Domingo, 20 Enero 2019

Campaña prevención consumo de alcohol

El Gobierno estudia sancionar a los padres cuyos hijos sufran repetidamente comas etílicos

El delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, ha anunciado con motivo de la presentación de la campaña "Los que no" de la Asociación Dual y con la colaboración del Ministerio de Sanidad, que el gobierno estudia sancionar a los padres cuyos hijos sufran repetidamente comas etílicos

05/06/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 6 de junio de 2013 (medicosypacientes.com)

El delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, ha anunciado con motivo de la presentación de la campaña "Los que no" de la Asociación Dual y con la colaboración del Ministerio de Sanidad, una futura la ley para prevenir el consumo de alcohol en menores, la cual incluirá multas o sanciones a aquellos padres o tutores cuyos hijos ingresen repetidamente en Urgencias por haber sufrido un coma etílico causado por el consumo de alcohol.

La campaña bajo el lema "Si juegas con el alcohol, el alcohol jugará contigo: tú eliges", va dirigida no solo a adolescentes sino también a sus familias y a la sociedad en general, porque como ha afirmado Francisco Babín aunque esto "puede ocurrir ocasionalmente", cuando se produce "una dinámica habitual" está "poniendo en evidencia" que "hay una dejación de la tutela efectiva por parte de los padres o tutores".

Si esa intoxicación etílica se produce de forma reiterativa en el propio domicilio, y no en el contexto de una fiesta podía calificarse hasta del maltrato, "por lo que significa permitir una intoxicación permanente de un menor sin la intervención de los padres", ha añadido.

Por ello, el delegado del Plan Nacional sobre Drogas ha considerado apropiado que los padres de estos menores puedan ser sancionados lo que, a su juicio, sería efectivo por "el reproche social que lleva aparejada esa sanción".

Por otro lado, ha apuntado Babín, la futura norma también tratará de unificar la legislación actual dirigida a prohibir la venta de alcohol entre los menores y evitar su consumo en la calle en los llamados botellones, un aspecto en el que actualmente existe mucha "dispersión legal" entre comunidades, a quienes seguirán correspondiendo las tareas de inspección y control.

Por otro lado, el representante de la Administración ha destacado la importancia de la campaña aludiendo a la edad media de inicio en el alcohol, fijada actualmente en los 13,7 años. "Es una edad en la que el cerebro, el hígado y el páncreas del adolescente no están formados y son muy vulnerables", ha comentado.

A su vez, ha advertido que cuanto antes se empieza a beber, más riesgo existe de desarrollar dependencia en la edad adulta. Por tanto, "las consecuencias son incluso mayores en el consumo asociado al botellón o los atracones de alcohol", lamenta el delegado.

Por otra parte, Raúl Izquierdo, psicólogo y director técnico de Asociación Dual, ha aclarado que "una ingesta compulsiva pone en riesgo la propia integridad del adolescente y se puede llegar a una situación de coma etílico". El abuso puede producir "daños orgánicos y psicológicos, fracaso escolar y conflictos familiares". Por ello, la estrategia es "intentar demorar en el tiempo el inicio en el consumo todo lo que se pueda", reconoce el psicólogo.

En este sentido, estudian medidas para limitar la publicidad del alcohol en Internet y las redes sociales, si bien reconoce que se trata de un aspecto complejo de controlar. "Primero hay que definir en donde se puede hacer publicidad y donde no, para luego establecer medidas sancionadoras en caso de que se incumpla", ha dicho el psicólogo.

No obstante, ha insistido en que lo que se estudia "no es la prohibición en sí, sino las capacidades tecnológicas del seguimiento de posibles mensajes publicitarios o de promoción del consumo de alcohol".

Además, ha reconocido que para que esto fuera realmente efectivo sería necesaria una normativa europea al respecto.

Otra de las medidas que baraja el Gobierno es la introducción en el etiquetado de las bebidas alcohólicas de mensajes que disuadan a los jóvenes de su consumo.