Lunes, 17 Junio 2019

Día Nacional contra las Agresiones

Dr. Pérez Gallego: "La única manera de poner fin a las agresiones es denunciarlas"

La Organización Médica Colegial (OMC) conmemora el ‘Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario’ el 14 de marzo. El objetivo es sensibilizar a las administraciones públicas, a los propios profesionales y a los ciudadanos del grave problema que significan las agresiones a sanitarios. El Dr. Luis Alfonso Pérez Gallego, miembro del Observatorio de Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial y secretario general del Colegio de Médicos de Zamora subraya que los profesionales "no deben minusvalorar los episodios violentos porque los agresores suelen ser reincidentes"

Zamora 08/03/2019 medicosypacientes.com / R. M. Platel
Dr. Pérez Gallego.

¿Qué balance puede hacer de la evolución de las agresiones desde la creación del Observatorio?

En España, los estudios que se han realizado, y que se refieren al personal médico, demuestran que los actos violentos contra los facultativos están aumentando de forma preocupante en todo el territorio español. La Organización Médica Colegial quiere atajar este gravísimo problema antes de que adquiera tintes más preocupante, por ello creó el Observatorio de Agresiones en el ámbito sanitario como una iniciativa pionera en todo el territorio nacional, y que parte de la voluntad de contribuir a dar respuesta y soluciones a la lacra de violencia contra el personal médico que se ha ido incrementando en los últimos años.

Este año ha habido agresiones muy mediáticas por su elevado nivel de violencia, como la de Camarena (Toledo). ¿Percibe que se ha recrudecido la violencia contra los sanitarios?

Por desgracia cada vez son más los pacientes violentos contra el personal sanitario en España. Es por ello, que el Observatorio Nacional de Agresiones estos casos los consideran la punta del iceberg de la realidad de un problema que va más allá.

¿Hay más concienciación a la hora de denunciar?

Sólo se denuncia un escaso número  de agresiones que sufren los médicos porque en la mayoría de los casos son "insultos, amenazas y coacciones" que no pasan del plano verbal. Pese a esta realidad, el Observatorio de Agresiones  hace un llamamiento a los sanitarios: no deben minusvalorar estos episodios violentos porque los agresores suelen ser reincidentes y la concienciación es una herramienta para avanzar en la erradicación de esta lacra.

Recientemente, una sentencia condenaba a prisión al acompañante de una paciente por amenazas a una doctora. ¿Qué valoración hace?

Esta nueva sentencia resulta una vez más relevante, ya que vuelve a incidir en la figura del delito de atentado y en la consideración del médico como agente de la autoridad. Al mismo tiempo pone de manifiesto la importancia de que el médico denuncie siempre para que la violencia, del tipo que sea, de la que pueda ser víctima en el ejercicio de su actividad asistencial, no quede impune. 

¿Los médicos perciben el apoyo de las instituciones y la sociedad ante las agresiones?

Es necesario que las Administraciones públicas nos ayuden. La única manera de poner fin a las agresiones es denunciarlas, pero algunas instituciones se resisten a publicar estos datos. Es importante que haya una mayor transparencia por parte de las consejerías de Sanidad, y, además, deben poner medidas preventivas. Nunca es aceptable ningún tipo de violencia, pero, en este caso, se necesita una mayor sensibilidad social.

El Observatorio muestra su satisfacción porque ya se han fallado sentencias sobre agresiones en base a la aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y no del Código Penal. Mediante esta vía se responsabiliza a la Administración sanitaria pública de la falta de medidas de prevención frente a los actos violentos.

¿Qué se puede destacar de la puesta en marcha del interlocutor policial sanitario?

Esta figura facilita que la sanidad y la seguridad se conozcan, lo que permite que se pueda trabajar este problema que sufren los profesionales del sector sanitario. El objetivo es tejer una red de comunicación eficaz para identificar y evaluar todas las agresiones que se notifiquen. Para esta labor es fundamental la necesidad de que todos los profesionales sanitarios notifiquen cualquier tipo de agresión sufrida. Sólo de esta manera, el interlocutor y su equipo podrán estudiar de forma individual a los agresores, analizar su perfil, si tienen antecedentes, si son reincidentes o si son casos puntuales.

La presencia del interlocutor, ¿puede mejorar la coordinación entre la Administración sanitaria y los Colegios de Médicos en este asunto?

Pienso que sí, además en ello es en lo que está trabajando desde 2010 el Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial. Y, aunque todavía queda mucho por hacer, se van consiguiendo acercamiento y colaboración con algunas administraciones y en algunas Comunidades Autónomas.

¿Cómo valora la formación que se está realizando desde Policía Nacional y Guardia Civil?

Mediante el Protocolo de actuación se está dotado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de una formación que sirva de herramienta y les permita reducir o eliminar toda forma de violencia dirigida contra el personal sanitario a través de una respuesta policial integral y transversal que contempla una serie de medidas preventivas destinadas a detectar y seguir el fenómeno de las agresiones.

¿Qué le parece la app Alertcops como medida para luchar contra las agresiones?

Me parece una buena herramienta para universalizar el acceso a los servicios públicos de seguridad ciudadana, de modo que cualquier persona, con independencia de su idioma, origen o de sus discapacidades auditivas o vocales pueda avisar sobre un acto de agresión, ya sea delictivo o incidencia de seguridad. 

El hecho de que también se considere autoridad al facultativo en el ejercicio de la medicina privada, sigue siendo un reto. ¿Qué pasos hay que dar para conseguirlo?

Creemos que ante los mismos actos médicos, la defensa del ejercicio profesional debe recibir el mismo tratamiento, siendo ésta una tarea prioritaria para el Observatorio de Agresiones. 

Seguimos trabajando para intentar dar solución el “desamparo” que sufren los médicos de la privada ante las agresiones. El Observatorio sigue reclamando a las instituciones y administraciones implicadas, y denuncia la “nefasta reforma del código penal” en este asunto, que ha venido a dejar una laguna jurídica en el tema de las agresiones consideradas leves y anima a todos los colegiados a denunciar cualquier tipo de agresión, verbal o física.

¿Qué iniciativas deben desarrollarse desde los Colegios de Médicos para prevenir las agresiones? ¿Y desde los centros y hospitales?

Cursos de Prevención y Abordaje de las Agresiones en los Colegios de Médicos son una iniciativa pionera que se enmarcan en la política de protección, promoción y prevención de la salud del médico. Campañas de concienciación ciudadana contra las agresiones a médicos y que los Colegios se personen como acusación particular, para que el peso de la Ley caiga sobre los autores de las agresiones a profesionales sanitarios. En definitiva, que el médico se sienta respaldado en todo momento por su Colegio. Respecto al compromiso de los centros sanitarios: instaurar un protocolo de agresiones y analizar las medidas de seguridad para desarrollar la prevención de las agresiones al personal Sanitario. En definitiva, que el médico se sienta seguro en su trabajo, como he dicho otras veces, protegido por la Justicia y por sus regentes.