martes, mayo 28, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCDr. Enrique Guilabert: "Quiero adaptar la tesorería a las nuevas tecnologías y...

Dr. Enrique Guilabert: «Quiero adaptar la tesorería a las nuevas tecnologías y dotarla de una mayor fluidez y transparencia entre departamentos y Fundaciones»

Médicos y Pacientes entrevista al Dr. Enrique Guilabert, actual presidente del Colegio de Médicos de Segovia que el próximo 27 de febrero concurre en las elecciones del CGCOM como candidato a la Tesorería de la corporación

¿Qué le ha motivado a presentarse a este cargo?

Durante la mayor parte de mi carrera profesional, he compaginado el desempeño de la medicina en Atención Primaria con labores en el ámbito sindical y colegial, una labor que me ha llevado a la Presidencia del Colegio de Médicos de Segovia y a la presidencia del Colegio de Médicos de Segovia y a la Tesorería de CESM Castilla y León, una actividad comprometida que avala mi lucha constante en defensa de los derechos de los médicos.

La suma de esta experiencia junto a la dedicación completa que pongo a disposición del Consejo General de Colegios de Médicos de España (CGCOM), y en particular a su Comisión Permanente, podría aportar valor y sobre todo utilidad para toda la actividad que desarrolla esta corporación en muy distintos ámbitos

¿Cuáles son sus planes o propuestas en lo que respecta a la tesorería de la corporación?

Me gustaría implementar una mayor vigilancia y una mejora de la gestión de las inversiones de las cuentas y fondos de la organización. Debemos investigar nuevas fórmulas de financiación y reparto de cargas, en función de los requerimientos específicos tanto de los Colegios como del Consejo. Creo que es hora de desarrollar en esa línea.

También quiero trabajar en adaptar la tesorería a las nuevas tecnologías, dotarla de una mayor fluidez y transparencia entre los distintos departamentos y Fundaciones, para adecuar objetivos, Plan Estratégico y todo tipo de acciones a realidad que día a día se transforma.

¿Qué papel debe de jugar la tesorería dentro de la Comisión Permanente? ¿Debe de contar con más peso?

En mi opinión el responsable de dicha tarea debe de llevar fielmente la contabilidad de la corporación, la vigilancia y salvaguardar los intereses de la Organización y hacerlo de manera prudente, como establece la norma contable, que obliga a contabilizar los beneficios solo cuando se producen y las perdidas en cuanto se conozcan.

Respecto al papel de la tesorería dentro de la corporación creo que debemos de entenderlo como parte de un todo que es la Comisión Permanente del CGCOM. No se puede hablar de un plan estratégico de la tesorería, aisladamente, es un asunto de la Presidencia y de la Comisión Permanente y dentro de un plan estratégico global de toda la institución, como he dicho anteriormente, que además, no se debe de olvidar, debe de estar refrendado por la Asamblea General.

No obstante, este cargo debe de aspirar a buscar la máxima eficiencia para la organización y participar en todas las acciones encaminadas a mejorar la profesión a los colegiados en todos los aspectos, no solo en lo económico.

Ante la circunstancia excepcional de pandemia en la que se encuentra el país y especialmente los facultativos ¿Cómo valora el papel de la corporación durante el año de pandemia?

Creo que los Colegios de Médicos y por tanto la corporación en su conjunto han sabido responder a la enorme prueba de stress que ha supuesto esta pandemia para el Sistema Nacional de Salud, la sociedad, y por supuesto, la profesión médica.

La corporación ha sido un baluarte del profesionalismo médico y de la defensa de los profesionales y de la mejor calidad asistencial, pero siempre hay margen de mejora. Debemos de insistir en reclamar un papel más activo en la toma de decisiones, debemos de alzar nuestra voz para que nuestros compañeros sientan que tienen un apoyo que nunca les va a fallar, que va a mirar por el bien de todos, sin ideologías ni tibieza. Se lo debemos a todos, pero especialmente a los más de 100 compañeros que ya no están con nosotros por trabajar en esta pandemia para cuidar de sus pacientes.

 ¿Cuáles son las líneas de trabajo que debe de seguir el CGCOM ante la situación derivada por la COVID19?

En primer lugar, seguir con las líneas trazadas por todas las organizaciones que componen el Foro de la Profesión Médica, y especialmente en conseguir que la enfermedad por COVID-19 sea considerada enfermedad profesional, y no sólo por el tiempo de duración de la pandemia.

¿La estructura de la corporación o su funcionamiento necesita mejoras? ¿Cuáles?

Por supuesto que necesita mejoras y adaptarse a la realidad de las necesidades de los profesionales y no solo hablar en genérico de la defensa de la profesión. Para ello es preciso que los cargos ejecutivos de la misma puedan dedicarle el mayor tiempo posible, pues la estructura organizativa de los distintos departamentos así lo requiere. No es de recibo que toda la representación en los distintos ámbitos nacional e internacional descanse en unos pocos, hay que repartir el juego entre los miembros de la Asamblea.

¿Qué servicios cree que se deben o pueden mejorar y/o incorporar?

Posiblemente se puedan mejorar todos, y hacerlos todos más eficientes. Particularmente si soy elegido intentaré aportar mi grano de arena en el Departamento Económico, desde la experiencia de haber tenido que gestionar como Presidente un colegio, así como la de gestionar la tesorería del Sindicato Médico de Castilla y León.

Mi primer contacto con nuestra Organización fue como coordinador de Formación Médica Continuada en la etapa de Objetivo 1, esto ha motivado mi interés por este servicio que prestamos a los colegiados. En Segovia, como en otros colegios, hemos impulsado una cantidad importante de cursos “on line” siguiendo la estela de la FFOMC, pero teniendo en cuenta el potencial que tenemos con las retrasmisiones en streaming, creo que se esta desaprovechando la posibilidad de hacer una oferta conjunta y coordinada desde cualquier Colegio de Médicos de España para todos los colegiados del País.

Son múltiples los servicios a los que se podrían incorporar mejoras, sobre todo, todas aquellas relacionadas con las nuevas tecnologías y la coordinación entre colegios. Sin lugar a duda, tenemos una de las infraestructuras mas potentes que puede tener una organización y que con una buena coordinación, indiscutiblemente estaríamos en lo más alto.

¿En qué campo debe de centrarse más la actividad de la corporación los próximos años fuera de la COVID?

Yo tengo claro que la Organización Médica Colegial es la suma de todos los que la componen, por ello, los principales retos están encaminados, por un lado, a mejorar y potenciar la imagen del médico en la sociedad y, por otro, a que la organización institucional que los representa en exclusiva, desde la independencia y los principios del profesionalismo, tenga el mayor peso posible en todas las políticas sanitarias de España.

En ese sentido considero que tenemos que hacer una apuesta por la digitalización, nuevas comunicaciones y prestar el máximo de servicios a sus colegiados, con una coordinación exquisita entre todos los colegios de España para sumar y no restar en la consecución de nuestros objetivos.

Y, por supuesto, reclamar a los que nos gobiernan ese reconocimiento que nos merecemos en todos los ámbitos y poder participar en la toma de decisiones y hacer que el médico se sienta partícipe de todo ello.

¿Qué destacaría de la labor que desempeñan las tres fundaciones con las que cuenta el CGCOM?

Las Fundaciones son un instrumento crucial para canalizar la responsabilidad social, dar soporte formativo a los colegiados y fomentar la solidaridad tanto nacional como internacionl, que son valores fundamentales en nuestra profesión.

Sin duda es un orgullo contar con estas estructuras que no pierden vigencia sino todo lo contrario. Así lo hemos podido contrastar en situaciones tan complicadas como la que estamos viviendo actualmente, donde la Fundación para la Protección Social (FPSOMC) ha sido y es fundamental para ayudar y dar soporte a los médicos y a las familias que más lo han necesitado, no solo a través de su catálogo de ayudas sino mediante un dispositivo integral que permite no dejar a nadie fuera de lo que denominamos la Familia Médica, una organización con más de un siglo de vida, cien años que avalan el compromiso de la profesión con la sociedad y, por supuesto, los médicos.

Respecto a la Fundación para la Formación, forma parte también del eje de acción de esta corporación, siendo la herramienta que articula nuestro compromiso por la Formación Médica Continuada, su acreditación y la mejor asistencia a nuestros pacientes.

De la FCOMCI soy patrono y fundador de la primera Oficina de Cooperación Internacional en la Comunidad de Castilla y León, con esto lo he dicho todo, creo que en los tiempos que estamos viviendo la labor que desempeña es necesaria, yo diría imprescindible. Sirviendo para proteger y asesorar a los médicos que llevan su esfuerzo y buen hacer a países en desarrollo.

 No me voy ha extender con las múltiples prestaciones que ofertan las tres fundaciones, pero si considero que deberíamos esforzarnos más en darlas a conocer dentro y fuera de nuestro entorno.

Los médicos están sujetos al Código de Deontología Médica que está en proceso de actualización. De este libro de cabecera para los profesionales ¿qué principios y valores destacaría y cuáles habría que incorporar?

No podemos olvidar la imprescindible aportación de los Comités de Ética y Deontológica de nuestros colegios. Considero que es el momento de comenzar un nuevo periodo donde la deontología médica debe de estar en la primera línea. Por ello, entre otras cosas, y dentro de mis funciones en el seno de la Comisión Permanente, me propongo impulsar su promoción y desarrollo, tratando de unificar criterios dentro de la sana diversidad de cada colegio.

Cuando se celebró el V Congreso de Deontología en Segovia estamos hablando de 2018 contábamos con la presentación de la reforma del Código de Deontología (2011), han pasado tres años y no se ha presentado, hasta cierto punto es comprensible por la complejidad que conlleva plasmar las orientaciones éticas en normas de obligado cumplimiento y la dedicación que ha supuesto la atención clínica a la pandemia, casi en exclusividad.

La importancia de los valores y principios ético-deontológicos tienen hoy día más vigencia que nunca, ya que la ciencia gana en omnipotencia respecto a la vida humana y la salud. La sociedad cambia, la ciencia avanza, la investigación entra en terrenos límite y es necesaria al menos una reflexión sobre todo lo que se hace o se puede o debe hacer. No todo lo que es posible hacer, es ética y deontológicamente aceptable.

Pienso que sus principios son afirmación de valores donde la relación médico paciente es fundamental, aunque con el tiempo o las circunstancias cambie su forma de realización. Donde la persona sana, el enfermo, la familia y la sociedad sigan siendo eje central de su contenido. La relación médico paciente de calidad científica y humana son un valor inexcusable.

El compromiso profesional con una atención de calidad, el secreto profesional, la investigación, la docencia, la formación continuada, la atención al final de la vida, la relación de respeto entre profesionales, no varían. En todo caso se renuevan, se refuerzan y se actualizan desde los principios generales a su aplicación en temas específicos que precisan de normalización. Para ello el debate profesional es obligado, y una de las funciones fundamentales de los Colegios de Médicos.

Considero también importante el método deliberativo en la valoración de la actuación profesional desde el punto de vista ético y deontológico. Ahí están los Comités de Deontología para poder asesorar a Juntas Directivas y Colegiados, y con su participación en Docencia en temas éticos y deontológicos.

El Código de Deontología debe ser libro de consulta de conocimiento, orientación y crítica en la mesa del profesional de la medicina.  De su uso solo debe salir una mejor actuación profesional.

Desde 2008 la corporación ha creado un cuerpo de doctrina centrado en el profesionalismo médico, ¿qué opinión tiene al respecto?

Una opinión muy positiva, como no podría ser de otra forma. No podemos entender esta profesión ni esta corporación sin el profesionalismo médico, que no es otra cosa que el contrato social suscrito como profesionales, con los pacientes y con la sociedad en su conjunto.

Debemos de seguir poniendo por delante de todo al paciente y sus intereses para consolidar una relación médico-paciente que es la base de la mejor medicina.

¿Qué mensaje le diría a los que van a decidir estas elecciones para convencerles de que usted es la mejor opción?

Considero que llego a estas elecciones con un importante bagaje en el ámbito colegial y profesional por mi competencia y experiencia como Coordinador de Formación Médica Continuada, por mi labor al frente del COM de Segovia y por mis conocimientos y reputación como Tesorero del sindicato CESMCYL.

Honestamente considero que, en estos tiempos de contrastes, es el momento de abordar un cambio. La oportunidad de consolidar nuestra organización como una institución puntera en la defensa de nuestros derechos, donde prime el diálogo pero también la exigencia. Un lugar donde el compromiso con los valores de nuestra profesión sea un pilar fundamental.

Aspiro, consciente de la responsabilidad y el compromiso que entraña la Tesorería, a formar parte de una gran corporación que trabaje y luche por el conjunto de la profesión médica, así como para generar confianza en la gestión del Consejo General de Colegios de Médicos.

 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares