Miércoles, 20 Marzo 2019

Mañana, Día Mundial Sin Tabaco  

En España, más de un millón de jóvenes entre 16 y 24 años fuma a diario

La Asociación Española Contra el Cáncer (aecc), inauguró, con motivo de la celebración mañana, 31 de mayo, del Día Mundial Sin Tabaco, una jornada de diálogos entre profesionales, entidades y ciudadanos sobre el tabaquismo para abordar los diferentes aspectos de este problema de salud pública que afecta a más de un millón de jóvenes en España

29/05/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 30 de mayo de 2013 (medicosypacientes.com)

El tabaco es la principal causa de muerte prevenible en el mundo que produce el 30% de todas las muertes por cáncer y más de 50.000 muertes cada año en España. Sin embargo, más de un millón de jóvenes, entre 16 y 24 años, fuma a diario en España, provocando que uno de cada tres adolescentes desarrolle una dependencia clínicamente relevante hasta la edad de 35 años.

Por ello, y con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc) ha inaugurado una jornada de diálogo entre profesionales, entidades y ciudadanos sobre el tabaco, y en concreto, en los adolescentes. Un espacio abierto y participativo, llamado Diálogos aecc, en el que se debate, analiza y se da la oportunidad a la sociedad de aclarar dudas y aportar ideas sobre distintos temas de la salud que estén de actualidad.

En la jornada sobre el tabaquismo, se abordó diferentes aspectos del tabaco a cargo de entidades como la Asociación Española de Pediatría, la Fundación Pequeños Pulmones, la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) junto a la aecc.

Actualmente, más de 700.000 niños españoles (728.145), lo que supone un 10,3% de los menores de 14 años, están expuestos diariamente al humo de tabaco en sus hogares. En relación a esta cifra, Juan A. López Andréu, miembro de Asociación Española de Pediatría, ha declarado que "la exposición al humo del tabaco en el hogar es la que mayor importancia sanitaria tiene porque escapa a las medidas legislativas y afecta a la población más vulnerable, la pediátrica".

Isabel Oriol, presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc), también hizohincapié en la necesidad de seguir protegiendo a los menores de las consecuencias del humo del tabaco y para eso "se necesita un cambio cultural que erradique el tabaco de nuestras vidas algo que está empezando a conseguir la actual legislación contra el consumo de tabaco".

En esta misma línea, Alonso Becerril, presidente de Fundación Pequeños Pulmones, quiso señalar que "está más que demostrado que el tabaco es perjudicial para la salud, el problema que hay va más allá, es la falta del modelo en el entorno familiar".

Leandro Plaza, miembro del Comité Ejecutivo de la Sociedad Española de Cardiología, condujo la conversación al ámbito adolescente afirmando que "los riesgos de enfermedades cardiovasculares son cinco veces mayores en los jóvenes que fuman que en los adultos fumadores".

Según la experiencia de Pilar de Lucas, presidenta de SEPAR, la realidad es que hay muchos jóvenes fumadores, afirma que "de los chicos y chicas de entre 15 y 16 años que viven en la Comunidad de Madrid, un 20% fuma ocasionalmente y un 9% a diario" Y muchos de ellos afirman que sus padres saben que fuman.

Juan Jesús Cruz, presidente de SEOM, ha destacado que "el consumo de cigarrillos es la causa principal de cáncer en una persona fumadora y produce aproximadamente el 30% de todas las muertes por cáncer en los países desarrollados. Los fumadores mueren de media 10 años antes que los no fumadores". Así y en base a los patrones actuales de consumo, aproximadamente 450 millones de personas adultas fallecerán por el tabaco entre los años 2.000 y 2.050. Al menos, la mitad de ellas morirán entre los 30 y los 69 años de edad.

No hay que olvidar que la adicción al tabaco es la principal causa evitable de enfermedad y muerte prematura, y se cobra 700.000 vidas al año en la UE, más que las seis siguientes causas juntas: muertes por accidente de tráfico, consumo de drogas ilegales, suicidio, asesinato, sida y accidentes laborales.

La aecc ofrece programas gratuitos de deshabituación tabáquica desarrollados por profesionales especialistas en tabaquismo y un servicio de ayuda a través del consultorio de la página web www.aecc.es.

Con la actual Ley 42/2010 de 30 de diciembre, conocida como la Ley Antitabaco, se ha reducido notablemente la exposición al humo del tabaco en locales públicos, siendo España el país donde se observa el mayor descenso de la Unión Europea con 69 puntos porcentuales.

Por este motivo, Isabel Oriol, presidenta de la aecc y de su Fundación Científica, ha declarado que "La Ley Antitabaco está contribuyendo a un cambio cultural necesario para erradicar el tabaco de nuestras vidas".

La Asociación Española Contra el Cáncer manifiesta su preocupación ante este hecho y se mantiene firme en fomentar la protección de la salud frente al tabaco, mediante la información, la educación y la ayuda a los fumadores que quieran abandonar el hábito y oponiéndose, junto con el 82% de los españoles, a la modificación de la ley para que se permita fumar en casinos y bingos.

La aecc contra el tabaco en jóvenes

Conscientes de que la edad media de inicio del consumo del tabaco se da a los 13,3 años, siendo un año después el comienzo al consumo diario (14,3 años) y dándose las tasas más altas de fumadores a los 18 años, la aecc pone a disposición de los fumadores menores de 21 años la iniciativa "Lo estoy dejando".

Un programa cercano donde se les facilita información sobre el tabaco, las consecuencias de fumar y las estrategias para hacer frente a las tendencias de su entorno mediante un lenguaje cercano, adaptado al público al que se dirige. Ya que, está comprobado que es más fácil dejar de fumar en las primeras etapas que cuando ha pasado más tiempo.

Además, La aecc pone a disposición de la sociedad una aplicación gratuita, Respirapp, dirigida especialmente a todas las personas que han decidido dejar de fumar y que necesitan ayuda durante el proceso.

En la aplicación los usuarios encuentran diferentes apartados de ayuda con los que aprenden a reducir la ansiedad, relajarse, evitar las ganas de fumar, controlar el aumento de peso, prevenir recaídas, etc. Además, reciben notificaciones de apoyo y ánimo e información sobre sus avances.

Igualmente, la aecc pone al servicio de los fumadores una atención más personalizada en formato consulta donde un profesional dará respuesta a sus necesidades., todo por acabar con un mal que tantas vidas se cobra.