Jueves, 19 Septiembre 2019

Atención enfermo terminal

La Sociedad de Medicina Interna pone en marcha un Grupo de Trabajo de Cuidados Paliativos

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha puesto en marcha un Grupo de Trabajo de Cuidados Paliativos con el objetivo de intentar promover en los Servicios de Medicina Interna una atención sanitaria específica a los pacientes en situación de enfermedad terminal y avanzada

 

Madrid 01/06/2017 medicosypacientes.com
Según la edición 2014 del Informe de la situación actual en cuidados paliativos en España, los cuidados paliativos presentan numerosos déficits en la calidad, cantidad y disponibilidad de los recursos accesibles para el paciente terminal y sus allegados. Aproximadamente el 50 % de los pacientes no tuvo acceso a los cuidados paliativos cuando lo precisó “algo que a estas alturas resulta inaceptable. Nuestro sistema sanitario es uno de los mejores del mundo, pero en esta cuestión aún hay mucho que mejorar”, subrayó el Dr. Benjamín Herreros, coordinador del Grupo de Trabajo de Bioética de la SEMI.
 
Tan solo dos comunidades autónomas, La Rioja y Cataluña, presentan un ratio idóneo de cobertura de cuidados paliativos, con una unidad de cuidados paliativos por cada 80.000 habitantes. El resto de Comunidades presentan déficits cuantitativos de recursos de mayor o menor cuantía. “Por otra parte, si analizamos la calidad de los planes autonómicos de cuidados paliativos, no están actualizados ni son coherentes con la Estrategia de Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud”, añadió este internista.. 
 
“Esta escasez de recursos –apuntó este experto- no se puede justificar por motivos económicos, porque aumentar los recursos de cuidados paliativos supone realmente un ahorro al evitar ingresos, al disminuir las estancias hospitalarias y el uso de pruebas o de medicación innecesarias. Los cuidados paliativos bien realizados son claramente coste-eficientes para el sistema sanitario”.
 
Para mejorar la situación de los cuidados paliativos en España, el Dr. Herreros señaló que en primer lugar, se deben mejorar los cuidados paliativos para los pacientes que no poseen apoyo social ya que, para atender en el domicilio a los enfermos terminales, la mayor parte de los equipos de paliativos necesitan apoyo en el entorno del paciente. Por otro lado, hay zonas de España en las que, por sus características geográficas o demográficas, los cuidados paliativos son menos accesibles, sobre todo zonas rurales y poco pobladas, donde apenas hay soportes de paliativos a domicilio o, si los hay, tienen mucha menos accesibilidad que la que tienen en las grandes ciudades. 
 
En último lugar, es preciso avanzar en la atención al enfermo terminal no oncológico, con frecuencia infradiagnosticados como pacientes terminales. “Resulta mucho más difícil etiquetar como enfermo terminal al enfermo con insuficiencia cardíaca, EPOC o con cirrosis en sus últimas fases, que a los enfermos oncológicos terminales. Muchas veces esto es responsabilidad de los médicos, que no poseemos una adecuada formación sobre cuidados paliativos; pero en otras ocasiones es la propia Administración, que no se ocupa adecuadamente de estos enfermos, y les hace vagar por el sistema sanitario sin una atención de calidad: global e individualizada”, aseguró.
 
Profesionales y pacientes analizarán estas y otras cuestiones en el marco de las IV Jornadas de Grupos de Trabajo de Bioética, que se celebran a partir de hoy viernes, organizadas por el Grupo de Trabajo de Bioética de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), en colaboración con el Instituto de Ética Clínica Francisco Vallés - Universidad Europea (UE).