Campaña medicina rural

Sábado, 28 Enero 2023

La Consejería de Sanidad de Castilla y León retrasa al 1 de enero de 2012 los ajustes de las guardias de los médicos

05/12/2011

La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha retrasado hasta el próximo año, 1 de enero de 2012, el ajuste de las guardias hospitalarias en el Hospital de León, el primero propuesto para comenzar a aplicar estas medidas.

Madrid, 7 de diciembre de 2011 (medicosypacientes.com)

La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha retrasado hasta el próximo año, 1 de enero de 2012, el ajuste de las guardias hospitalarias en el Hospital de León, el primero propuesto para comenzar a aplicar estas medidas.

Esta decisión se produjo horas antes de la convocatoria de la asamblea prevista para tomar las medidas de presión del colectivo médico, en protesta por la medida, que según el presidente del sindicato médico Cesm y presidente del consejo  de médicos de Castilla y León, el Dr Villarig, “castiga a la asistencia sanitaria de los ciudadanos de León y de su hospital”.

A esta asamblea del Hospital de Léon, convocada por el presidente del colectivo, acudieron alrededor de 400 médicos que desde primera hora de la mañana llenaron el salón de actos del hospital para hablar de recortes, sacrificios y calidad asistencial, y a los que el Dr Villarig les pidió su respaldo para defenderse y parar los recortes.

El presidente del consejo de médicos de Castilla y León, que mantuvo un encuentro la semana pasada con el Consejero de Sanidad de la Comunidad, Sáez Aguado, quiere aprovechar este aplazamiento para pedir la apertura de una negociación con el Colegio de Médicos, el sindicato de médicos, Cesm y las sociedades médicas. Además solicita que se cuente con el colectivo médico en las negociaciones y que no van a permitir recortes que pongan en peligro la calidad asistencial.

Por su parte la Comunidad ha anunciado que estas medidas de ajuste de las guardias médicas serán inevitables a partir del primero de enero del próximo año en ocho servicios hospitalarios: Neumología, Cardiología, Microbiología, Análisis Clínicos, Cirugía Vascular, Hematología, Urología y Oftalmología, que según el sindicato médico afectará a un centenar de médicos que hacen guardias tanto presenciales como localizadas.