de la entidad colegial se desprende que:  por sexo, han agredido a 20 hombres y 20 mujeres, 51% y 49% respectivamente. En 2015 el 49% de agresiones fueron a mujeres y el 51% a hombres; sólo uno de los agredidos ejercía en la actividad privada, frente al 4% del año anterior; por rango de edad, al igual que el año anterior, hay más agresiones en la franja de 36 a 45 años, con 14 agresiones, seguidas de la franja de 56 a 65 años; igual que el año anterior, sigue siendo en Atención Primaria donde se concentra el mayor número de agresiones, con 26 casos; respecto a la tipología del agresor, un 32,2% de los agresores eran familiares y otro 25% pacientes no programados, en la línea de años anteriores.. En el año anterior un 34% eran familiares. un 87,5% de las agresiones fueron verbales, frente al 91% del año anterior y un 7,5% físicas y verbales; no recetar el medicamento propuesto por el paciente y las discrepancias con la atención médica, seguido muy de cerca del tiempo en ser atendido, son las principales causas de agresión, con 13, 13 y 11 casos respectivamente; en el 92,5% de los casos no recibieron asistencia médica y tan solo un 2% precisó baja laboral; y el 37,5% de los agredidos denunció los hechos.
 
El registro del Colegio de Médicos de Guadalajara (ICOMGU) recoge tan solo dos agresiones, aunque, se insistió en que las cifras no reflejan la realidad, asegurando tener conocimiento de hasta ocho agresiones a lo largo de 2017 "y estamos seguros de que el número de agresiones es mucho mayor", según el ICOMGU, que recordó la necesidad de que todos aquellos profesionales sanitarios que sufran algún tipo de amenaza o agresión física o verbal en su trabajo deben denunciar tanto en la Policía Nacional o la Guardia Civil como ponerlo en conocimiento del sescam y el ICOMGU. Durante la rueda de prensa, Paloma Longinos, médico de AP agredida verbalmente en enero relató su experiencia con el objetivo de concienciar a sus compañeros de la necesidad de denunciar y perder el miedo a hacer públicas este tipo de situaciones. 
 
En Toledo, el Colegio de Médicos alertó de que la tendencia a las agresiones desde 2010 va en aumento, ya que en ese año se produjeron un total de nueve, según se señaló en rueda de prensa, la mayoría de las agresiones se producen en centros de ámbito público, el 96 por ciento, frente al 4 por ciento que se produce en centros privados. Según el ámbito de ejercicio, el 48 por ciento se produce en el servicio de Urgencias de Atención Primaria; el 44 por ciento en Atención Primaria; el 4 por ciento en el Hospital y otro 4 por ciento en el servicio de Urgencias hospitalarias.
 
Cataluña
 
En Cataluña, el Colegio de Médicos de Tarragona registró, durante 2017, hasta cincuenta agresiones a los médicos de sus comarcas, cifra que supuso un descenso del 41% respecto al año 2016, cuando se contabilizaron 70 agresiones. De estos incidentes, el 66% han afectado el género femenino, mientras que el 34% han implicado el masculino. Así lo muestra un informe elaborado por el Colegio con los datos proporcionados por los diferentes proveedores sanitarios. Como en años anteriores, la mayoría de los episodios han sido verbales y no consta a esta corporación que haya habido ninguna denuncia que haya llegado a nivel judicial. 
 
Según otros datos de dicha entidad colegial,  en el conjunto del personal sanitario han aumentado las incidencias en un 23, 58%.  Mientras que el año 2016 se registraron 195, el año 2017 la cifra ascendió hasta 241. Por centros, en la Fundación Sant Pau i Santa Tecla se produjeron 32 agresiones -25% a hombres y 75% a mujeres-, en el grupo Sagessa se registraron 129, donde el 79,1% fueron a mujeres y el 20,9% a hombres. Respecto a los centros del ICS en el Camp de Tarragona, se registraron 95 situaciones de violencia, donde el 84,2% de los incidentes fueron a mujeres.  En el Pius Hospital de Valls se registraron cuatro agresiones verbales a mujeres.
 
Comunidad Valenciana
 
En la Comunidad Valenciana, el Colegio de Médicos de Castellón (Comcas) valoró positivamente el descenso de las denuncias por las cinco agresiones al personal sanitario registradas en 2017,  una menos que en 2016.  Si bien se mantiene la tendencia descendente en cuanto al número de agresiones, sigue preocupando que como el año pasado las cinco fueran contra doctoras. Ello, hace preciso redoblar las campañas de sensibilización y educación para hacer ver a los ciudadanos que los médicos son profesionales que cuidan por su salud y deben ser respetados. El Comcas recuerda que estas cifras no representan la totalidad de agresiones que se producen en la provincia, sino solo las que denuncian los facultativos en el Colegio de Médicos, habida cuenta que también se pueden formular denuncias ante la Administración.
 
Por su parte, el Colegio de Médicos de Valencia informó de que han aumentado un 25% los casos de agresiones en el ejercicio 2017 respecto al anterior, computándose un total de 24 casos. De los cuales 5 corresponden a insultos, 15 a amenazas graves y 4 supusieron lesiones físicas. Respecto a periodos anteriores, en el año 2014 se registraron 10 casos de agresiones y desde ese momento, coincidiendo con la atribución del médico como autoridad pública en Ley Valenciana de Salud, se contabilizaron 12 agresiones en 2015 y 18 episodios violentos en el año 2016 en la provincia, según los registros colegiales.
 
Desde el Colegio de Médicos de Valencia se indicó que pese al aumento de la concienciación en la interposición de denuncias, las cifras expuestas no representan la totalidad de agresiones que se producen en la provincia de Valencia, sino las que denuncian los facultativos en el Colegio de Médicos. Asimismo, consideran que se producen muchas más agresiones de las denunciadas. Por ello, animan a todos los galenos a poner en conocimiento del Colegio cualquier tipo de agresión ya sea verbal, física y de carácter intimidatorio.
 
Asimismo, en colaboración con Delegación del Gobierno está previsto el desarrollo de cursos impartidos en su sede por expertos en seguridad, para que los médicos conozcan herramientas y protocolos que les permitan evitar este tipo de incidentes, o saber qué hacer ante situaciones de riesgo para minimizar las consecuencias. Además,esperan que la implantación del interlocutor policial territorial sanitario suponga una mayor coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con centros sanitarios y Colegio profesional para ponerle freno al aumento continuado de las agresiones a médicos en la provincia de Valencia.
 
Las imágenes del Día Nacional Contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario se pueden visualizar a través del album de Flickr OMC