Lunes, 16 Julio 2018

Estudio Multicéntrico de la SEPAR

El conocimiento de los fenotipos del asma de riesgo vital puede reducir la mortalidad de los pacientes

La Organización Mundial de la Salud estimó en 225.000 las muertes por asma en todo el mundo en 2005, proyectando alrededor de 430.000 en 2030. La media de la prevalencia de la enfermedad en España es del 6,4% y tiende a aumentar como en el resto del mundo. El número de muertes por asma en el país ascendió a un total de 1.134 fallecimientos en el año 2015, lo que supone un aumento considerable respecto a años anteriores (es la mayor cifra de la última década). Los pacientes que mueren de asma (asma mortal), así como aquellos que sufren exacerbaciones potencialmente mortales (asma "casi mortal") pueden ser considerados como integrantes del mismo grupo: el asma de riesgo vital (ARV)

Madrid 04/09/2017 medicosypacientes.com
Estudio Multicéntrico de la SEPAR

“Aunque algunos autores han descrito el ARV como un fenotipo único”, explica el Dr. José Serrano, neumólogo y co-coordinador del Grupo Emergente de Asma de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), “existen numerosos estudios que definen diferentes subtipos de pacientes según la etiología, la patogénesis y el curso clínico de este tipo de asma”. 

El concepto de asma ha evolucionado sustancialmente en las últimas décadas. En la actualidad, se entiende el asma como un trastorno multidimensional con diferentes fenotipos. En consecuencia, durante muchos años se ha manifestado un creciente interés por la caracterización de diferentes subtipos clínicos, biológicos o genéticos, lo que ha dado lugar a distintos fenotipos de asma. Esta heterogeneidad del asma también se puede observar en el ARV. De hecho, se han descrito diferentes formas de presentación clínica y patológica.

El uso de técnicas estadísticas como el análisis de conglomerados ha identificado, en formas menos graves de asma, diferentes fenotipos de ésta y otras enfermedades respiratorias. El Estudio Multicéntrico del Asma de Riesgo Vital en España, un proyecto de ámbito nacional desarrollado por el Área de Asma de SEPAR, fue diseñado para identificar y describir diferentes perfiles clínicos de ARV. Sus hallazgos han proporcionado información sobre diferentes subgrupos de pacientes con asma de riesgo vital y ha destacado la influencia que algunas condiciones clínicas, psicológicas y fisiológicas tienen en los pacientes con ARV.

Un reciente análisis de conglomerados de los datos obtenidos en el Estudio Multicéntrico ha proporcionado un nuevo enfoque para evaluar la información recogida en dicho estudio, y ha confirmado la existencia de diferentes fenotipos de pacientes con ARV. El Dr. Serrano forma parte del Grupo Español de Investigación de Asma de Alto Riesgo que ha realizado dicho análisis estadístico, utilizando un algoritmo de dos pasos a partir de datos de 84 asmáticos ingresados tras un episodio de ARV. 

El análisis definió tres grupos de pacientes con ARV: el grupo 1, el más grande, incluyó a los pacientes de mayor edad, con criterios clínicos y terapéuticos de asma muy grave; el grupo 2, caracterizado por una alta proporción de pacientes hospitalizados con paro respiratorio (68%), deterioro del nivel de conciencia (82%) y ventilación mecánica (93%); y el grupo 3, que incluyó a pacientes más jóvenes, sensibilizados más frecuentemente al hongo Alternaria alternata y/o a la soja (26%), pero con un menor uso de corticosteroides inhalados (30%) en comparación con los otros grupos.

 “En resumen”, puntualiza el neumólogo, “los resultados de este análisis mostraron factores relacionados con un mayor grado de gravedad intrínseca del asma en los grupos 1 y 2. Por lo tanto, las características de los grupos 1 y 2 pueden considerarse como indicadores de un mayor riesgo de asma de riesgo vital”. Es de notar que el manejo inadecuado del asma es una característica diferenciadora del grupo 3, lo que refuerza que un correcto tratamiento del asma es un factor clave para la prevención de ARV. 

Asimismo, los resultados confirman algunos de los hallazgos previamente obtenidos en estudios clínicos que sugieren que el ARV presenta una naturaleza heterogénea. El uso de análisis de conglomerados ha permitido confirmar, de forma no sesgada, varios factores de riesgo de ARV previamente reportados. Estos incluyen el alto porcentaje de pacientes que cumplen criterios de asma muy grave y antecedentes de exacerbaciones frecuentes, aunque el ARV también puede desarrollarse en asmáticos con una enfermedad previamente leve o muy pocos síntomas. También se reafirma la relación entre el ARV y la sensibilización a determinados aeroalérgenos, así como la vital importancia de mantener un correcto tratamiento antiinflamatorio del asma.