Campaña medicina rural

Lunes, 5 Diciembre 2022

La reforma de la Atención Primaria planteada por el Gobierno cántabro no convence en el Colegio de Médicos

01/12/2011

El plan de la Consejería de Sanidad para reformar la Atención Primaria y que pasa por 'convertir' a los médicos de familia en especialistas en 'casos sencillos' no ha sido bien acogido desde el sector profesioal. La medida, en su opinión, "devaluará la atención más de lo que ya está en la actualidad". Tras las reacciones de la entidad colegial, la consejera Saenz de Buroaga matizaba la propuesta, asegurando que "no se harán ejercer a los médicos de A.P. funciones que no les corresponden"

El plan de la Consejería de Sanidad para reformar la Atención Primaria y que pasa por 'convertir' a los médicos de familia en especialistas en 'casos sencillos' no ha sido bien acogido desde el sector profesioal. La medida, en su opinión, "devaluará la atención más de lo que ya está en la actualidad". Tras las reacciones de la entidad colegial, la consejera Saenz de Buroaga matizaba la propuesta, asegurando que "no se harán ejercer a los médicos de A.P. funciones que no les corresponden"

Santander, 2 de diciembre 2011 (medicosypacientes.com)

El plan de la Consejería de Sanidad para reformar la Atención Primaria y que pasa por 'convertir' a los médicos de familia en especialistas en 'casos sencillos' no ha sido bien acogido desde el sector profesioal. La medida «devaluará la atención más de lo que ya está en la actualidad», advirtieron desde el Colegio de Médicos de Cantabria. Además, «sin tiempo ni formación difícilmente se van a poder asumir con garantías nuevas cargas asistenciales», dijo a este periódico Santiago Raba, vocal de la especialidad en el Colegio.

El plan, sobre el que aún no se han ofrecido datos concretos -ni siquiera a los médicos-, y que pretende acortar las listas de espera y atender con más rapidez al paciente, no parece convencer a unos profesionales que denuncian sobrecarga de trabajo. «Con un porcentaje de sustituciones inferior al 10%, los médicos de familia están sometidos ya, en la actualidad, a una sobrecarga asistencial importante. Y obviamente tampoco se les sustituye cuando van a cursos de formación, aun pagándolos de su bolsillo», criticó Raba.

El presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Tomás Cobo, reconoció, por su parte que aunque el organismo que dirige no conoce «recetas mágicas» contra las listas de espera, sí tiene marcados objetivos claros a cumplir. «El primero es que los pacientes se intervengan en su comunidad. Uno de los logros del sistema sanitario actual es haber acercado los hospitales a la población y no a la inversa. El segundo, que se prioricen las patologías y el dolor sea factor determinante, y el tercero, que se mantengan los estándares de seguridad clínica y de calidad asistencial».

Tras las reacciones de la entidad colegial cántabra, la consejera de Sanidad Saenz de Buruaga, matizaba los planteamientos anteriores, asegurando que el Servicio Cántabro de Salud (SCS) "no hará ejercer" a los médicos de Atención Primaria "funciones que no les corresponden", ni se pretende que éstos ejerzan como especialistas.

Sin embargo, la consejera sí ha abogado porque exista "más integración" entre estos dos niveles asistenciales --Primaria y Especializada-- "en beneficio de una continuidad de cuidados" y "asistencial" para el paciente y una "mayor capacidad de resolución" de la Atención Primaria.