Campaña medicina rural

Viernes, 3 Febrero 2023

Representantes de médicos postgraduados reclaman un control de calidad de la formación que recibe el MIR

05/11/2012

La segunda parte de la Jornada sobre "Demografía Médica. Planificación de la profesión", organizada por el Foro de la Profesión Médica se dedicó a la formación especializada. En esta mesa redonda los representantes de los médicos en formación dibujaron la situación de este colectivo, uno de los más afectados por la crisis sanitaria, aprovechando este escenario para insistir en la necesidad de que se establezcan los mecanismos adecuados, siguiendo lo dictado en distintas normativas, para que la formación que reciben los médicos residentes pase su correspondiente control de calidad

Madrid, 2 de noviembre 2012 (medicosypacientes.com)

Una de las mesas redondas celebradas en el marco de la Jornada que, sobre Demografía y planificación de la profesión, organizó el Foro de la Profesión el pasado miércoles, se centró en el análisis de la situación sobre la formación postgrado. Moderada por el representante nacional de médicos en formación de la OMC, el doctor Fernando Rivas, se contó con la participación de José Luis Bonafonte, actual secretario MIR de la CESM, y con José María Romeo Ladrero, experto en estadísticas sobre médicos residentes y editor del blog “MIRentrelazados”.

El representante nacional de Médicos en formación de la OMC centró su intervención en la necesidad de evaluación de la formación que recibe el residente al considerarlo un aspecto fundamental para saber “¿en qué nos basamos para asegurar que salimos bien preparados?  y para  tener la certeza de que el MIR es el mejor sistema de formación de especialistas, y bajo el convencimiento de que “la calidad va ligada a una necesaria evaluación para una mejoría continua,”.  Y es que desde su punto de vista “el desarrollo de un nuevo sistema requerirá de mejores y más avanzados sistemas de control de calidad”.

En realidad lo que este representante de los MIR pide es que se cumpla lo que ya se recogió en distintas normativas como el RD 127/1984 en el que se habla del sistema de evaluación de los residentes, al igual que el RD 183/2008, que desarrolla más extensamente el sistema de evaluación de residentes.

El doctor Rivas se mostró esperanzado de que con la llegada de la Troncalidad se generen las herramientas evaluadoras del tipo del e-portafolio, un instrumento que tiene como objetivo la selección de muestras de trabajo o evidencias de consecución de objetivos profesionales que, ordenados y presentados de un determinado modo, cumplen la función de potenciar la reflexión sobre cada una de las prácticas educativas y profesionales.

También puso el acento sobre la falta de regulación que, a día de hoy sigue teniendo la figura del tutor que lo achaca, entre otros factores, al escaso desarrollo autonómico que se le ha dado al R.D.183/2008, por el que se desarrollan se desarrollan determinados aspectos del sistema de formación sanitaria especializada. Al respecto considera que tanto dicha regulación como la mejor definición de las unidades docentes contribuirán a la mejora de la calidad en el sistema sanitario.

El representante MIR de CESM, Bonafonte, defendió  la necesidad de que los MIR tengan asegurada una salida laboral al finalizar la formación, de no ser así, como señaló, “estaremos hipotecando el futuro sanitario de nuestro país”.

Para Bonafonte, el futuro de los médicos en formación en España es “mucho más oscuro que el que plantea el Ministerio de Sanidad en su estudio sobre "Oferta y necesidad de médicos especialistas en España 2010-2025".

La prueba de ello la avaló con más datos: En 2011, 1.435 facultativos solicitaron en la OMC, el certificado de idoneidad para salir de España, casi un 14% más que en el año anterior, de los cuales sobresalieron los médicos catalanes, con 340 solicitudes, seguidos de valencianos, 193, y andaluces, 145. Los principales destinos elegidos por estos médicos son por este orden Reino Unido, Portugal y Francia a los que siguen Alemania y EE.UU., lo cual está convirtiendo a España en un país de emigrantes pero, a diferencia de los años 60, de profesionales altamente cualificados. En ello coincidió el otro de los intervinientes en esta mesa redonda, Romeo Ladrero quien afirmó que nunca en España la profesión de médico había tenido “tanto pedigree”.

Incidió en lo llamativo de que las cifras del númerus clausus no casen con la del MiR, lo cual, desde su punto de vista, representa “el nudo gordiano de la planificación de recursos humanos médicos para los próximos años”, ante lo cual propone la búsqueda de  índices sensores de un modelo de equilibrio fluctuante, que permitan anticipar decisiones para ajustar las variables del Sistema.

Los ministerios de Sanidad y Educación son los responsables de la gestión de las Pruebas MIR, y por tanto de garantizar que se cumpla su objetivo de cubrir en su mayoría la oferta previamente realizada. Romeo también incidió, en otro momento de su intervención, en el auge de la recirculación en el MIR como salida laboral mejor que los contratos precarios o ausencia de los mismos, amén de aumentar la emigración de los especialistas a países con mejor oferta de empleo.