Campaña medicina rural

Miércoles, 7 Diciembre 2022

Sostenibilidad del SNS

Dr. Romero: “Es una emergencia abordar la tasa de reposición porque en los próximos años se jubilarán 62.000 médicos”

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Serafín Romero, subrayó que “la apuesta por los profesionales debe ir más allá que tratar de lograr una estabilidad en el empleo” y manifestó que “es urgente que se ponga en marcha un pacto por los profesionales y que se aborde la tasa de reposición porque en los próximos años se jubilarán 62.000 médicos”, en el marco de una jornada sobre la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), organizada por Comisiones Obreras (CCOO) en la sede del Consejo Económico y Social de España (CES)  

Madrid 25/04/2017 medicosypacientes.com / R. M. P.
Dr. Repullo, Cabrera, Moreno y Dr. Romero.

En la mesa, que estuvo moderada por Antonio Cabrera, secretario general de la Federación Estatal de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, además del presidente de la OMC, Dr. Serafín Romero; participaron Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; y el Dr. José Ramón Repullo, jefe del Departamento de Planificación y Economía en la Escuela Nacional de Sanidad.

El Dr. Romero destacó la complicidad existente entre la OMC y CCOO, que se vio reforzada el pasado mes de enero cuando se reunieron el expresidente de la corporación médica, Dr. Juan José Rodríguez Sendín, y el secretario general del sindicato, Ignacio Fernández Toxo, para tratar la elevada temporalidad que se concentra en el número de plazas estructurales ocupadas de forma interina, entre otros asuntos.

El presidente de la OMC explicó que actualmente hay 62.000 médicos en la franja de edad comprendida entre los 56 y 65 años, por lo que “es una emergencia abordar la tasa de reposición ante las múltiples jubilaciones que se van a producir.”

Asimismo, indicó que “el gran problema de los profesionales sanitarios es la precariedad y la temporalidad laboral” y criticó “la ausencia total de sustituciones de profesionales, hecho que se ha dejado sentir especialmente en Atención Primaria, provocando es resquebrajamiento la continuidad asistencial”.  En este punto, subrayó que “no solo queremos que haya puestos de trabajo, sino que además demandamos que se den unas condiciones necesarias para poder desarrollar nuestra labor”.

El Dr. Serafín Romero comentó que “para la profesión médica, el SNS es motivo de orgullo y satisfacción” y así lo refleja la labor de la Organización Nacional de Trasplantes, los avances en el ámbito de la investigación o el sistema formativo. Sin embargo, se mostró preocupado porque “el sistema está en riesgo y está padeciendo políticas derivadas de la crisis económico-financiera”.

Por este motivo, incidió en que “es una obligación de la profesión defender este sistema y su modelo, basado en el entorno público, desde lo universal, lo accesible, la equidad y lo solidario”. El presidente de la OMC también lamentó el alto precio de los medicamentos, refiriéndose concretamente un fármaco dedicado a tratar la hepatitis C que en una comunidad como Galicia sobrepasó en 2016 el gasto total de la Consejería de Pesca. “Es un problema muy serio”, aseveró. 

Además, expuso que “en la profesión médica existe un problema añadido para los que tienen la responsabilidad de la gestión, porque hay 50 especialidades y 200 subespecialidades, y todos reclaman protagonismo, lo que afecta a la hora de destinar recursos y al final el que está en medio es el paciente. “En muchos casos, se genera ineficiencia y no se llega a la efectividad exigida”, aseguró.

El Dr. Romero hizo hincapié en que “el profesionalismo entendido desde el ámbito de la Medicina se resume anteponiendo el interés del paciente por encima de todo. Tenemos un compromiso por la excelencia profesional, con la acción colaborativa con todos los agentes del ámbito sanitario, con la eficiencia, con la gestión clínica, porque también debemos rendir cuentas de nuestras actuaciones; y la compasión, porque tenemos que estar al lado de los que padecen”.

Carlos Moreno: “Hay que fijar el compromiso de ofertar todas las plazas vacantes”

Por su parte, Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, centró su intervención en las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el encadenamiento de nombramientos estatutarios eventuales ante situaciones estructurales y la discriminación en indemnizaciones de personal laboral (indefinido frente a temporal).

Moreno comentó que la propia sentencia TJUE de 14/09/2016 señala que es contrario al derecho comunitario que una vez creado, en su caso, el puesto estructural, y de conformidad con lo dispuesto en el Estatuto Marco, se provean las plazas estructurales con personal interino sin que se proceda a su revisión, pues, de lo contrario, la precariedad perdura.

Además, resaltó que, entre las posibles causas del incremento de la temporalidad en el sector sanitario, hay que tener en cuenta sus particulares peculiaridades, la facilidad adecuar necesidades RRHH por la bolsa de empleo, la insuficiente cobertura de plazas a través de procesos selectivos, razones presupuestarias derivadas de la crisis, dificultades para el incremento de efectivos (tasa de reposición, de 2011 a 2015 solo el 10%) y resistencias internas.

Entre las soluciones que citó Moreno, destacaron la posibilidad de desarrollar reglamentariamente por parte de cada Comunidad Autónoma el procedimiento de revisión de la continuidad o desaparición de las causas que motivaron la designación temporal, la elaboración de una guía para analizar la necesidad de efectivos de las plantillas con respecto a la actividad asistencial o la obligación de convocar, al menos cada 2 años, concursos de traslados, así como concurso- oposición en relación con las plazas ofertadas en la Oferta Pública de Empleo anual.

Asimismo, también planteó fijar el compromiso de ofertar todas las plazas vacantes, la obligación de crear puestos estructurales en plantilla para el caso de concatenación de nombramientos en el sentido expuesto en el último párrafo del apartado 3 del citado artículo, fijar, en su caso, la duración máxima del nombramiento de personal interino, por deberse ofertar las plazas, al menos cada 2 años, en los procesos de movilidad y oposición, la modificación de la tasa de reposición y la posible convocatoria de una OPE extraordinaria de consolidación.

Dr. Repullo: “El modelo de Osakidetza es un ejemplo a seguir”

El Dr. Repullo, comentó que existen tres desafíos intelectuales “para los que los médicos  aún no estamos bien preparados”, como son “el hecho de entender y situar el ámbito cambiante del profesionalismo en el espacio de decisiones clínicas; aceptar que la expansión del conocimiento y la técnica, que hemos manejado por la subespecialización sucesiva, crea altos costes de coordinación, y exige cambios en las organizaciones sanitarias; y mentalizarnos que en los sistemas complejos adaptativos las competencias por categorías, profesiones, especializaciones y niveles son compartidas y acopladas con geometrías variables,  que no pueden ser definidas por códigos exhaustivos y mutuamente excluyentes, y cambian rápidamente con la ciencia, la técnica y las curvas de experiencia”.  

El Dr. Repullo dejó claro que “necesitamos desesperadamente políticas profesionales, no sólo políticas de recursos humanos” y se mostró partidario de “construir y proteger una flexibilidad interna que evite la externa sobrevenida (precarización y externalización)”. Así, comentó que para ello hay que buscar una “regulación desregulatoria inteligente”, que incluya todos los componentes de las políticas de RRHH y las políticas profesionales y estuvo a favor de reconstruir una función pública estatutaria sanitaria “fuera las manos de las funciones públicas generales y autonómicas de la sanidad”.

El experto, que puso como ejemplo el modelo de Osakidetza, lamentó “no tener mucha confianza en que los agentes políticos y sindicales puedan ayudar”, por lo que pidió que “al menos que no obstruyan los cambios necesarios”. Por último, abogó por revitalizar la gestión pública, fomentar el profesionalismo, practicar la gestión clínica, integrar redes y “dirigir las naves hacia objetivos de salud”.