Martes, 15 Octubre 2019

Avances Cáncer de Ovario

Cada año se diagnostican en España más de 3.100 casos de cáncer de ovario

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) revela, en un informe, los nuevos avances y evolución de los tumores de cáncer de ovario, enfermedad que en España tiene una incidencia de más de 3000 casos al año

27/05/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 28 de mayo de 2013 (medicosypacientes.com)

Desde el pasado febrero, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) realiza cada mes una campaña de comunicación bajo el lema: "En oncología, cada avance se escribe con mayúsculas" en el que emite notas de prensa con la evolución y los avances que han supuesto los principales tumores.

En cuanto al cáncer de ovario en España tiene una incidencia  de más de 3.000 casos al año, siendo el cuarto cáncer en orden de incidencia en mujeres, detrás tan solo del cáncer de mama, el cáncer colorrectal y el cáncer de endometrio.

Según revela este informe la supervivencia a cinco años ha pasado de ser de 1.400 pacientes en los años 70 a casi 1.700 las diagnosticadas cada año en la actualidad.

La tasa de mortalidad por cáncer de ovario ha ido creciendo progresivamente en España entre los años 1975 y 2001, año en el que se sitúa en 6,73 casos por 100.000 habitantes. "A partir de entonces, la tendencia ha cambiado y la tasa de mortalidad ha comenzado a descender, lo cual probablemente se deba a un mejor diagnóstico de esta enfermedad y a la aplicación de nuevos tratamientos médicos y quirúrgicos", asegura el doctor Antonio González jefe del Servicio de Oncología del MD Anderson Cáncer Center de Madrid y secretario del Grupo Español de Investigaciones en Cáncer de Ovario (GEICO).

Otro indicador del estado del cáncer de ovario es la supervivencia de los pacientes, que refleja en qué medida los  casos se diagnostican en un estadio potencialmente curable y el grado de eficacia de los procedimientos terapéuticos utilizados, ya que mide el tiempo transcurrido entre el diagnóstico de la enfermedad y la defunción de los pacientes.

En España, la supervivencia relativa a cinco años en el cáncer de ovario en mujeres diagnosticadas entre 1995 y 1999 es del 36,9%, según muestra el informe. "Esta supervivencia ha experimentado un menor crecimiento para el cáncer de ovario que para otros cánceres, debido a que en éste es muy difícil realizar diagnósticos precoces y no existen programas de cribado hasta la fecha, al contrario de lo que ocurre en el cáncer de mama o de colon", asegura el doctor González.

La supervivencia a cinco años por cáncer de ovario en los años 70 se situaba, según los datos de la American Society of Medical Oncology (ASCO) en torno al 35%, mientras que hoy supera el 45%. Es decir, una ganancia de supervivencia de menos del 1% cada dos años. Quizá puede parecer insignificante año a año, pero si consideramos que cada año se diagnostican en España más 3.100 casos de este tumor, la supervivencia a cinco años ha pasado de ser de 1.400 pacientes a casi 1.700 de las diagnosticadas cada año (300 pacientes más cada año más que si estos avances no hubieran tenido lugar) supone la suma de pequeños avances que ha llevado en su conjunto a un incremento tan significativo.

Sin embargo, en el caso del cáncer ovario, los beneficios en supervivencia han sido más modestos que en otros tipos de tumores, probablemente debido a una baja proporción de diagnósticos precoces, a la ausencia por el momento de tratamientos dirigidos frente a dianas específicas o a la dificultad para la incorporación a la práctica clínica habitual de algunas técnicas complejas.

Por tanto, es necesario que, aquellos progresos, por pequeños que sean, que muestran beneficios significativos para las enfermas, se incorporen de manera equitativa para todas las pacientes, y que el acceso al mejor tratamiento para su enfermedad sea universal.

Estos pequeños avances,  considerados cada uno de ellos de manera aislada, podrían haber sido considerados de escasa relevancia, pero acumulados entre sí han llevado a cambiar en muchos casos de una manera notable el pronóstico y la calidad de vida de muchos pacientes.