Campaña medicina rural

Lunes, 5 Diciembre 2022

Científicos españoles identifican ocho nuevas variantes genéticas de la hipertensión que pueden contribuir a su control

11/05/2009

Cada una de estas variantes genéticas tiene un efecto pequeño por separado sobre la presión arterial, sin embargo, su combinación posee un efecto acumulativo que podría dar lugar a un aumento en la presión sanguínea asociado a un mayor riesgo de episodios cardiovasculares como el ictus o los ataques cardiacos

Madrid, 12 de mayo 2009 (medicosypacientes.com/Europa Press)

Investigadores del Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM), del CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y de la Red de Investigación Cardiovascular HERACLES, que forman parte de un consorcio científico internacional, han identificado hasta 8 nuevos genes asociados con la presión arterial y la hipertensión. En el trabajo, publicado en la edición digital de la revista 'Nature Genetis', han participado 164 investigadores de 93 centros europeos y estadounidenses.

Los científicos examinaron 2.500.000 de características genéticas en el genoma de 34.433 personas como parte del proyecto del Consorcio Internacional Global BPgen. Los resultados se confirmaron después en otras 99.000 personas de origen europeo y 13.000 de origen asiático. Las conclusiones llevaron a la identificación de ocho variantes genéticas que contribuyen al control de la presión arterial.

Según los autores, a pesar de que cada una de estas variantes genéticas tiene un efecto pequeño por separado sobre la presión arterial, su combinación posee un efecto acumulativo que podría dar lugar a un aumento en la presión sanguínea asociado a un mayor riesgo de episodios cardiovasculares como el ictus o los ataques cardíacos.

Tal como explicó Roberto Elosua, coordinador del grupo de Investigación en Epidemiología y Genética Cardiovascular del IMIM, "lo más importante de este estudio es que estos hallazgos contribuirán a ayudarnos a entender los mecanismos que causan la hipertensión arterial y podrán contribuir a que en el futuro se desarrollen nuevos fármacos para tratar esta enfermedad".

Las variantes genéticas descubiertas sugieren que algunos de los mecanismos más importantes en el control de la presión arterial se relacionan con el control renal de los niveles de sal y el control del diámetro de las arterias. Junto a Elosua, en el trabajo también han participado los investigadores españoles Gavin Lucas, Isaac Subirana y Jaume Marrugat.

La hipertensión aumenta el riesgo de ictus, ataque cardiaco y fallo renal. El trastorno afecta a alrededor del 30 por ciento de la población adulta y causa millones de muertes cada año en todo el mundo. Aunque aspectos del ambiente como la dieta, la actividad física o el estrés, afectan a la presión sanguínea, la genética tiene también un importante papel en el desarrollo de la enfermedad. Esta patología puede reducirse a un rango saludable perdiendo peso, reduciendo el consumo de sal, haciendo ejercicio, reduciendo el consumo de alcohol o mediante medicación.

Enlaces relacionados: