Miércoles, 20 Marzo 2019

En el Colegio de Médicos de Navarra

La FPSOMC entrega el "Premio Jesús Galán" al ingeniero navarro Guillermo Pérez

El Colegio de Médicos de Navarra acogió ayer el acto de entrega del 'Premio Jesús Galán 2018' de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) que ha sido otorgado a Guillermo Pérez Fidalgo, ingeniero en Tecnologías Industriales por su expediente académico con 8 matrículas de honor

Pamplona 05/03/2019 medicosypacientes.com/ S. Guardón
Doctores Serafín Romero, Rafael Teijeira, José Mª Rodríguez junto al premiado y su familia y la directora técnica de la FPSOMC, Nina Mielgo
El encuentro contó con la participación del Dr. Serafín Romero, presidente de la FPSOMC, Dr. José Mª Rodríguez Vicente, secretario general de la FPSOMC; Dr. Rafael Teijeira, presidente del Colegio de Médicos de Navarra; y Fernando Domínguez Consejero de Salud de Navarra.
 
Estos premios pretenden reconocer y premiar el trabajo y la dedicación al estudio académico que realizan los huérfanos de médicos protegidos por la Fundación, tanto en el grado de Medicina como en otras carreras superiores como es el caso de Guillermo Pérez, actualmente cursa su segundo año de máster de Ingeniería Industrial en Bélgica. Estos premios están dotados en 5.600 euros cada uno.
 
Tras la entrega del galardón, el presidente de la Fundación, el Dr. Serafín Romero, resaltó la labor de protección social que lleva a cabo la FPSOMC cada año atendiendo a cerca de 3.000 beneficiarios. "Labor que es posible gracias al compromiso solidario de todos los médicos españoles para proteger y ayudar a sus propios compañeros y familias cuando éstos se encuentran en situaciones difíciles y de especial vulnerabilidad".
 
Tras hacer un breve repaso por su historia, reconoció el esfuerzo del premiado: “Hoy la solidaridad de todos los médicos la que creó y mantiene la Fundación pone rostro. Hoy todos nos sentimos orgullos por tus valores”.
 
Expresó que estos premios son consecuencia de aportaciones voluntarias de los médicos que permiten que hijos de compañeros estudien.
 
El Dr. José Mª Rodríguez Vicente fue encargado de hablar de la naturaleza de los premios y de la lectura del Acta de los mismos. "En mayo de 1.980, el entonces Patronato de Huérfanos instauró estos premios en memoria de la actuación del doctor Jesús Galán, un médico que había dedicado 26 años de esfuerzo a dicho patronato”, explicó. 
 
Estos galardones destacan entre las ayudas educacionales prestadas por la Fundación para la Protección Social de la OMC, “reconociendo cada año los mejores expedientes académicos entre sus graduados a propuesta de los diferentes Colegios Oficiales de Médicos provinciales”, dijo el Dr. Rodríguez Vicente.
 
Por su parte, el Dr. Rafael Teijeira puso en valor la labor de la Fundación que “es de todos los médicos y ayuda a todos los médicos”. Tal y como explicó, su misión es “cuidar a los profesionales y sus familias que tienen situaciones complejas a través de una serie de ayudas”.  Una ayuda que, según dijo, “hoy es por razón de mérito -por el premiado Jesús Galán- y como has reconocido por el valor de esfuerzo que te inculcaron tus padres”.
 
También matizó que estas ayudas son posibles gracias a las aportaciones solidarias que de forma voluntaria realizan los médicos para ayudar a sus propios compañeros.
 
Tras recibir el premio Guillermo Pérez Fidalgo agradeció a la Fundación porque este reconocimiento a su expediente académico “es la punta de iceberg de todas las ayudas que hemos recibido de la FPSOMC tanto mis hermanos como yo cuando falleció mi padre. Gracias a todos los que aportáis voluntariamente”.
 
En su intervención, valoró "de forma muy positiva la tarea de la Fundación" porque el apoyo "a los estudios y la ayuda con los trámites que ofrecen, en momentos difíciles para una familia, son extraordinarios".
 
Finalmente, agradeció este premio a sus familiares y amigos. “Este premio nace del ambiente de esfuerzo, superación y el gusto por el trabajo bien hecho que me enseñaron mis padres, ambos médicos, y, en concreto, por el cariño y fuerza de mi madre”, subrayó.
 
Fundación para la Protección Social de la OMC
 
Durante un siglo, la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial ha encauzado la solidaridad de todos los médicos españoles para proteger y ayudar a sus propios compañeros y familias cuando éstos se encontraban en situaciones difíciles y de especial vulnerabilidad social. 
 
Con el objetivo de atender y dar respuesta, complementariamente al sistema público, a los miembros de la profesión médica y a sus familias, destina más de 14 millones de euros para ayudar a cerca de 3.000 beneficiarios que forman parte de la Fundación en toda España. 
 
Su labor se articula a través de los Colegios Oficiales de Médicos de cada provincia y su actuación se centra en todas las necesidades que el médico pueda llegar a experimentar en materia de protección social. Para ello, propone líneas de ayudas y prestaciones en educación (destinadas a huérfanos de médico), discapacidad y dependencia, conciliación (teleasistencia domiciliaria, ayuda a domicilio, servicio de respiro, residencias de mayores, etc.), prevención, protección y promoción de la salud del médico (PAIME), o prestaciones para la Autonomía Personal en el Hogar, entre otros.