Domingo, 25 Agosto 2019

XII Foro Iberoamericano de Entidades Médicas

Dr. José Ramón Huerta: “La falta de seguridad del paciente no es aceptable en Medicina”

En el marco del XII Foro Iberoamericano de Entidades Médicas (FIEM), celebrado recientemente en Acapulco, México, se celebró una mesa redonda sobre seguridad del paciente en la que intervino el coordinador del Área de Internacional del CGCOM, Dr. José Ramón Huerta, quien expuso su visión sobre este tema que, por su dimensión y consecuencias, “representa un problema de salud pública y no debe aceptarse en Medicina”, según subrayó

Madrid 04/07/2019 medicosypacientes.com/S.P.
Dres. Huerta y Romero en XII FIEM.
La mesa redonda, coordinada por las Dras. Belinda Cazares y Martha Maqueo, contó además con la participación de los Dres. Alberto Caldas, de Portugal; Lili Weng, de Panamá; Gloria Meza, de Paraguay; Odet Soravia, de México; y Jeancarlo Fernandes Cavalcante, de Brasil.
 
El Dr. Huerta, que formó parte de la Delegación del CGCOM en dicho encuentro junto con el presidente Dr. Serafín Romero, inició su intervención destacando la importancia que tiene la seguridad del paciente en el ámbito sanitario, “un pilar básico del sistema asistencial y un espacio común de gestores, profesionales y pacientes, resultado de la interacción y equilibrio permanente de múltiples actuaciones del sistema sanitario y de sus profesionales”, como la definió. Se trata para el representante del CGCOM de “una responsabilidad que ha de ser compartida entre estos agentes, desde la política social por parte de políticos y gestores; desde el ámbito institucional a través del diseño y organizaciones correctas; y también desde la perspectiva profesional aplicando buenas prácticas.
 
Sin embargo, desde su punto de vista, está expuesta a una serie de amenazas con una tendencia creciente y con gran impacto económico sanitario y social para los sistemas sanitarios, hasta tal punto que el Dr. Huerta la calificó de “una epidemia silenciosa”.
 
Lo demostró con algunos datos como que uno de cada 10 pacientes sufre daños en el hospital, el 14% de pacientes ingresados sufren una infección hospitalaria, y más de un millón de muertes se producen como consecuencia de complicaciones quirúrgicas.
 
Por otra parte, el 15% del gasto hospitalario en los países desarrollados es atribuible al tratamiento de los fallos en seguridad. Además, la morbilidad y mortalidad asociadas a la seguridad del paciente es comparable con enfermedades como el cáncer, según indicó.
 
Los errores de medicación figuran también entre las principales amenazas para la seguridad del paciente. Se estima, según los datos expuestos por el Dr. Huerta, que se produce una media de 17 errores al día por cada 100 pacientes hospitalizados (16% en la prescripción, 27% en la transcripción/validación, 48% en la dispensación y 9% en la administración).
 
Como líneas estratégicas para mejorar la seguridad del paciente planteó: mejorar la cultura de la seguridad; prácticas clínicas seguras; gestión del riesgo; participación de pacientes y ciudadanos; investigación en seguridad del paciente; además de colaboración y participación internacional.
 
Se trata, en su opinión, de generar una cultura de seguridad y de promover prácticas clínicas seguras. En este sentido, consideró que todavía queda mucho por hacer, ya que “lograr una verdadera seguridad es un proceso largo”, como señaló. Sin embargo, como destacó, “la inversión en mejora de la seguridad del paciente genera grandes ahorros”, defendiendo que “los pacientes se merecen seguridad total en la asistencia sanitaria”.
 
Seguir avanzando en seguridad del paciente
 
El coordinador del área de internacional del CGCOM también abordó el papel de los médicos en torno a la seguridad del paciente que, en su opinión, pasa por su implicación en una serie de tareas, entre ellas, construir una cultura de la seguridad; liderar a equipos de personas; integrar las tareas de gestión de riesgos; promover la información de incidentes; comunicarse con pacientes y ciudadanos; aprender y compartir lecciones de seguridad; implementar soluciones para prevenir daños; y contribuir a diseñar estrategias de prevención y abordaje.
 
El Dr. Huerta considera prioritario, además, generar un cambio, transformando la cultura de la seguridad; utilizar tecnología avanzada en seguridad; protección para profesionales y pacientes; y considerar la importancia del factor humano. Para lograr estos retos considera prioritario mejorar la formación de los profesionales, ampliar el control de las infecciones asociadas a la asistencia; implantar sistemas de notificación de incidentes; procurar la participación de los pacientes y ciudadanos; y fomentar la investigación en seguridad del paciente, además de impulsar la cooperación internacional.