Lunes, 27 Marzo 2017

Encuentro con representante de UNODC-ROPAN

El presidente de la OMC pide a los médicos que colaboren en la lucha contra la trata de personas

El presidente de la OMC, el Dr. Rodríguez Sendín, ha solicitado la colaboración de todos los médicos latinoiberoamericanos en la lucha contra la trata de seres humanos en cualquiera de sus variantes. Así lo manifestó tras su reunión ayer con el representante de la Oficina Regional para Centroamérica y Caribe de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC-ROPAN), Amado Philip de Andrés, en la sede de la corporación médica

Madrid 28/12/2016 medicosypacientes.com/S.P.
Arriba: Dr. Juan Manuel Garrote (OMC) y Yolanda López (FCOMCI). Abajo: Amado Philip de Andrés (UNODC-ROPAN) y Dr. Juan José Rodríguez Sendín (OMC).
Al encuentro asistieron, además, el secretario general de la OMC, Dr. Juan Manuel Garrote y la directora técnica de la Fundación para la Cooperación Internacional (FCOMCI), Yolanda López.
 
La reunión se celebró en el marco de la relación establecida entre la UNDOC-ROPAN y la OMC que se materializó recientemente en Panamá donde el Dr. Rodríguez Sendín tuvo la oportunidad de participar en un taller internacional sobre la problemática del tráfico y la extracción ilegal de órganos. “Se trata de estrechar el compromiso que hemos asumido en la defensa de los derechos humanos, y en concreto contra la trata de personas y el tráfico ilegal de órganos humanos”, explicó el presidente de la OMC, al término de la reunión con el representante de UNODC-ROPAN.
 
Se mostró convencido de que "es posible buscar compromisos y encontrar fórmulas más efectivas frente a una situación cada vez más dramática como es la fractura entre los mundos de los pobres y el de los ricos, representado, en esta ocasión, en la trata de seres humanos y en la comercialización de órganos humanos". A su juicio, “en España debe aumentar su sensibilidad  frente a este problema en todas sus variantes", para lo cual considera necesario concienciar y sensibilizar a los gobernantes, a la sociedad, así como a los propios profesionales sanitarios sobre esta lacra cada vez más frecuente en todo el mundo. 
 
Ese es precisamente uno de los objetivos de la Confederación Latinoiberoamericana de Entidades Médicas (CONFEMEL), a la que España pertenece y de la que el Dr Rodríguez Sendín es vicepresidente, “puesto que los médicos tienen mucho que decir  y hacer sobre esta problemática”, recalcó.
 
No obstante, lamentó la carencia de herramientas necesarias y eficaces. “Las acciones actuales son muy importantes pero no suficientes, se requieren medidas eficaces basadas en la ciencia como es el caso del DNA-ProKids”. Se trata de un programa español de identidad genética dirigido por el Profesor José A. Lorente, de la Universidad de Granada, que permite la identidad genética de los niños en adopción para confrontarlos con el de sus padres y también la identidad genética de personas que denuncian la desaparición de sus familiares. Todo ello a través de sencillas muestras genéticas –un mechón de pelo o unas gotas saliva- que bastan para comparar el código genético de los niños perdidos con el de sus familiares en el Laboratorio de Identificación Genética de Granada.
 
El representante regional de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Panamá, Amado Philip de Andrés, destacó, por su parte, el negocio que representa, en la actualidad, la trata de personas, “un mercado que mueve más de 320.000 millones de dólares anuales”. Dentro de dicho mercado, “el tráfico ilícito de órganos representa una cuarta parte, considerándose el 4º negocio más lucrativo en el mundo”.
 
No en vano, como subrayó, la ONU considera la trata de personas para la extracción ilícita de órganos como un crimen de “lesa humanidad”, es decir, conductas tipificadas por la Corte Penal Internacional y que, por sus características, agravian a la humanidad entera.
 
El representante de UNODC-ROPAN destacó el posicionamiento de España junto con el resto de Iberoamérica en relación a la próxima Comisión para la prevención del delito y la justicia penal que tendrá lugar en mayo de 2017 en Viena. “El objetivo -explicó- es presentar una resolución al Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC), en el que se incluya el proyecto DNA-ProKids, para que sea utilizada como iniciativa piloto, dado que se trata de una herramienta que va resultar de gran ayuda en los próximos años”.
 
Philip de Andrés hizo mención a la labor que se lleva a cabo desde la UNODC-ROPAN, como parte del secretariado de Naciones Unidas, desde la que se trabajan aspectos como la prevención. En este sentido, hizo mención a la campaña "Corazón azul" puesta en marcha en 2010 conjuntamente con el Gobierno español, destinada a la sensibilización social contra la trata de personas y, al mismo tiempo, promover una participación masiva y servir de inspiración a medidas que contribuyan a poner fin a esta problemática.
 
A esta labor de prevención se suman acciones relacionadas con la persecución del delito, con medidas tales como acabar con la financiación de las redes que se dedican a la trata de personas, fortaleciendo la cooperación judicial y policial. Vinculada a este tipo de acciones, se encuentra también la protección de las víctimas. En este sentido, la UNODC-RODAN trabaja con el Gobierno de Panamá en el establecimiento de un albergue de víctimas, en base a los estándares establecidos de Naciones Unidas.