Domingo, 5 Abril 2020

Inclusión social

La Fundación A LA PAR mantendrá su Centro de Día para personas con discapacidad intelectual y enfermedad mental

La Fundación A LA PAR renueva con la Comunidad de Madrid el contrato que permite la prestación de los servicios de su centro de día DIEM. Un proyecto que atiende a personas con discapacidad intelectual que presentan además alteraciones graves de conducta y/o salud mental. Era el propio Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid el que comunicaba este miércoles 25 de marzo la aprobación de los 617.000 euros con los que está dotada dicha partida

Madrid 26/03/2020 medicosypacientes.com
Este apoyo hace posible la conservación de las 20 plazas de asistencia con las que cuenta DIEM por un contrato por dos años que se extiende entre el 1 de septiembre de 2020 y el 31 de agosto de 2022 (308.500 euros/año) Plazas destinadas a atender a usuarios con un grado de discapacidad igual o superior al 33% que presentan además problemas de salud mental, y en un rango de edad de entre los 18 y los 40 años.
 
La Fundación A LA PAR se congratula de esta feliz noticia en medio de semanas tan duras para el conjunto de la sociedad española -y mundial- y aplaude el compromiso del Gobierno de la Comunidad de Madrid con los más vulnerables en semanas de tanta incertidumbre.
 
El Centro de Día DIEM, de Fundación A LA PAR, nace en 2005 en el seno de la entidad como una unidad pionera en España para la atención diaria de personas con discapacidad intelectual que además presentan alteraciones graves de conducta o de salud mental. A lo largo de estos 15 años, su vocación ha sido y sigue siendo la de favorecer su desarrollo en las mejores condiciones de autonomía y calidad de vida.
 
Una labor sin descanso, hacia los más vulnerables, en tiempos de coronavirus
 
En las últimas semanas -tras el estallido de la pandemia del coronavirus y las posteriores medidas de confinamiento adoptadas por el Ejecutivo- ese ha sido, con más esfuerzo si cabe, su cometido. Los usuarios del Centro de Día de la Fundación, así como sus familias y cuidadores, necesitan más que nunca ese acompañamiento terapéutico que realiza el equipo de DIEM para mantener su estabilidad emocional: labor más meritoria aún estos días en los que se han visto forzados a poner en marcha alternativas de teleasistencia.
 
El ingenio se agudiza en situaciones límite como la que atravesamos y en eso DIEM no ha sido una excepción. Lejos de detener su actividad y muy consciente de lo delicado de la situación que atravesamos, el Centro de Día de Fundación A LA PAR, un equipo humano de 9 personas, ha redoblado sus esfuerzos durante esta crisis implementando soluciones como las reuniones virtuales de equipo a través de aplicaciones como Zoom y ofreciendo soporte psicoterapéútico mediante videollamada vía WhatsApp o Skype.
 
“Las personas con discapacidad intelectual que presentan además enfermedad mental son un colectivo muy sensible en el cambio que suele presentar una mayor dificultad para entender una situación de crisis y dar salida a sus emociones de una manera positiva para ellos y su entorno. Por ello requieren un extra de apoyo para afrontar dificultades sobrevenidas como esta en la que nos encontramos por ejemplo, a raíz de la pandemia del COVID-19. Su bienestar y que puedan encontrar la estabilidad que necesitan depende de ellos mismos y del trabajo que desarrollamos todos los que estamos a su alrededor.”, explica Jorge López Palomo, Coordinador de DIEM.
 
Por todo ello, es de celebrar que cuando se desata una alerta sanitaria que desbordaría a cualquier administración, el Gobierno de Madrid se vuelque en la atención de colectivos vulnerables. Noticias como ésta espolean a la Fundación A LA PAR a continuar con su labor social en el futuro con mayor confianza y entusiasmo.
 
Sobre la Fundación A LA PAR
 
La Fundación A LA PAR trabaja con las personas con discapacidad intelectual por sus derechos y su participación en nuestra sociedad. Cree que así será más rica y diversa.  En torno a esta misión, la Fundación ha crecido tanto en número de servicios como de personas atendidas, unas mil en la actualidad, y emplea a casi 400.
 
Diseña apoyos allá donde la persona con discapacidad intelectual encuentra barreras para su participación: educación, empleo, vivienda, ocio, deporte, sanidad, justicia… Busca también promover una sólida red de puentes en todos los ámbitos de la sociedad para que las personas con discapacidad intelectual estén cada día más involucradas en ella.
 
Creada en 1948, su trayectoria en estos años la convierte hoy en un referente, nacional e internacional, en el ámbito de la discapacidad intelectual. Su mayor aval son estos más de 70 años de ejemplaridad y compromiso con la dignidad de las personas. Lucha por un mundo mejor: está convencida de que es un ideal alcanzable.