Miércoles, 26 Septiembre 2018

Datos ONT

Dos tercios de los españoles que donan un riñón en vida son mujeres

Las mujeres donan más del doble de órganos en vida que los hombres en España, ya que de los 332 trasplantes renales de donante vivo realizados en 2017 dos tercios (64%) se hicieron con riñones procedentes de mujeres, frente al 36 por ciento de los realizados con órganos donados por hombres, según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) presentados en la Jornada "Mujer y Salud Renal", celebrada ayer en el Senado

Madrid 06/03/2018 medicosypacientes.com/E.P.
"La donación de vivo tiene un marcado acento femenino", destacó la directora general de este organismo, Beatriz Domínguez-Gil, durante la jornada 'Mujer y Salud Renal' celebrada ayer en el Senado 
 
Además, los datos de la ONT muestran como esas donaciones van dirigidas fundamentalmente para los hombres, que constituyeron el 66 por ciento de los receptores de este tipo de trasplantes, y que esa mayor generosidad de la mujer se da tanto para receptores adultos como pediátricos.
 
La tendencia es similar en otros países y sobre todo suelen ser parejas o madres del paciente que necesita el riñón, que "por su carácter más sacrificado" suelen estar más dispuestas a donar o "tienen la decisión más firme", incluso cuando existe más de un potencial donante.
 
La Jornada fue vinculada a la celebración del Día Mundial del Riñón que se celebra mañana jueves, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, "en el que hay que poner en valor que la donación en vida es más frecuente en mujeres, con todo el sacrificio que supone para una persona sana someterse a un procedimiento quirúrugico en beneficio de otro", destacó la directora general de la ONT en declaraciones a los medios. Domínguez-Gil destacó, además, la necesidad de mejorar las donaciones de vivo en España ya que, tras alcanzar su "máximo esplendor" en 2014, con 420 trasplantes, ha bajado un 20 por ciento en los últimos años.
 
"El descenso en la actividad no es una noticia negativa, porque se ha dado en paralelo al aumento de donantes fallecidos, pero debemos recuperar esta actividad", según la directora general de la ONT, ya que las donaciones de vivo ofrecen mejores resultados que las de órganos de donantes fallecidos, tanto en supervivencia como en calidad de vida.
 
De hecho, el objetivo sería que los pacientes que necesitan una terapia renal sustitutiva pudieran acceder directamente al trasplante sin necesidad de pasar por hemodiálisis o diálisis peritoneal, algo que sin embargo sólo consiguen actualmente casi 5 por ciento de estos pacientes en España.
 
Para ello, están trabajando en acciones "de índole organizativa" para que haya profesionales especializados en la donación de vivo dedicados a informar de esta posibilidad en las consultas, o se pueda agilizar la evaluación de potenciales donantes "para que se haga en un corto de periodo de tiempo".
 
Asimismo, añadió Domínguez-Gil, también están tratando de reforzar el programa de trasplante renal cruzado para aumentar opciones de aquellos pacientes que tiene un potencial donante pero es incompatible por grupo sanguíneo.
 
Protección sociolaboral a los donantes
 
La directora de la ONT indicó que también están trabajando con los ministerios de Empleo y Sanidad para mejorar la "protección integral" de estos donantes en vida, tanto desde una perspectiva médica como psicosocial.
 
El objetivo, según indicó, es que estos donantes puedan optar a una baja laboral "con carácter protegido" como sucede con los permisos de maternidad, y que les cubra desde que se inician los estudios de compatibilidad previos al trasplante hasta la posterior recuperación de la intervención.
 
En este sentido, la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad, la pasada semana, una proposición no de ley para que el Gobierno ampliara esta protección socio-laboral y los donantes vivos estén protegidos ante un posible despido durante ese proceso, como reclama la ONT desde hace un año.
 
Enfermedad renal, "epidemia silenciosa"
 
Durante el encuentro, la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), María Dolores del Pino, ha alertado de que la enfermedad renal crónica es una "epidemia silenciosa" y que España es el país con más pacientes en tratamiento renal sustitutivo, más de 21.000 mujeres, que a su juicio es "el fracaso de la prevención".
 
"Es una enfermedad de conducta, si somos capaces de cambiar algunos hábitos podremos cambiar aquellos factores de riesgo que son evitables", ha destacado esta experta, que lamenta que muchos de ellos, como el sedentarismo, el sobrepeso o la diabetes, tienen una mayor prevalencia en mujeres que en hombres en España.
 
Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Afectados por las Enfermedades del Riñón (Alcer), Jesús Molinuevo, destacó el impacto socio-laboral que tienen estas enfermedades y sus tratamientos para los afectados, y ha reclamado "medidas correctoras" que les garanticen la igualdad de acceso al trabajo "con los condicionantes de su enfermedad: más revisiones, cansancio o más riesgo de absentismo laboral".
 
Además, pese a que el 52 por ciento de las mujeres con tratamiento renal sustitutivo están en edad laboral, ha lamentado que muchas de ellas tienen "problemas" para compatibilizar su enfermedad con el rol de cuidadora en su ámbito familiar y acaba influyendo en su estado emocional.
 
"De nada nos sirve que los profesionales sanitarios hagan un magnífico trabajo si no tenemos acceso a una plena integración social, familiar y laboral", indicó Molinuevo.