Campaña medicina rural

Miércoles, 7 Diciembre 2022

Extremadura pondrá en marcha un banco de leche materna humana

26/02/2012

La comunidad autónoma de Extremadura pondrá en marcha en las próximas semanas un banco de leche materna humana, destinado a los recién nacidos cuyas madres por diversas causas no puedan amamantarlos, y que dará servicio a toda la región, tanto para aquellas mujeres que quieran donar como para las que necesiten de este producto

Mérida, 27 de febrero de 2012 (medicosypacientes.com)

La comunidad autónoma de Extremadura pondrá en marcha en las próximas semanas un banco de leche materna humana, destinado a los recién nacidos cuyas madres por diversas causas no puedan amamantarlos, y que dará servicio a toda la región, tanto para aquellas mujeres que quieran donar como para las que necesiten de este producto

El consejero de Salud y Política Social del Gobierno extremeño, Francisco Javier Fernández Perianes, destacó las "propiedades nutritivas e inmunológicas" de la leche materna humana, que "hacen de ella un producto insustituible en la alimentación neonatal", y fundamentalmente para los bebés prematuros.

Este banco se ubicará en las instalaciones del Banco de Sangre de Extremadura, que se acaba de trasladar al recinto del Hospital Sociosanitario de Mérida, antiguo psiquiátrico, y donde ha ampliado su espacio disponible, que pasa de 700 metros cuadrados, a 1.500.

El consejero de Salud explicó que este banco de leche materna proporcionará a los recién nacidos "un producto seguro y que conserva en gran medida sus propiedades originales". Perianes quiso agradecer la colaboración de la Asociación de Apoyo a la Lactancia Materna Maire, que han donado este "escaso recurso", aunque en ese sentido apeló a la "bondad de los extremeños a la hora de donar".

En ese sentido, Perianes resaltó el "interés" y el "carácter pionero" de los trabajos que está desarrollando el Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura (Intaex) sobre la conservación de la leche materna humana mediante la aplicación de altas presiones hidrostáticas en lugar de las técnicas aplicadas tradicionalmente. Los resultados obtenidos hasta ahora "mejoran considerablemente las propiedades organolépticas de la leche" y "conservan intactas las inmunoglobulinas" así como los linfocitos.