Lunes, 20 Noviembre 2017

Agresiones en el ámbito sanitario

Andalucía creará la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario

Representantes del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, presidido por el Dr. Juan Antonio Repetto López, se reunieron con el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y le trasladaron la importancia de crear la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario en la comunidad autónoma con el fin de minimizar las agresiones a sanitarios

Sevilla 07/09/2017 medicosypacientes.com / CACM
Reunión del CACM con el delegado del Gobierno en Andalucía.

Con la creación de esta figura policial se pretende tener una comunicación fluida y regular que fomente el contacto periódico con las organizaciones de manera que se atiendan las preocupaciones y dificultades de cada zona o área concreta. En esta línea, el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos señaló que “es importante que cada provincia andaluza tenga su propio interlocutor y que esos ocho interlocutores estén a su vez coordinados por uno andaluz”.

La creación de esta figura está recogida en el protocolo sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud, aprobado por el Ministerio del Interior el pasado mes de junio, y que tiene por objeto establecer un procedimiento de actuación común para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante cualquier tipo de agresión o manifestación de violencia e intimidación dirigida a médicos y profesionales de la salud.

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, firmó ya un acuerdo de colaboración con la Delegación del Gobierno de España en Andalucía y las Jefaturas Superiores de Policía Occidental y Oriental en el 2013 y en el que se establecía un margo general de colaboración que recogía, entre otros puntos, el desarrollo de actividades encaminadas a la prevención de agresiones y la elaboración de un protocolo de actuación ante este tipo de amenazas.

A la reunión asistieron también el vicepresidente I del Consejo Andaluz, Dr. Emilio García de la Torre; el secretario técnico del Consejo Andaluz, Dr. Manuel Pérez Sarabia; y el secretario general del Colegio de Médicos de Cádiz, Dr. Gaspar Garrote Cuevas, así como José Antonio Togores, comisario principal Jefe Superior accidental de Policía de Andalucía Occidental y Emilio Serrano, teniente coronel Jefe del Servicio de Operaciones de la 4ª Zona de la Guardia Civil.

Segunda comunidad que lo pone en marcha

La decisión de poner en marcha este protocolo surgió a raíz de la reunión que el Ministerio del Interior mantuvo en marzo con la Organización Médica Colegial (OMC) y su Observatorio Nacional de Agresiones, así como con representantes del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Observatorio de Seguridad Integral en Centros Hospitalarios para abordar esta situación.

La Instrucción 3/2017, de la Secretaría de Estado de Seguridad, sobre medidas policiales a adoptar frente a las agresiones a profesionales de la salud establece un marco de actuación adecuado para reforzar las labores de prevención e investigación de la comisión de ilícitos penales a profesionales sanitarios en los centros médicos o con ocasión de su labor, con la finalidad de reducir la incidencia delictiva y mejorar la sensación de seguridad del personal que trabaja en los mismos.  

Andalucía es la segunda comunidad que materializa esta iniciativa, después que lo haya hecho Cantabria. Su objetivo es fomentar el establecimiento de contactos periódicos con las organizaciones representativas para atender las preocupaciones y dificultades que se divisen en cada zona o área concreta, para lo cual se establecerán una serie de encuentros con los responsables sanitarios. El protocolo permitirá responder de manera coordinada y eficaz a las cuestiones relacionadas con la protección de los profesionales de la salud y su entorno, fortaleciendo la cooperación policial con las autoridades sanitarias en sus actuaciones para mejorar la seguridad en el ámbito de centros médicos, reforzando el conocimiento y confianza en los cuerpos policiales.