Domingo, 21 Abril 2019

Día de la Atención Primaria

Declarados desiertos los reconocimientos del Foro de AP a las CCAA por no cumplir los 10 puntos del Decálogo de Objetivos

Los reconocimientos del Foro de AP a las CCAA han sido declarados desiertos por no cumplir los 10 puntos del Decálogo de Objetivos. Para esta edición el Foro decidió realizar una encuesta participativa que permitiera obtener una mirada objetiva para reconocer la gestión/ labor  que las administraciones  están llevando a cabo en lo que a los sistemas sanitarios de las diferentes CCAA se refiere

Madrid 11/04/2019 medicosypacientes.com
Representantes de las organizaciones integradas en el Foro de AP.

En años anteriores los reconocimientos no llegaron a copar todos los puntos del Decálogo pues se consideró que en casi el 50% de los mismos, no se llegaba a un mínimo que  fuera adecuado para que este Foro pudiera premiar la labor que consejerías/administraciones/ instituciones de las diferentes CCAA.

Este año  3.782 profesionales ( médicos de familia, pediatras, estudiantes y MIR) participaron en una encuesta online que se distribuyó a los socios de cada una de las organizaciones que conforman el Foro y Pediatras .

Decálogo

1. La Atención Primaria es el eje del sistema sanitario, y así debe ser reconocida a todos los efectos: incremento presupuestario, dotación adecuada de recursos humanos y aumento de la capacidad de realización de pruebas diagnósticas.

Este año se puede apreciar que la gran mayoría de los encuestados apuestan por un no rotundo en este punto y prueba de ello es la gran cantidad de protestas a lo largo de todo el territorio nacional. El Foro de Médicos de AP este año considera no dar ningún reconocimiento en este punto a ninguna CCAA y les insta a que deberán reconsiderarse el presupuesto que deberán destinar a la AP para que vuelva a tener el reconocimiento que se merece. Inciden en que no menos del 20%  ahora y hasta un mínimo del 25% en 5 años. 

2. La Atención Primaria debe liderar, por tanto, la gestión de los procesos del enfermo crónico dentro del sistema sanitario y social, incluyendo la coordinación con el nivel hospitalario, centros geriátricos y de discapacitados y asociaciones de pacientes.

Los encuestados por el Foro han coincido por tercer año consecutivo en que en este punto, las estrategias de cronicidad que se han ido elaborando en las diferentes CCAA están paradas o no se ha centrado el liderazgo de las mismas en la AP, donde señalan que debería ponerse el foco. 

3. Los Médicos de familia y pediatras deben, a su vez, liderar la toma de decisiones relacionadas con la organización y gestión de los recursos sanitarios. 

El Foro destaca que “estamos asistiendo a un gran deterioro en el trabajo diario de los CS, procesos de selección de personal y suplencias que amenazan con destruir el modelo de AP que tan envidiado ha sido en todo el mundo”. Así lo han manifestado también los profesionales que han participado en la encuesta de este año por lo que un año más se queda desierto este punto.

4. Dado su papel central en el sistema sanitario, los médicos de familia y pediatras deben tener acceso al catálogo completo de pruebas complementarias según indicación razonada y criterios de eficiencia clínica. 

En la actualidad existe a una gran desigualdad en lo que a cartera de servicios se refiere a lo largo de todo el territorio nacional y si bien ha habido algunas CCAA que en años anteriores trabajaron para desarrollar un catálogo amplio y accesible de pruebas diagnósticas para todos los profesionales de la Atención Primaria este año  señalan que la AP de este país necesita trabajar en la consecución de un catálogo homogéneo que no discrimine a unos pacientes de otros por el lugar donde habiten. Por lo tanto, se deja desierto este punto.

5. El ejercicio de la Medicina en Atención Primaria debe tener un entorno profesional y laboral atractivo: estabilidad, incentivación basada en criterios profesionales, reconocimiento de la penosidad (turnos de tarde, soledad...) 

“La iniciativa que el actual equipo ministerial había puesto en marcha para escribir y diseñar el nuevo modelo de AP que querríamos tener no ha tenido el resultado deseado que nos hubiera gustado, si bien es la primera vez en muchos años que se ha puesto el foco en la AP por parte de un ministerio de sanidad,aunque todo ha quedado en un mero propósito y no una actuación urgente” como demandaba este Foro.

6. Las agendas deben adecuarse a una asistencia de calidad, con un tiempo mínimo de 10 minutos por paciente, siempre teniendo en cuenta el contexto socio demográfico y eliminando toda actividad burocrática que no tenga justificación clínica, facilitando al máximo su realización. 

Los profesionales de todas las CCAA están de acuerdo en este punto del Decálogo del Foro de Médicos de AP no solamente no se ha avanzado sino que cada vez se encuentran una sobrecarga laboral desmedida que está generando una merma importante en la calidad asistencial de nuestras consultas. 

7. La gestión de la Incapacidad Temporal debe tener un diseño basado en criterios clínicos, evitando la multiplicación de informes que requiere la nueva regulación, y haciéndola extensiva a todos los niveles asistenciales. 

Los profesionales de AP en la encuesta realizada continúan pensando que pese a las mejoras implantadas hace ya tiempo y de manera escalonada, no son suficientes para poder desarrollar de manera adecuada nuestro trabajo diario en AP. Por lo tanto, este punto también queda desierto en esta edición.

8. La receta electrónica debe extenderse a todos los niveles asistenciales y a todo el Sistema Nacional de Salud, en un formato ágil y que garantice la interoperabilidad, así como el acceso al historial médico integrado a nivel nacional. 

En este apartado, ya son todas las CCAA las que disponen de e-receta y si bien en la encuesta  se puede ver que el SI es predominante en todas ellas, entienden que  el cumplimiento de una normativa no basta para dar un reconocimiento,  además de que han transcurrido más de 10 años desde que se inició en algunas CCAA hasta terminar con la interoperabilidad entre CCAA hace escasas semanas. 

9. La formación en Atención Primaria debe empezar en la universidad, con la creación de un área de competencias en Medicina de Familia y la definición de competencias específicas de Pediatría de AP en la formación de pregrado, adecuando los criterios de acceso a la docencia universitaria a la realidad de la Atención Primaria. Los profesionales que han participado en la encuesta no han querido reconocer en este punto a ninguna de sus Universidades porque “aún no disponemos de estructuras propias, unidades departamentales de Medicina de Familia o en las de Pediatría se enseñe con una mirada de AP que permita a los futuros médicos  elegir  estos ámbitos”.

10. Se debe facilitar el acceso de los profesionales de AP a las actividades formativas y promover la investigación teniendo en cuenta las características propias de dicho nivel asistencial.

El Foro destaca que “todos debemos llevar a cabo actividades formativas que nos permitan crecer en el desarrollo profesional y nos ayude a mejorar la práctica clínica asistencial así como la eficiencia y capacidad resolutiva de la Atención Primaria”. Sin embargo, no se promueve lo suficiente o no se destinan los recursos suficientes en AP para que los profesionales que en ellas trabajan  puedan llevar a cabo labores de investigación y participar en actividades formativas. Por lo tanto, este punto último del Decálogo también se queda desierto.