Martes, 15 Octubre 2019

Viernes, Día Mundial Sin Tabaco

Los cardiólogos lanzan una campaña para poner freno al tabaquismo

La Fundación Española del Corazón (FEC) ha presentado 'Hoy decido no fumar', una campaña que tiene como poner freno al tabaquismo a través de la concienciación y "sin que resulte abrumador". Así, publicarán cada día en redes sociales un mini vídeo motivacional con un mensaje creativo distinto que anime a no fumar durante 24 horas, con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra este viernes 31 de mayo

Madrid 27/05/2019 medicosypacientes.com
El tabaco causó más de 56.000 muertes en España
"Pensar en dejar de fumar para siempre puede abrumar al fumador, pero decidir no fumar durante un día es un reto asequible", explica Mª Rosa Fernández Olmo, miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), vocal del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) en representación de la FEC y una de las responsables de la iniciativa, que se lanza con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra este viernes 31 de mayo.
 
Además, dentro de esta campaña, la FEC anima a la población a sumarse a esta campaña, compartiendo en redes sociales una fotografía o vídeo, rompiendo un cigarrillo, e incluyendo el 'hashtag' oficial, '#HoyDecidoNoFumar'. A diferencia de otras iniciativas, esta va también dirigida a aquellos que no se han planteado hasta ahora dejar de fumar. "Pretende ayudar con el primer y más importante paso antes de dejar el hábito: la toma de la decisión", explican.
 
"Decidir dejar de fumar no es sencillo, pero es fundamental tenerlo muy claro para no bajar la guardia y recaer al cabo de un tiempo. Un problema serio, el estrés o una celebración no pueden ser justificaciones para volver al tabaquismo", apunta el presidente de la FEC, Carlos Macaya.
 
El tabaquismo es un factor independiente de riesgo de la mayoría de las enfermedades cardiovasculares, "multiplicando por dos o hasta por tres el riesgo de infarto de miocardio, ictus y arteriopatía periférica", detallan los cardiólogos. Además, es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares después de la hipertensión arterial.
 
El tabaco causó más de 56.000 muertes en España 
 
El consumo de tabaco causó en los españoles mayores de 34 años un total de 56.122 muertes en 2016, de las cuales un 55 por ciento fueron por cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias, según estimaciones del Grupo de Trabajo sobre Tabaquismo de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE). 
 
De acuerdo con los primeros datos de un trabajo que publicarán próximamente, la mitad de esta mortalidad se asoció al cáncer de pulmón y a la EPOC (24.244 muertes en hombres y 4.433 en mujeres). Independientemente de la edad y del sexo, el cáncer de pulmón es la patología a la que se atribuyó mayor mortalidad por consumo de tabaco (15.214 muertes en hombres y 3.020 en mujeres).
 
Los resultados se han avanzado con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra este viernes 31 de mayo, en el que recuerdan que esta sustancia es la principal causa de cáncer de pulmón y de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), además de un importante factor de riesgo de bronquitis, neumonía, gripe, tuberculosis y de exacerbación de crisis asmáticas.
 
La Sociedad Española de Epidemiología apunta también que una de cada cuatro muertes por cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias, atribuidas al consumo de tabaco, fueron prematuras, es decir, antes de cumplir 65 años.
 
Por eso, desde el Grupo de Trabajo de Tabaquismo hacen un llamamiento para que se tomen medidas que logren la erradicación del consumo de tabaco en España, que reduciría "hasta en un 80 por ciento la mortalidad por cáncer de pulmón y EPOC", según sus cifras. Recuerdan, asimismo, que la medida más eficaz para mejorar la salud pulmonar es reducir el consumo de los productos que contienen tabaco y proteger de su exposición a terceras personas, principalmente si se trata de niños o personas vulnerables (aquellas que están enfermas, son muy mayores, etc.)
 
La SEE habla de "epidemia" de tabaquismo y pide la "plena aplicación" del Convenio Marco para el Control del Tabaquismo de la Organización Mundial de la Salud, con políticas como monitorizar el consumo de tabaco; proteger a la población del humo del tabaco; ofrecer ayuda para dejar de fumar; advertir acerca de los peligros del tabaco; hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio; y aumentar los impuestos del tabaco.
 
También hacen referencia a otras iniciativas no gubernamentales, generadas por la sociedad civil, para fomentar el avance hacia una sociedad sin tabaco. Entre ellas, prohibir el consumo de tabaco en lugares públicos y privados (parques, estadios deportivos, playas, etc.) para reducir la visibilidad del tabaquismo en la sociedad y fomentar un modelo de sociedad más saludable. Para la SEE, estas propuestas son "clave para una generación futura libre de tabaco".