Sábado, 21 Octubre 2017

Hoy, Día Mundial de la Salud Mental

El Congreso pide "revisar" la asistencia sanitaria que se da a las personas con problemas de salud mental

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, hizo hincapié ayer, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental, que tiene lugar hoy, 10 de octubre, en que actualmente en España "tenemos una asistencia sanitaria que creo que hay que revisar en algunos aspectos, sobre todo en los aspectos que tienen que ver con la integración de las personas", y destacó la importancia de "trabajar en la integración real"

Madrid 09/10/2017 medicosypacientes.com/ Agencias
Solo el 15,9% de las personas con problemas de salud mental tengan empleo
Pastor se expresó en estos términos durante un acto organizado por la Confederación Salud Mental España en la Sala Constitucional de la Cámara Baja, con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra este martes y que este año, en su 25 aniversario, pone el foco en la integración laboral de las personas con problemas de salud mental, bajo el lema 'Trabajar sin máscaras. Emplear sin barreras'.
 
"Tenemos una muy buena red sanitaria", aseguró la presidenta del Congreso y exministra de Sanidad, que también reconoció que "sin duda todavía hoy la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud plantea algunos problemas que tienen que ver mucho con el tratamiento en las unidades de apoyo, que en muchos casos son insuficientes", así como defectos en cuanto a "las estructuras posteriores a la hospitalización", en referencia a las unidades de día, las unidades de atención permanente y los programas de atención a las familias.
 
El presidente de Salud Mental España, Nel González, alertó de que "no podemos seguir permitiendo que solo el 15,9% de las personas con problemas de salud mental tengan empleo", por lo que reivindicó "explorar vías dentro del empleo ordinario" para mejorar esta situación, "más allá del empleo protegido".
 
En este sentido, destacó la importancia de que se garantice el respeto a la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y "dejemos de ver como una amenaza aquello que no entendemos o es diferente".
 
Asimismo, calificó de "sangrante" que, a día de hoy, a las personas con problemas de salud mental "se les vulneren derechos como votar y tener una familia" y remarcó que "la empatía, la serenidad, la escucha activa, el cariño y el respeto son algunas de las estrategias que favorecen la inclusión" de estas personas.
 
No estigmatizar
 
La campaña de este año reclama a los empleadores que faciliten que las personas con problemas de salud mental ejerciten su derecho a acceder y mantener un empleo, adaptando sus puestos de trabajo y eliminando las barreras, y hace un llamamiento a que en los entornos laborales se hable sin tabúes y se cuide la salud mental como un aspecto más de la salud de las personas.
 
Durante el acto, la compañía 'La Rueda. Teatro Social' interpretó una escena en la que se denunció que los medios de comunicación no ayudan a que la población entienda cuál es el problema de estas personas, perpetuando su estigmatización y provocando que se las trate con miedo y con paternalismo.
 
Pastor informó de que "los trastornos mentales afectan a más de un 9% de la población", pero, a pesar de ello, "sigue habiendo ocultación en la sociedad", y reivindicó la necesidad de que se trabaje la salud mental en las aulas, se avance en el diagnóstico precoz y se elimine el estigma para así lograr su integración real.
 
El acto contó con la presencia de diputados y senadores de los diferentes grupos parlamentarios, además del vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán; la directora ejecutiva del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Pilar Villarino; el delegado del Cermi para los Derechos Humanos y la Convención de Naciones Unidas de los Derechos de las Personas con Discapacidad, Jesús Martín Blanco, y varios representantes del mundo de la discapacidad.
 
Durante el acto se leyó también un manifiesto con motivo de esta jornada mundial. Aunque el Día Mundial de la Salud Mental es el 10 de octubre, a lo largo de todo este mes las más de 300 entidades que forman el movimiento asociativo de personas con problemas de salud mental y sus familiares en España realizan numerosas acciones informativas, de sensibilización y de reivindicación tanto para promover la salud mental como para defender los derechos y la inclusión social de las personas con trastorno mental.
 
Se estima que el 25% de las personas tendrá un problema de salud mental al largo da su vida. Además, en Europa, los trastornos mentales son el segundo problema de salud más común en el trabajo. Los niveles de absentismo laboral, desempleo y solicitudes de incapacidad por problemas de salud mental no dejaron de aumentar en los últimos años: el 10% de los problemas crónicos de salud y de incapacidad son trastornos mentales y emocionales. La OMS estima que en el 2020, la depresión será la segunda causa más importante de incapacidad en el mundo (European Network fuere Workplace Health Promotion- ENWHP).
 
En cuanto a la inserción laboral de las personas con problemas de salud mental, se estima que sólo un 15,9% de ellas trabaja, a pesar de ser el segundo grupo más numeroso de personas con discapacidad en edad laboral (“El empleo de las personas con discapacidad”. Instituto Nacional de Estadística. 2015). 
 
El PAIME, un programa que cuida la salud mental de los médicos, único en España
 
Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) quiere mostrar su solidaridad y compromiso con todas aquellas personas que padecen estos problemas, y en especial con los médicos, a los que atiende a través del Programa de Atención Integral del Médico Enfermo (PAIME), una iniciativa única en España de una organización profesional, que desde 1998 ha atendido a más de 4.200 atendidos.
 
 El PAIME, único en España, es un compromiso ético y de solidaridad de los profesionales médicos con la salud mental, que nació para ayudar a médicos que padezcan trastornos mentales o adicciones, con la consiguiente incidencia en su ejercicio de la medicina, y que pueden afrontarse con un tratamiento eficaz.
 
Como en otros colectivos, también los médicos, por miedo, sentimiento de culpa o estigmatización social de la propia enfermedad, tienden a ocultarla y negarla, con la consiguiente repercusión en la vida cotidiana, tanto en el entorno familiar como en el profesional.
 
Se estima que entre un 10 y un 12 por ciento de los médicos en ejercicio pueden sufrir a lo largo de su vida profesional un trastorno mental o una adicción al alcohol y a otras drogas. Para hacer frente a este tipo de situaciones, los Colegios de Médicos se han dotado del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), una herramienta fundamental ante dos cuestiones claves: dar sentido a la función de salvaguarda y garantía de la buena praxis que los Colegios de Médicos tienen encomendada y, al mismo tiempo, poder atender a los médicos afectados hasta lograr su rehabilitación. Además, para las Administraciones sanitarias representa un garante de la calidad asistencial.
 
El PAIME es un programa sustentado en la confidencialidad, en la confianza, y en su diseño específico para los profesionales médicos que se instrumenta desde los Colegios, además de su función como un elemento de cohesión profesional, por cuanto ayuda al médico con problemas, posibilita su rehabilitación, y ofrece garantías de la capacidad del afectado para volver a ejercer.
 
El PAIME se financia a través de los Colegios de Médicos, la Fundación para la Protección Social de la OMC y las Administraciones sanitarias. Desde 1998 el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), ha atendido a más de 3.800 médicos y de ellos un porcentaje cercano al 90% se han recuperado incorporándose al ejercicio de la medicina. Balance que demuestra que una intervención a tiempo puede facilitar que el médico afectado por estas patologías pueda recuperarse y reintegrarse en su vida laboral con todas las garantías.
 
La FPSOMC se alinea con la declaración de la OMS que solicita que las políticas nacionales de salud mental no deben ocuparse únicamente de los trastornos mentales, sino reconocer y abordar cuestiones más amplias que fomentan la salud mental como la incorporación de la promoción de la salud mental a las políticas y programas de los sectores gubernamental y no gubernamental. Además del sector de la salud, es esencial la participación de los sectores de la educación, el trabajo, la justicia, el transporte, el medio ambiente, la vivienda o la asistencia social.