Sábado, 23 Junio 2018

Observatorio Nacional de Agresiones OMC

Dra. Rosa Mª Marín: “Hay que aumentar la vigilancia de los centros más sensibles y con mayor número de agresiones”

La Dra. Rosa Mª Marín, miembro del Observatorio de Agresiones a Médicos de la Organización Médica Colegial (OMC) y secretaria general del Colegio de Médicos de Córdoba, asegura que “se tendría que aumentar la vigilancia en los centros más sensibles o con más número de agresiones, por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado”, en una entrevista con motivo de la celebración del Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios que tendrá lugar el próximo 15 de marzo

Córdoba 01/03/2018 medicosypacientes.com / R.M.P.
Dra. Rosa Mª Marín.

La principal novedad de este año es la puesta en marcha de la figura del Interlocutor Policial Sanitario, ¿qué supone esta iniciativa?

Creemos que una medida necesaria para sentirnos seguros en el desarrollo de nuestra profesión.

¿Cómo actúa el interlocutor ante un caso de agresión?

Tienen una actuación inmediata en caso de agresión atendiendo al agredido y, si es posible, tratando de prevenir las agresiones en centros y servicios donde puedan ser más frecuentes las agresiones.

¿De qué manera beneficia al profesional?

Nos sentiremos más seguros, creemos que pueda ser un mecanismo disuasorio en algunos casos.

La presencia del interlocutor, ¿puede mejorar la coordinación entre la Administración sanitaria y los Colegios de Médicos en este asunto?

Por supuesto, en cualquier tipo de agresión el Interlocutor Policial Sanitario va a actuar, tanto agresiones físicas como en amenazas e insultos y se podrán registrar en un futuro el número total de agresiones que se produzcan.

¿Cuál es la situación en su colegio? ¿Qué medidas se han implementado?

Hemos tenido la visita del Interlocutor Policial Sanitario y firmado el protocolo de actuación con el presidente del Colegio de Médicos de Córdoba.

¿Qué ha supuesto que el médico de la sanidad pública sea considerado autoridad y, por tanto, que las agresiones sean penadas en base a ello?

En centros donde a los agresores se les ha aplicado la ley en este sentido, donde se ha considerado la agresión al médico como atentado a la autoridad y se ha penado al agresor en base a ello, se ha notado el efecto disuasorio en algunos casos, y puede que hayan disminuido los actos violentos.

El hecho de que también se considere autoridad al facultativo en el ejercicio de la medicina privada, sigue siendo un reto. ¿Qué pasos hay que dar para conseguirlo?

Seguimos reivindicando que el médico debe ser considerado igual en el ámbito privado como en el ámbito público, es la misma persona y está desarrollando el mismo trabajo y el desempeño de la profesión debe ser considerado igual en todos los sentidos y en caso de agresiones se debe dar el mismo trato, serán también atentado a la autoridad.

¿Cuáles son las próximas medidas que el Observatorio pretende llevar a cabo para atajar las agresiones?

Seguiremos con los cursos de formación en materia de comunicación de malas noticias o tratamiento de situaciones y pacientes conflictivos. Hay que apostar por indicar a los usuarios los mecanismos de reclamación o atención en caso de no satisfacer sus expectativas y que en ningún caso es el insulto y la agresión. Además, hay que adecuar las plantillas a las necesidades de la población adscrita a las distintas zonas sanitarias y mejora de la precariedad laboral para conseguir una mejor calidad asistencial y minimizar los descontentos en la ciudadanía.

¿Hay que mejorar la seguridad en los centros?

Sí. Hay centros sanitarios y servicios en que debe reforzarse la seguridad, para ello no solo son suficientes los servicios de seguridad privada que contrata la Administración  Sanitaria en algunos sitios. Como quedó patente en la visita al Ministro del Interior el pasado año por parte del Observatorio de Agresiones, se tendría que aumentar la vigilancia de los centros más sensibles, o con más número de agresiones, por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

¿Cuál es la mejor manera de prevenir las agresiones?

Creo que la educación. Dentro de ella, la educación para la Salud, diálogo y como he apuntado antes, personal sanitario suficiente para atender adecuadamente a la población.