Jueves, 9 Abril 2020

III Congreso de Deontología

Dr. Pastor: “Hay que adaptar la ética médica a la excelencia que exigen los nuevos tiempos”

Este jueves comenzó la tercera edición del III Congreso Nacional de Deontología Médica que se celebra en el Colegio de Médicos de Alicante, cuyo presidente, Dr. José Pastor, señaló que es preciso adaptar la pujanza de la ética médica a los nuevos tiempos, “porque la sociedad demanda una excelencia que debe ser respondida”

Alicante 19/05/2016 medicosypacientes.com / R. M.
Jordán, Dr. Rodríguez Sendín, Dr. Pastor, Echavarri, Tirado y Rodríguez.

La mesa inaugural estuvo compuesta por, además del presidente del Colegio de Médicos de Alicante, el Dr. Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC); Gabriel Echavarri, alcalde de Alicante, Manuel Jordán, vicerrector de Investigación e Innovación; Sonia Tirado, concejala de la Sanidad y Empleo del Ayuntamiento de Alicante; y Elena Rodríguez, miembro de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana.

El Dr. Pastor subrayó que “un congreso de deontología toca la fibra más sensible de los colegios profesionales, porque son garantes de la ética profesional de sus colegiados”. La ética afecta de modo transversal a todas las actividades de la profesión médica, pero “debe adaptarse a los tiempos”, expuso. El presidente del Colegio de Médicos de Alicante explicó que los valores de la ética profesional “han debido conjugarse con nuevos valores”.  

Así, “la beneficencia y no maleficencia han sido superados porque la sociedad exige excelencia en nuestra labor”. En su opinión,  “la justicia deja de serlo si no es justicia distributiva y sirve para favorecer la equidad y ahí debe combinarse con la eficiencia. Y la autonomía profesional también se ha visto afectada al encontrarse la mayoría de los médicos encuadrados en organizaciones que tienen sus valores y normas a los que el médico debe adaptarse”. Por tanto, precisó que “el médico debe combinar su ética profesional con las normas de la institución y la mayoría de nosotros no rechaza participar de la ética de la gestión clínica”.  

Por su parte, el Dr. Juan José Rodríguez Sendín reconoció su satisfacción porque la Deontología “haya pasado de pertenecer a unos cuantos ilustrados a impregnar lo más cotidiano de la actividad médica”. Por este motivo, celebró que la investigación y estudio de la ética estén cada vez más presentes en la vida diaria de los colegios. De este modo, expuso que “hay que hacer un esfuerzo para incorporarla al quehacer diario, porque no puede faltar, aunque haya que hacer un notable esfuerzo”.

Asimismo, insistió en las dificultades que encuentra la regulación administrativa a la hora de responder a las necesidades de regulación interprofesionales que se demandan, pero recordó la trascendencia de “proteger los mecanismos de aquello en lo que creemos”. “El Sistema Nacional de Salud ha seguido avanzando a pesar de la crisis y ha sobrevivido a los recortes gracias a los valores y principios de la profesión médica”, comentó.

Además, el presidente de la OMC hizo hincapié en que es relevante que exista una proporción similar de hombres y mujeres en los puestos más destacados del ámbito sanitario, por lo que “es preciso incorporar a las compañeras para ajustarnos a la realidad, puesto que el 75% de las nuevas generaciones de profesionales son mujeres”.

Sonia Tirado argumentó que “el Código Deontológico ayuda a garantizar el buen hacer en el ámbito médico, algo que debería servir de espejo para otras profesiones, puesto que habilita las herramientas necesarias para la reflexión y la autocrítica como espacio obligatorio para mejorar”. Por otro lado, Manuel Jordán, vicerrector de Investigación e Innovación, añadió que “gracias a reflexión deontológica, la calidad está garantizada en el ámbito sanitario”.

Por último, Gabriel Echavarri, alcalde de Alicante, expuso que “la Deontología debe continuar su evolución y adaptarse a los nuevos tiempos”. Y señaló que dentro del tratamiento asistencial que se presta a los pacientes, con el que se ayuda a superar o mitigar una enfermedad, “es fundamental el trato que se les dispensa y, en este apartado, la ética es clave”.