Campaña medicina rural

Viernes, 3 Febrero 2023

AÑO COVID: Vocalía Nacional de Médicos de Hospitales

Dr. Gabriel López Ordoño: “La autogestión y respuesta de los profesionales sanitarios fue lo que permitió seguir prestando asistencia y que el sistema no quebrara del todo”

El Dr. Gabriel José López Ordoño, representante Nacional de Médicos de Hospitales del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), analiza desde la perspectiva hospitalaria la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia de COVID-19.  En esta entrevista pone en valor la labor de los médicos y todo el personal del SNS: “La autogestión y respuesta de los profesionales sanitarios fue lo que permitió seguir prestando asistencia y que el sistema no quebrara del todo”

Madrid 22/12/2020 medicosypacientes.com

El Dr. Gabriel José López Ordoño manifiesta haber vivido la pandemia con preocupación por varios motivos. “Me sentí preocupado con la posibilidad de que alguien de mi familia, sobre todo los que presentan más factores de riesgo pudieran contraer la enfermedad, con el agravante de poder ser yo mismo el vector de transmisión de la enfermedad a mis seres queridos. He sentido una responsabilidad extra para extremar las precauciones de evitar llevar la infección a casa, además, como consecuencia de mi trabajo”, asegura.

Como médico, señala en esta entrevista, tuvo “diferentes sentimientos que fueron cambiando conforme la evolución de la pandemia. Al principio sentí una gran preocupación y responsabilidad cuando conocimos cómo se estaba extendiendo la enfermedad por Italia.

Para el doctor, en ese momento “era consciente de que más pronto que tarde nos llegaría a España y que tendría que estar en primera línea, que tendría que dar la cara en caso de que mi trabajo me expusiera a atender a pacientes con COVID, y lo más peligroso, a atender pacientes con la incertidumbre de si me transmitirían o no la enfermedad, y que ese sentimiento no podía afectar a mi trabajo como médico, en mi caso, además, como cirujano”.

Cuando avanzó la pandemia asegura que sintió “vergüenza, por cómo la comunidad científica y médica, no supimos alzar la voz clara y rotunda para, sin miedo, desmentir y denunciar las falsedades que se transmitían a la opinión pública. Perdimos un tiempo precioso que ha costado muchas vidas. Si se hubieran hecho las cosas un poco más racionalmente, más prudentemente, más científicamente y menos políticamente, nos hubiera llegado la pandemia igual, pero el coste en vidas humanas hubiera sido mucho menor”.

El representante de médicos hospitales también afirma que España cuenta con “magníficos profesionales, que han dado todo por sus pacientes, por su sociedad, que, siendo los primeros, en primera línea, han sabido estar a la altura del reto que exigía la pandemia siendo conscientes de que se estaban jugando la vida, con unos medios, cuando no inexistentes, insuficientes, improvisados o inadecuados. Creo que la respuesta de todos, repito TODOS, los profesionales sanitarios han sido de lo mejor del sistema sanitario”.

Además, cuando al principio de la pandemia, durante los meses de Marzo y sobre todo, Abril, se llegó al colapso de muchos hospitales, fue la propia autogestión de los profesionales sanitarios lo que permitió seguir prestando asistencia y que el sistema no quebrara del todo. “Fueron momentos dramáticos que, gracias a los profesionales, que sacaron pecho y se echaron hacia delante, se pudieron superar. No nos olvidemos de que, al principio, cuando no había ni mascarillas, ni equipos de protección, muchas personas anónimas, en colaboración con sanitarios, se organizaron para adquirir mascarillas, pantallas, y diferentes medios de protección que nos permitieron estar en primera línea mientras desde la Administración nos conseguían medios de protección”, asegura.

Para el doctor, “nuestra profesión no implica jugarse la vida y muchos se la han estado jugando, con conciencia de ello, pero han seguido dándolo todo, con sus miedos, con sus preocupaciones, con sus sacrificios, lo han dado todo. No hay palabras para alabar el coraje y la valentía con que los profesionales sanitarios han dado la cara”

Otra lección que manifiesta aprender es que la Atención Primaria se ha estado ignorando y despreciando, “estaba en condiciones muy precarias y en cuanto ha venido una pandemia le ha sacado las vergüenzas de no poder atender a la población como debía”.

En su opinión, cualquier sistema sanitario debe contar con una buena Atención Primaria, tanto en personal como en medios y recursos.  Una buena asistencia sanitaria empieza en la A Primaria, que, además, todos sabemos que es coste-eficiente. Si los centros de A Primaria hubieran estado mejor dotados en medios y personal, seguro que la pandemia se hubiera controlado mucho mejor, con menos contagiados, menos muertes y población mejor atendida.

Asimismo, considera imprescindible dotar de medios de rastreo de contactos ágiles eficaces y suficientes; dotar de medidas administrativas o, incluso penales, lo suficientemente coercitivas o preventivas, como para obligar a la población a cumplir las recomendaciones que se indiquen para controlar la extensión de la pandemia. “Esas imágenes que se han visto de fiestas y aglomeraciones sin distanciamiento social y sin cuidar otras medidas para evitar el contagio, como no vestir mascarillas, etc, son de una irresponsabilidad absoluta, que pone en riesgo no solo la vida de uno mismo o sus familiares cercanos, sino la de otra muchísima gente (profesionales sanitarios, farmacéuticos, cajeras de supermercados, policías, etc) que no tienen por qué arriesgar sus vidas por una serie de irresponsables”, subraya.

Sobre los cambios estructurales que se necesitan para mejorar el funcionamiento del sistema aboga poruna despolitización de la gestión sanitaria, la salud no tiene ideología política; un aumento de la financiación del sistema sanitario público, tanto para mejorar en medios técnicos, como en profesionales, más en número, mejor remunerados, y, por supuesto, muchísimo mejor reconocidos. Tenemos unos magníficos hospitales, siempre se podrán mejorar, dotar de más camas, de más medios técnicos, pero lo verdaderamente acuciante, es mejorar la Atención Primaria, con una mejor red de Centros de Salud, con mayor número de profesionales, que puedan dedicarse a lo que es verdaderamente la Atención Primaria, con más tiempo para atender a sus pacientes, y mejores medios, con una mayor conectividad con la atención especializada”, concluye.