Campaña medicina rural

Lunes, 5 Diciembre 2022

La FADSP está de acuerdo en que algunas especialidades médicas, por sus características, tengan un tronco formativo específico

03/03/2010

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública ha emitido su opinión sobre la troncalidad, celebrando, por una parte que se avance en el desarrollo de la troncalidad y en la formación de especialistas," cuestión pendiente desde la aprobación en 1986 de la LGS", y, reclamando, por otro lado, una especialidad en gestión y administración sanitaria; y una definición del desarrollo de sub-super especialidades, a incluirse dentro de cada especialidad concreta

Madrid, 4 de marzo 2010 (medicosypacientes.com)

Ante el “Informe del Grupo de Trabajo de la Comisión de Recursos Humanos del SNS sobre la Troncalidad de las Especialidades en las Ciencias de la Salud”, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública ha hecho una valoración del mismo, señalando, por una parte, su conformidad con el documento. Según alega, "nos parece razonable, porque permite romper con una situación como la actual en el que la formación de cada especialidad se realizaba a espaldas de las demás sin ninguna perspectiva de recirculación, además de que se avance en el desarrollo de la formación de especialistas", lo que estaba pendiente, a su juicio, "desde la aprobación en 1986 de la Ley General de Sanidad".

Asimismo, le parece razonable la existencia de algunas especialidades que tienen un tronco especifico dadas sus características propias. "La definición de la reespecialización también parece adecuada, así como el establecimiento de una evaluación externa al final de la formación troncal", según reza el comunicado emitido por la FADSP al respecto.

Sin embargo, a juicio de esta Federación, el proyecto adolece de algunas lagunas que son relevantes, entre las que habría que destacar: la ausencia de una especialidad en gestión y administración sanitaria cuya puesta en funcionamiento que es fundamental tanto para mejorar la cualificación y profesionalizar la gestión sanitaria como para despolitizarla y darle credibilidad.

Por otra parte, echa en falta una definición del desarrollo de sub-super especialidades que deberían de acreditarse dentro de cada especialidad concreta y que son convenientes para favorecer la adecuación de los profesionales a las continuas innovaciones de la tecnología y conocimientos de las ciencias de la salud.