Sábado, 1 Abril 2023

Las actividades de formación y entrenamiento son objetivos irrenunciables de la actividad de voluntarios y cooperantes

17/05/2012

Las actividades de formación y entrenamiento son objetivos irrenunciables de la actividad de voluntarios y cooperantes. Ésta es una de las conclusiones de la Jornada celebrada por el Consejo Andaluz de Colegios Médicos y su Instituto de Formación sobre “La Medicina Andaluza en la Cooperación Internacional”, celebrada con el objetivo de dar visibilidad y relevancia a esta forma de desempeño profesional y los valores que la rodean, en la que participaron numerosos expertos en el tema

Málaga, 17 de mayo de 2012 (medicosypacientes.com)

Las actividades de formación y entrenamiento son objetivos irrenunciables de la actividad de voluntarios y cooperantes. Ésta es una de las conclusiones de la Jornada celebrada por el Consejo Andaluz de Colegios Médicos y su Instituto de Formación sobre “La Medicina Andaluza en la Cooperación Internacional”, celebrada con el objetivo de dar visibilidad y relevancia a esta forma de desempeño profesional y los valores que la rodean, en la que participaron numerosos expertos en el tema

Cada día es mayor el número de médicos y enfermeros andaluces interesados en  actividades de voluntariado y cooperación en los países en vías de desarrollo.  Practicar la medicina en estos ambientes supone enfrentarse a enfermedades desconocidas en el entorno habitual, la precariedad de recursos disponibles y el contacto con poblaciones vulnerables cuyas culturas difieren profundamente de la nuestra. La actividad de médicos, enfermeros u otros profesionales en este contexto no está exenta de riesgos. 

En esta Jornada también participó la Fundación Red de Colegios Médicos Solidarios de la OMC, a través de su secretaria técnica, Yolanda López, para abordar el papel del profesional médico voluntario y cooperante, la seguridad en cooperación, así como para presentar la labor que lleva a cabo la Fundación en materia de cooperación para el desarrollo, mediante herramientas como el Registro Nacional de Médicos Voluntarios y Cooperantes.

En la I Reunión de la Medicina Andaluza en la Cooperación Internacional, los diferentes ponentes pusieron de relieve asuntos como la importancia de las actividades de formación y entrenamiento como objetivos irrenunciables de la actividad de voluntarios y cooperantes. Estas actividades deben de abarcar desde los  profesionales sanitarios hasta las comunidades locales y sus representantes. Es la única manera de asegurar la continuidad sostenibilidad a medio plazo de cualquier proyecto.

Otro de los temas más relevantes fue abordar el papel de los hospitales, que – según los expertos - deben de verse como un instrumento de cambio, de manera que no solo actúen centrados en sus funciones clínicas, sino también promocionado cambios en su entorno. Esto supone por un lado crear escuelas de enfermería, comadronas o incluso facultades para médicos, y por otro lado trabajar en su entorno promoviendo  saneamientos, accesibilidad al agua limpia para uso personal y al agua para cultivos,  mejorar la educación mediante escuelas para niños y niñas junto con escuelas de capacitación agraria. Es decir los hospitales deben de tener una visión integral de su función más allá de aquellas que cubren en los países desarrollados.

Otra de las conclusiones de esta jornada fue la necesidad de trabajar en las redes sociales de los lugares donde se desarrolle le proyecto de cooperación y estas deben de entenderse íntimamente conectadas con las necesidades sanitarias de las poblaciones vulnerables. El trabajo en orfanatos es buen ejemplo de esta convergencia, así como el trabajo en la prevención de la mutilación femenina. La participación activa de las comunidades en estos proyectos son las claves para su éxito sostenibilidad en el tiempo.

En las conferencias finales se presentó la ONG Medicina Andaluza Solidaria  (Massolidaria), que se ha creado con el apoyo del Consejo Médico de Andalucía, con la finalidad de potenciar la formación y entrenamiento de los profesionales sanitarios  de los países en vías de desarrollo y proporcionar el apoyo para mejorar sus  estructuras sanitarias, así como asegurar la preparación de voluntarios y cooperantes antes de llegar al terreno.

Finalmente se recordó a los profesionales médicos y enfermeros que actualmente están privados de libertad por haber sido raptados en actividades de voluntariado y cooperación. 

La primera reunión sobre la Medicina Andaluza en la Cooperación Internacional, celebrada en el Colegio de Médicos de Málaga, fue un éxito de asistencia que reafirma el compromiso del  Consejo de Médicos de Andalucía para seguir trabajando y apoyando esta forma de desempeño profesional.