Martes, 11 Agosto 2020

Hoy, Día Mundial de Toma de Conciencia Vejez

La FPSOMC en defensa de las personas mayores, un colectivo especialmente vulnerable

La Fundación para la Protección Social de la OMC (FPSOMC) se suma hoy a la celebración del Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez para denunciar el maltrato de las personas mayores, un problema social mundial que afecta la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en todo el mundo, y para promover acciones de prevención y favorecer la protección social de este colectivo especialmente vulnerable, en muchas ocasiones, en situación de indefensión

Madrid 14/06/2016 medicosypacientes.com/S.G.
Se estima que entre el 4% y el 6% de las personas mayores de todo el mundo han sufrido alguna forma de abuso y maltrato.
La población mundial de las personas de 60 años o más será más del doble, de 542 millones en 1995 a alrededor de 1.200 millones en 2025, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se estima que entre el 4% y el 6% de las personas mayores de todo el mundo han sufrido alguna forma de abuso y maltrato.
 
El maltrato de las personas de edad puede llevar a graves lesiones físicas y tener consecuencias psicológicas a largo plazo. Los malos tratos a las personas de edad se prevé que aumentarán dado que en muchos países el envejecimiento de la población es rápido.
 
La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 66/127 Documento PDF, designa el 15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Representa el día del año cuando todo el mundo expresa su oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a algunas de nuestras generaciones mayores.
 
El maltrato y la negligencia hacia las personas mayores es un problema social sustancial abordado en numerosos foros institucionales, científicos e incluso de Ong’s y sociedad civil, y que el IMSERSO promueve desde hace años la colaboración con la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), con el fin de abrir una línea de contribución al estudio de las situaciones de maltrato hacia las personas mayores, haciendo hincapié en la investigación y validación de instrumentos de detección e intervención en situaciones de violencia. 
 
De su colaboración mutua han sido fruto las publicaciones “Vejez, negligencia, abuso y maltrato. La perspectiva de los mayores y de los profesionales” y “Malos tratos a personas mayores: guía de actuación”.
En ambas guías se recoge que el maltrato hacia las personas mayores puede tener lugar en diferentes ámbitos: comunitario, institucional, sociedad, etc. 
 
Tanto el IMSERSO como la SEGG recogen el término “maltrato a personas mayores” como una categoría que incluye todos los tipos de maltrato o de comportamiento abusivo hacia las personas mayores. Este maltrato puede ser una acción u omisión, intencional o no intencional, de uno o más tipos: físico, psicológico/emocional, sexual, económico, negligencia, autonegligencia, abandono y violación de los derechos, que provoca un sufrimiento innecesario, lesiones, dolor, pérdida o violación de los derechos humanos y una disminución en la calidad de vida.
 
En esta línea, ambos organismos aseguran que los profesionales de Atención Primaria tienen una oportunidad única para identificar e informar del maltrato a personas mayores, por ello solicitan que es necesario formar a las personas que trabajan en este ámbito para ayudarles a detectar, evaluar e intervenir, ya que según consideran, se encuentran en una posición privilegiada para la detección del maltrato a mayores al ser las únicas personas externas a la familia con la posibilidad de ver a la persona mayor de forma regular, pudiendo establecer con las personas mayores y sus familias una relación de confianza, que les permitan obtener la información necesaria para reconocer el maltrato y negligencia potencial e intervenir antes de que éstas se produzcan. 
 
Asimismo, la Organización Mundial de la Salud ha reconocido la necesidad de establecer una estrategia global para prevenir el maltrato a personas mayores. La Unidad de Envejecimiento y Curso de la Vida (ALC) de la OMS ha trabajado en el campo del maltrato a los mayores desde principios del año 2000.
 
A estos esfuerzos se suma la FPSOMC, quien reivindica el respeto a los derechos de las personas mayores y la necesidad de ofrecerles protección social, ya que en muchas ocasiones se encuentran en situación de indefensión y necesitan recursos y ayuda.
 
Además, se une a la celebración del Día Mundial con el objetivo de llamar la atención sobre el problema del maltrato a este colectivo especialmente vulnerable y solicita incluir esta cuestión en la agenda de desarrollo internacional.
 
La Fundación y la protección social de los mayores
 
La Fundación para la Protección Social de la OMC, incorpora a su Programa de Protección Social las directrices de la OMS en materia de envejecimiento activo y ofrece a sus beneficiarios un Catálogo de prestaciones, ayudas y servicios destinados a la mejora de las condiciones de vida del colectivo médico envejecido o sus familiares mayores que presentan diferentes necesidades de atención. Médicos jubilados con recursos insuficientes, discapacitados, huérfanos de médico mayores de 60 años y discapacitados, ayudas facilitadoras de la Conciliación de la Vida Personal, Familiar y Profesional y atención a la dependencia como el servicio de Vive Libre: teleasistencia domiciliaria, de atención en domicilio, de respiro o ayudas mensuales para ingresos en residencias de mayores.
 
En este apartado destaca especialmente la ayuda destinada para ingresos de Urgencia que se realiza en la Residencia Siglo XXI, un centro de cuidado de mayores de la mayor calidad  asistencial, propiedad de la Organización Médica Colegial que consta de diferentes servicios especializados a personas mayores, tanto válidas como asistidas. Este centro proporciona un entorno especial y muy confortable donde puedan vivir con dignidad, independencia, autorrealización, participación y con todos los cuidados que necesitan.
 
La Fundación cuenta además con el Servicio de Atención Social, una plataforma de asesoramiento, información, orientación social y, desde este año también de gestión, en áreas como Mayores y Dependencia, completa los servicios y prestaciones destinadas a este colectivo y que se pueden consultar a través de la página web de la Fundación www.fphomc.es