Campaña medicina rural

Viernes, 3 Febrero 2023

El Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha valora positivamente el cambio de actitud de la Administración sanitaria regional

24/10/2012

El Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha ha hecho pública, a través de un comunicado, su postura en relación con el protocolo de intenciones firmado recientemente entre el SESCAM y los sindicatos para la mejora de la eficiencia del sistema y de la sostenibilidad presupuestaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, valorando “muy positivamente el cambio de actitud de los responsables de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales y del SESCAM"


Albacete, 23 de octubre 2012 (medicosypacientes.com)

El Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha ha hecho pública su postura en relación con el protocolo de intenciones firmado recientemente entre el SESCAM y los sindicatos para la mejora de la eficiencia del sistema y de la sostenibilidad presupuestaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

En primer lugar, valoran “muy positivamente el cambio de actitud de los responsables de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales y del SESCAM, en el sentido de buscar acuerdos que beneficien principalmente a los pacientes y al sistema sanitario en su conjunto y que para ello se cuente con todos los profesionales y partes implicadas, incluida la parte social o sindical, en el proceso de asistencia sanitaria”. Matizan desde el Consejo Autonómico que “la actitud de diálogo permanente es algo que nos ha caracterizado desde siempre a los médicos y nuestra disposición de mano tendida permanente ha estado y seguirá siempre presente en beneficio de nuestros pacientes”. No obstante, y hasta la fecha, declaran desde el Consejo, “los nuevos responsables de la Administración Sanitaria de Castilla-La Mancha no han contado con nosotros para debatir ninguna propuesta de mejora a pesar de los múltiples ofrecimientos por nuestra parte. Con las decisiones tomadas en el último año se han originado ya una serie de daños que el tiempo juzgará si son irreparables o no”.

Los representantes del Consejo Autonómico afirman, por otra parte, que “siempre que se nos pida colaboración para hacer más eficiente y sostenible nuestro sistema sanitario, preservando la buena práctica médica, los médicos estaremos en la mejor de las disposiciones para colaborar. Algo que, por otro lado, llevamos haciendo habitualmente y ha significado que nuestro Sistema Nacional de Salud sea considerado como uno de los mejores y más eficientes de nuestro entorno europeo y referencia mundial en algunos aspectos como trasplantes, por poner sólo un ejemplo”.

De esta forma, insisten, “todos los médicos de Castilla-La Mancha nos ponemos a disposición de la Administración Sanitaria, como siempre lo hemos hecho, para entre todos intentar conseguir la mayor eficiencia y el mejor coste-beneficio posible en nuestra práctica médica. Porque nuestro primer deber y obligación, como dice nuestro código ético y deontológico, es con el paciente. En este sentido, siempre estaremos dispuestos a mejorar todos y cada uno de aquellos procesos que, sin menoscabar la calidad ni seguridad en la asistencia sanitaria que prestamos a nuestros pacientes, permitan algún margen de mejora. Porque los médicos somos conscientes de la situación actual de grave crisis laboral, económica y social por la que estamos atravesando todos los españoles y sabemos que todos tenemos que arrimar el hombro en estos momentos difíciles”. No obstante, declaran, “esta colaboración en modo alguno puede significar un cheque en blanco a costa de nuestros pacientes”.

Por otro lado, “tampoco podemos ni debemos usurpar las funciones gestoras y organizativas propias de la Administración Sanitaria. Son los gestores sanitarios los responsables de organizar la Sanidad. Aquí es necesario puntualizar que no son necesarios, y mucho menos imprescindibles, tantos organizadores para ahorrar en Sanidad”.

Por último, el Consejo asegura que  “los Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha estamos comprometidos, en primer lugar, con nuestros pacientes y con su seguridad, y, en segundo lugar, por la dignidad profesional de la profesión de Médico y por el cumplimiento del Código de Ética y Deontología Médica que garantiza una buena práctica clínica. Este es nuestro contrato vitalicio y ningún otro hemos firmado con nadie”.