Campaña medicina rural

Lunes, 5 Diciembre 2022

El Consejo de Médicos de Castilla y León advierte que los continuos "recortes indiscriminados" ponen en riesgo la calidad asistencial y la seguridad del paciente

17/09/2012


El Consejo de Colegios de Médicos de Castilla y León, ante los cambios que se están produciendo en la Sanidad y la crisis actual acentuada en estos momentos sobre el área sanitaria y muy especialmente sobre los profesionales, ha hecho pública una declaración dirigida a la opinión pública y a los médicos de esta Comunidad Autónoma en la que se advierte, entre otras cuestiones, que los continuos "recortes indiscriminados" en las retribuciones y en las plazas asistenciales ponen en riesgo la calidad asistencial y la seguridad del paciente

Palencia, 14 de septiembre 2012 (medicosypacientes.com)

El Consejo de Colegios de Médicos de Castilla y León ante los recortes en la sanidad y la crisis actual, acentuada en estos momentos sobre el área sanitaria y muy especialmente sobre los médicos, ha hecho pública una declaración dirigida a la opinión pública y a los médicos de Castilla y León, en la que queda expuesto su posicionamiento ante esta situación.

Así, en el escrito remitido se explica que los médicos de Castilla y León, como el resto de los funcionarios de la Comunidad, han contribuido con su esfuerzo, su sueldo, sus vacaciones y sus horas de trabajo a paliar una crisis económica que en ningún caso hemos provocado, sino al contrario, comprometiéndose en una buena gestión de los recursos que nuestra sociedad y nuestra Sanidad  nos ha encomendado administrar, con conciencia, compromiso y responsabilidad, como lo ponen de manifiesto las cifras y datos que se están publicando que demuestran que los médicos de Castilla y León son consecuentes con la crisis y con la grave situación económica y sanitaria que nuestra sociedad sufre actualmente. A pesar de los comentarios que fuerzas políticas hacen en contra de los médicos españoles.

El médico español ha conseguido que nuestro sistema sanitario sea de una altísima calidad y un bajo coste, entre otras razones, por los bajos salarios que padecen, situados entre los peores de la Unión Europea y del mundo desarrollado, lo cual contrasta con nuestra eficiencia y nuestros indicadores de salud que están entre los mejores del mundo. Aun así, nos tememos que la tentación de la Administraciones Publicas se sigan ensañando con el médico a base de recortes indiscriminados en las retribuciones y en las plazas asistenciales, ayer necesarias y hoy repentinamente superfluas. Es imposible que con estas medidas y en este contexto no se ponga en riesgo la calidad asistencial y la propia seguridad del paciente.

El cierre de centros de salud y de puntos de guardia, no solo aumentará el perjuicio económico  para el médico y disminuirá de forma considerable los puestos de trabajo, sino que irá en detrimento de la calidad asistencial y posiblemente de la motivación de los profesionales de la medicina, quemados por una agresión económica y laboral continua, impuesta y nunca motivada.

Las jubilaciones forzosas no traerán beneficios ni asistenciales ni de plantilla, si en cambio se perderá una experiencia importante y con la amortización de estas plazas se pierden unos recursos humanos imprescindibles.

Manifestamos nuestra gran preocupación por el más que incierto futuro de los médicos jóvenes y porque se reduzcan las plazas de MIR y en cambio persistan las mismas cifras del  numerus clausus de estudiantes de medicina, circunstancia que redundará en un paro médico muy importante en fechas muy próximas.

Creemos que las prestaciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud deben ser equitativas, sostenibles y de calidad en toda España, con una cartera única de servicios, racional y adecuada, por lo que en las circunstancias actuales manifestamos nuestras reservas y desconfianza hacia el decreto regulador que al respecto se propone.

Defendemos una sanidad pública universal, equitativa y de calidad para todos los españoles y por ello nos preocupa que la sanidad española se transforme en una sanidad de aseguramiento privado.

Agradecemos que no se le ponga en la boca del cañón al médico en la atención al emigrante irregular, evitando que un problema exclusivamente económico  y político pueda enfrentar a médicos y pacientes.

Palencia, 13 de septiembre de 2012

Consejo Oficial de Colegios de Médicos de Castilla y León