Viernes, 16 Noviembre 2018

Coordinadora Curso online de Oncología FFOMC

Dra. Yolanda Escobar: "Los conocimientos en Oncología de este curso proporcionan al médico de AP herramientas útiles a la hora de sospechar un cáncer"

La Dra. Yolanda Escobar, coordinadora del Curso online de Oncología desde Atención Primaria de la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC); resalta, en esta entrevista, la importancia de este curso que proporciona "conocimientos en Oncología al médico de AP y herramientas útiles a la hora de sospechar un cáncer" algo que permite un diagnóstico precoz y mejor pronóstico del tumor

Madrid 30/10/2018 medicosypacientes.com/ S.G.
Dra. Yolanda Escobar
La Dra. Yolanda Escobar, médico adjunto del Servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid y vocal de la Sección de Cuidados Continuos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM),  insiste en que si "el médico de Atención Primaria sabe detectar síntomas, signos y hallazgos radiológicos o de laboratorio que hagan sospechar la presencia de un cáncer" se acelera "la llegada del paciente al especialista y disminuye la probabilidad de que el tumor progrese sin diagnóstico".
 
A su juicio, "la formación en Oncología por parte de A Primaria es importante en todas las etapas de la evolución de un paciente oncológico, desde la prevención hasta el desenlace, ya sea la curación o la muerte".
 
El curso online de Oncología desde Atención Primaria de la FFOMC comenzará en noviembre y su plazo de inscripción se encuentra abierto en https://www.ffomc.org/oncologia3
 
-¿Qué objetivos persigue el Curso online de Oncología desde Atención Primaria?
 
El curso tiene dos objetivos principales: Colaborar en la formación en cáncer de los médicos de Atención Primaria, desde los aspectos preventivos a la atención en los últimos días de vida del paciente.  Estrechar lazos profesionales que permitan una mayor interacción entre AP y Oncología en todas las fases evolutivas del paciente oncológico y para mayor beneficio de éste.
 
En hecho de hacerlo on line tiene la ventaja de no interferir con el horario laboral, pues puede seguirse el curso en función de la disponibilidad de tiempo de los profesionales.
 
-¿En qué medida mejora la evolución y el pronóstico del paciente oncológico que su médico de AP tenga conocimientos en oncología?
 
Los conocimientos en Oncología le proporcionan al médico de AP herramientas útiles a la hora de sospechar un cáncer, iniciar el diagnóstico, manejar los efectos adversos del tratamiento o las complicaciones de la enfermedad y hacer el seguimiento. La seguridad adquirida en estas habilidades permite que no pasen desapercibidas situaciones prevenibles o tratables y que los pacientes sean correcta y prontamente dirigidos al especialista si lo necesitan.
 
-¿Cómo influye su posición próxima al paciente y a su familia en estos casos?
 
La Atención Primaria es la primera referencia médica de los pacientes, su puerta de entrada en el sistema sanitario y, al mismo tiempo, una garantía de continuidad. La proximidad y familiaridad que otorga esta posición es esencial para conseguir la modificación de hábitos de vida relacionados con el cáncer, la sospecha precoz de un tumor y la consiguiente derivación al especialista, el seguimiento de los efectos del tratamiento y manejo de complicaciones y, siempre, el esencial acompañamiento a lo largo de la evolución del proceso, sea cual sea el desenlace.
 
-¿Cómo afecta en el diagnóstico precoz de los casos de cáncer que los médicos de AP sepan detectar los síntomas?
 
El diagnóstico precoz es esencial en Oncología pues los estadios precoces de los tumores tienen mejor pronóstico que los avanzados. Que el médico de A Primaria sepa detectar síntomas, signos y hallazgos radiológicos o de laboratorio que hagan sospechar la presencia de un cáncer acelera la llegada del paciente al especialista y disminuye la probabilidad de que el tumor progrese sin diagnóstico.
 
- ¿Qué recursos son necesarios para realizar la prevención y el diagnóstico precoz desde A. Primaria?
 
El recurso fundamental para que pueda hacerse una medicina de prevención de los cánceres que son susceptibles de ello es tener formación al respecto y disponer de protocolos.
 
Respecto al diagnóstico precoz, igualmente es el conocimiento de los síntomas y signos precoces del cáncer así como de posibles hallazgos en las pruebas accesibles a la A. Primaria el factor clave, seguido de un acceso rápido al especialista.
 
Por supuesto, todo ello debe enmarcarse en la asistencia reglada, por lo que se necesitan recursos económicos y de personal.
 
- ¿Cómo la formación en este campo ayuda a tratar los posibles efectos de los tratamientos, atender a los pacientes curados o cronificados o asistir en las etapas finales de la vida?
 
La formación en Oncología por parte de A Primaria es importante en todas las etapas de la evolución de un paciente oncológico, desde la prevención hasta el desenlace, ya sea la curación o la muerte.
 
En el paciente que sigue un tratamiento específico oncológico, (ya sea en fase inicial o en situación de cronificación) conocer los efectos adversos y las complicaciones relacionadas con él es importante para poder establecer su gravedad y manejarlos en el periodo entre consultas en el hospital o bien para enviar al paciente para una asistencia urgente hospitalaria; del mismo modo, establecer el seguimiento posterior del problema hasta su resolución.
 
En los pacientes curados o largos supervivientes sin enfermedad es esencial saber detectar la toxicidad tardía de los tratamientos y las posibles secuelas de las técnicas terapéuticas utilizadas y aprender a manejarlas o a derivar el paciente al especialista pertinente. Igualmente, el médico de A. Primaria es capital para la reinserción laboral y social y para la educación sanitaria del paciente y su familia.
 
En las etapas finales de la vida, la A Primaria (junto con la Unidades de Atención Domiciliaria y las unidades de Cuidados Paliativos) proporciona cuidados esenciales -en un marco de intimidad y confianza- destinados a controlar los síntomas, mantener o lograr el confort al paciente, descargar la presión psicológica sobre la familia, acompañar en el proceso y, si es preciso, aplicar sedación terminal y atender el duelo.