Jueves, 2 Abril 2020

Validación Periódica Colegiación

El Colegio de Médicos de Sevilla entrega las primeras certificaciones VPC a más de un centenar de colegiados

El Colegio de Médicos de Sevilla (RICOMS) entregó el pasado lunes las primeras certificaciones de Validación Periódica de la Colegiación (VPC)  a más de un centenar de colegiados, en un acto celebrado en la sede colegial. El objetivo de este procedimiento es que tanto el médico como la sociedad lo perciban como la garantía para una prestación sanitaria de calidad

Sevilla 31/05/2016 medicosypacientes.com/ComSevilla
Participantes en el acto de entrega de certificaciones de VPC en el RICOMS.

El acto de entrega de las certificaciones se celebró en la sede colegial con la presencia de toda la Junta Directiva del RICOMS, con su presidente, Dr. Juan Bautista Alcañiz, al frente; el Dr. Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial, Dr. Serafín Romero, vicepresidente y Dr. Juan Manuel Garrote, secretario general.

Con este acto, el RICOMS quiso significar la importancia de la Validación Periódica de la Colegiación (VPC) que, a partir de la entrada en vigor de la directiva europea de cualificaciones profesionales, obliga a todos los médicos a validar y recertificar la competencia profesional. Para cumplir con esta normativa tendrán  previamente que haber obtenido la Validación Periódica de la Colegiación.
 
La VPC certifica la buena praxis, acredita que está en aptitud psicofísica idónea para atender a los pacientes; certifica la vida laboral en la empresa en la que trabaja y acredita su Formación Médica Continuada y su Desarrollo Profesional Continuo. Con esta actuación se valida para el ejercicio profesional  a todos los médicos y representa un sello de calidad que habrá  que renovar cada seis años.
 
Para  obtener  la aptitud psicofísica, certificado médico, el profesional tendrá que presentar un certificado médico oficial, expedido por un médico de familia u otro especialista o por una unidad de salud laboral. En lo referente a la vida laboral, el médico tiene que adjuntar un certificado de la vida laboral, expedido por la empresa en la que presta servicios, certificado que tramita directamente el colegio, previa autorización del solicitante. Los colegiados que tengan ejercicio privado exclusivamente, presentaran la autorización de apertura de su unidad asistencial o certificación de cotización a la Seguridad Social.
 
Respecto al Registro de las Actividades de Formación Médica Continuada y Desarrollo Profesional Continuo, apartado de carácter voluntario temporalmente, tienen que acreditar el mantenimiento y actualización de la buena práctica profesional. Se trata de actividades clínicas/asistenciales, de gestión clínica, estancias clínicas, actividades de Formación Continuada acreditada, docentes, científicas y otros méritos que están en consonancia con las directrices elaboradas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para la futura evaluación y registro del Desarrollo Profesional. Además las Sociedades Científicas  tendrán, previo acuerdos de estándares de calidad asistenciales, la responsabilidad de recertificar las competencias específicas de cada especialidad.