Campaña medicina rural

Sábado, 28 Enero 2023

One Health

Piden más cooperación en materia de salud humana, animal y medioambiental contra futuras crisis de salud pública

La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto los puntos débiles de las redes mundiales de seguridad sanitaria, según una nueva serie de cuatro artículos publicada en 'The Lancet', cuyos autores sostienen que se debe aplicar un enfoque mundial de 'Una sola salud' (One Health), en el que las organizaciones de salud humana, animal y ambiental trabajen juntas para prevenir, vigilar y responder a las emergencias de salud pública
Madrid 20/01/2023 medicosypacientes.com/E.P.
Así, los autores piden una mayor inversión en este enfoque, especialmente para intervenciones preventivas y de preparación ante emergencias sanitarias, ya que existen pruebas claras de los beneficios en cuanto al número de vidas humanas y animales salvadas y al ahorro financiero resultante de una cooperación intersectorial más estrecha.
 
Se necesitan miles de millones de euros al año para lograr un impacto real en la prevención y la preparación a nivel mundial, una pequeña fracción del coste de responder y recuperarse de una emergencia sanitaria mundial como la pandemia de COVID-19.
 
Un análisis global de las redes de 'Una Sola Salud' revela lagunas y disparidades en la distribución geográfica y las estructuras de asociación, con más redes activas y con sede en Europa y Norteamérica que en otras regiones.
 
La serie sostiene que el movimiento 'Una sola salud' debe liberarse de las estructuras de poder centradas en los países de altos ingresos para establecer redes mundiales más igualitarias que aborden la amplitud de los problemas y atiendan a las comunidades más afectadas por las amenazas emergentes y existentes a la seguridad sanitaria.
 
Además, sugieren que las prioridades de financiación deben ir más allá de las subvenciones y ayudas a una industria académica y de desarrollo con sede en países de renta alta, para centrarse más en la transferencia de tecnología mensurable y la autosuficiencia en los países en desarrollo.
 
La serie también ha descubierto que las organizaciones medioambientales no suelen estar presentes en el diseño y el establecimiento de la agenda de las redes de 'Una sola salud', lo que limita el grado en que se practica plenamente el enfoque.
 
Por ello, los autores piden que los enfoques de 'Una sola salud' impliquen a más organizaciones comunitarias y de salud medioambiental para integrar mejor las cuestiones medioambientales, de fauna y flora silvestres y agrícolas a la hora de abordar los retos relacionados con la propagación de enfermedades y la amenaza de futuras pandemias.
 
El doctor Osman Dar, de Chatham House (Reino Unido) y uno de los autores de la serie, afirma que "la pandemia de COVID-19 ha puesto de relieve la interconexión entre la salud humana, la sanidad animal y el estado del medio ambiente, así como el impacto catastrófico de subestimar las amenazas que surgen en esta interfaz".
 
"A medida que los países tratan de recuperarse de los efectos de la pandemia de COVID-19, la adopción de enfoques integrados de 'Una Sola Salud' que tengan plenamente en cuenta sus principios subyacentes será clave para lograr avances significativos y reconstruir mejor", concluye.
 
Accede a los artículos: