Viernes, 21 Septiembre 2018

Lesiones de rodilla y tobillo

Desarrollan sistemas de bioimpresión 3D y biotintas para la regeneración de cartílago y hueso

Un proyecto español de colaboración público-privada desarrollará durante los próximos tres años sistemas de bioimpresión y biotintas para la regeneración tridimensional del cartílago y el hueso con el objetivo último de llegar a la aplicación clínica en las lesiones osteocondrales (las que afectan principalmente a las articulaciones de la rodilla y de la parte inferior del tobillo)
Madrid 09/02/2017 medicosypacientes.com
Células impresas.

El nuevo proyecto está financiado por el programa Retos-Colaboración del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Cuenta con un presupuesto de 691.000 euros y la participación de dos empresas españolas, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Granada, el Centro de Investigación Biomédica en Red de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER-BBN) y su ICTS NANBIOSIS.

Las empresas y grupos de investigación participantes en este proyecto trabajarán en la fabricación de piezas malladas tridimensionales o andamiajes diseñados con sistemas de bioimpresión 3D. Estas piezas serán alimentadas con células que posibilitan la generación de tejidos in vitro para regenerar lesiones. 

El objetivo último es el desarrollo de nuevas biotintas (en las que se combinen las piezas malladas y las células) que se implanten en hueso y cartílago. 

Desde el punto de vista científico, hay varias mejoras a realizar en el área de la bioimpresión 3D para conseguir que esta tecnología tan prometedora pueda ser utilizada en la clínica con garantías de éxito. Es necesario el desarrollo de nuevos biomateriales para las piezas malladas que imiten a los materiales biológicos con propiedades mecánicas y químicas similares. 

Estos biomateriales tienen que ser imprimibles y sus parámetros tienen que ser controlables. Es necesario, además, el acceso a una bien caracterizada y reproducible fuente de células para alimentar estas piezas que puedan ser obtenidas en grandes cantidades para poder reparar áreas amplias de tejido. 

Además, se tienen que poner a punto los procesos de tratamiento celular y el desarrollo de nuevas biotintas, así como adaptar el sistema de bioimpresión a los mismos.