Campaña medicina rural

Jueves, 8 Diciembre 2022

El Colegio de Médicos de Navarra firma un protocolo de actuación con la Fiscalía para frenar las agresiones a médicos

15/02/2012

El Colegio de Médicos y la Fiscalía Superior de la Comunidad Foral, con el fin atajar los actos de agresión que sufren los médicos de los centros sanitarios de Navarra, han firmado un protocolo de actuación que garantiza una atención más eficaz, protocolizada y rápida en los casos de agresiones contra los médicos

Pamplona, 16 de febrero de 2012 (medicosypacientes.com)

El Colegio de Médicos y la Fiscalía Superior de la Comunidad Foral, con el fin atajar los actos de agresión que sufren los médicos de los centros sanitarios de Navarra, han firmado un protocolo de actuación que garantiza una atención más eficaz, protocolizada y rápida en los casos de agresiones contra los médicos

El protocolo firmado por Mª Teresa Fortún Pérez de Ciriza, presidenta del Colegio de Médicos, y Javier Muñoz Cuesta, Fiscal Superior de la Comunidad Foral de Navarra, establece que las agresiones físicas o intimidación grave realizadas contra un médico que tenga la condición de funcionario público y se encuentre en el ejercicio de sus funciones, tendrá la consideración de delito de atentado, con penas que pueden llegar a tres años de cárcel. Añade que “no será obstáculo para estimar la existencia del delito de atentado el hecho de que los actos se hayan producido fuera del centro o lugar de trabajo del facultativo, siempre y cuando estuviesen motivados por la condición de médico de la víctima o por su previa actuación profesional”. Cuando el médico agredido no tenga la consideración de funcionario público, se calificará como delito o como falta de lesiones en función de si la víctima precisa o no de un tratamiento médico de curación.

Las agresiones verbales contra los médicos (sean funcionarios públicos o no) serán calificadas como delito o falta de coacciones, amenazas, vejaciones, injurias, etc, en función de la gravedad o las circunstancias concretas de cada caso.

El protocolo recoge las medidas a adoptar con el fin de facilitar la actuación inmediata para el castigo de las agresiones contra médicos. En los casos de atentado, es decir, qué se debe hacer ante una agresión, el médico agredido deberá tramitar su denuncia a través del Colegio Oficial de Médicos que, a su vez, recibirá, tramitará y remitirá la denuncia junto con el parte de lesiones a la fiscalía competente.

Ante una agresión, el colegiado debe ser asesorado con rapidez desde el punto de vista legal, para lo cual el Colegio de Médicos pone a disposición de los médicos un número de teléfono y una dirección de correo electrónico específicos para la comunicación de la agresión. Una vez recibida, el Colegio se pone en contacto lo antes posible con los afectados para conocer las circunstancias, rellenar la denuncia correspondiente y proporcionarles ayuda legal, rápida y personalizada.

Para el Colegio de Médicos una agresión –sea física o verbal- atenta contra el principio básico en que se sustenta el acto médico “y que no es otro que la confianza en la relación médico-paciente, sin la cual es imposible desarrollar la actividad asistencial a la que los ciudadanos tienen derecho. Es imprescindible recuperar un espacio con garantías para el ejercicio profesional”, afirma su presidenta Mª Teresa Fortún.

El Colegio de Médicos de Navarra recibió en el año 2011 tan solo cuatro notificaciones de agresiones a colegiados. El dato es la punta del iceberg de un fenómeno que está experimentando un importante incremento. El Colegio de Médicos hace un llamamiento a los médicos colegiados para que comuniquen cualquier incidencia, “incluso las que se resuelven espontáneamente sin agresión física o verbal” con el fin de conocer el alcance del problema.

Observatorio Nacional de Agresiones de la OMC

Este protocolo refuerza la labor desarrollada por el “Observatorio Nacional de Agresiones” de la Organización Médica Colegial de España, una iniciativa pionera a nivel profesional, y que parte de la voluntad de contribuir a dar respuesta y soluciones a la lacra de violencia contra el personal médico y sanitario. El Grupo de Trabajo del Observatorio, que se reunió recientemente para establecer su Plan de Actuación para 2012, incluye, entre otros aspectos, la actualización del registro de agresiones y la difusión de los datos recopilados a lo largo de 2011 por los Colegios de Médicos, así como el desarrollo de nuevas acciones enmarcadas dentro de su campaña de concienciación a la sociedad y a los profesionales sobre esta lacra que se ha ido incrementando en los últimos años.

Entre las medidas acordadas cabe destacar, además, la de iniciar los preparativos para la celebración del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, previsto para el próximo 22 de marzo, y que fue instituido para promover una actuación global frente a las agresiones al personal sanitario. Jornada en la que se pretende contar con todos los profesionales y sus organizaciones, junto a  pacientes y usuarios, así como con el resto de representantes científicos, sociales y de las Administraciones sanitarias.

El Observatorio se puso en marcha en 2010 con el objetivo de recopilar el mayor volumen de datos e información con vistas a difundir entre los ciudadanos esta realidad y ofrecer todas las soluciones posibles frente al problema de las agresiones, así como lograr la intervención de los correspondientes ministerios fiscales para que la agresión causada a un médico tenga la consideración jurídica de delito contra la autoridad, en este caso sanitaria, y sus penas correspondientes.