Campaña medicina rural

Sábado, 3 Diciembre 2022

Europa registra llamativos contrastes en la inversión en prevención y servicios públicos entre países

25/09/2008

La Oficina Europea de Estadísticas (EUROSTAT), la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), han elaborado un estudio comparativo sobre los gastos sanitarios durante los años 2003 a 2005, cuyas conclusiones, publicadas por el Eurostat, se han dado a conocer en el último Boletín “Europa al día”, elaborado por el Departamento de Internacional del Consejo General de Colegios Médicos

Madrid, 24 de septiembre 2008 (Redacción)

Gastos Sanitarios

La Oficina Europea de Estadísticas (EUROSTAT), la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), han elaborado un estudio comparativo sobre los gastos sanitarios entre los años 2003 a 2005, cuyas conclusiones, publicadas por el Eurostat, se han dado a conocer en el último Boletín “Europa al día”, elaborado por el Departamento de Internacional del Consejo General de Colegios Médicos.

El estudio analiza en qué se ha desembolsado exactamente el presupuesto sanitario, es decir, cuánto supone, por ejemplo, el gasto en las Administraciones, en medicamentos, en servicios de rehabilitación y en seguros de enfermedad.

Las estadísticas muestran una uniformidad en todos los países: los mayores gastos son en servicios asistenciales habituales y de rehabilitación, y los menores en prevención y servicios públicos de sanidad. Sin embargo, hay un fuerte contraste entre lo que ha pagado Noruega en prevención y servicios públicos, un 25% de su presupuesto sanitario y, Bulgaria o Portugal, entre un 1% o un 2%.
Para ello, se han tomado como muestra 20 países tanto de dentro como de fuera de la Unión Europea y se han recogido los datos relativos al gasto en asistencia sanitaria mediante el Sistema de Cuentas de Salud, SCS (System of Health Accounts, SHA) y la Clasificación internacional para las Cuentas de Salud (International Classification for the Health Accounts, ICHA), que permiten comparar los datos a nivel internacional y realizar un estudio integrado y coherente.

En la elaboración de este informe se han tenido en cuenta tres parámetros: quien paga; a qué servicios se destina en presupuesto de salud; y quienes son los proveedores.

Del grupo de países comparados, España se sitúa en el puesto 16, con un gasto de 72.407 millones de euros, lo que supone que el Estado español invierte en cada ciudadano 1.668 euros. Por otra parte, Luxemburgo es el país en el que hay una mayor diferencia entre la Sanidad pública y la privada: su Gobierno asume 4.893 euros por persona mientras que el sector privado se reduce a 465 euros per cápita.

Mientras, Suiza, un país habitado por unos ocho millones de personas aproximadamente, invierte más en salud que Francia (el que más gasta de la Unión Europea) aunque éste tiene una población 8 veces superior a la de Suiza.