Campaña medicina rural

Jueves, 8 Diciembre 2022

CESM acudirá al Defensor del Pueblo para que determine si hay indicios de inconstitucionalidad en algunas de las medidas del RD16/2012

20/05/2012

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha criticado el paquete de medidas del Real Decreto-Ley, convalidado el pasado jueves en el Congreso, ya que a su juicio es "amenazante para los profesionales y está lleno de inseguridades jurídicas", según manifestó, en rueda de prensa, su secretario general Patricio Martínez. Al respecto, CESM avanzó que van a pedir el amparo del Defensor del Pueblo para que analice si hay inconstitucionalidad en algunos aspectos, como el relativo a la "expropiación de la condición de funcionarios a unos 7.000 médicos titulares y de cupo y zona

Madrid, 21 de mayo 2012 (medicosypacientes.com)

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha criticado el paquete de medidas del Real Decreto-Ley, convalidado el pasado jueves en el Congreso, ya que a su juicio es "amenazante para los profesionales y está lleno de inseguridades jurídicas", según manifestó, el pasado viernes, ante los medios de comunicación su secretario general Patricio Martínez. Además, su impresión, tras las últimas medidas de ajuste, es que el Pacto de Estado por la Sanidad, "está hecho añicos y ya no quedan ni las astillas".

Al respecto, CESM, a través de su secretario general, avanzó que van a pedir el amparo del Defensor del Pueblo para que analice si hay inconstitucionalidad en algunos aspectos, como el relativo a la "expropiación de la condición de funcionarios a unos 7.000 médicos titulares y de cupo y zona", a los que definió como "el médico del pueblo de toda la vida". “Esta expropiación de derechos resulta tan lesiva como la importante mengua que están experimentando los ingresos del resto de compañeros”, según manifestó. "Mucho nos tememos -añadió- que el recorte en un 10% del presupuesto sanitario, establecido en el RDL 16/2012 sobre medidas urgentes para la sostenibilidad de la sanidad pública (aprobado en abril), puede tener como efecto diezmar la calidad de la atención que reciben los pacientes".

Patricio Martínez criticó, asimismo, que las retribuciones de los médicos han bajado entre un 25 y 30% desde 2010. “Los médicos somos los profesionales de la Sanidad más perjudicados. A la disminución salarial de 2010 (en nuestro caso superior al 7%) y la congelación decretada desde entonces, hay que sumar los nuevos recortes retributivos que se están acometiendo estos días en comunidades como Cataluña y Andalucía, el aumento de jornada y consiguiente reducción de guardias, el recorte hasta en un 50% del plus de carrera profesional y otros complementos variables, la penalización económica por ponerse enfermo… Además de una reciente subida del IRPF que, por ser muy progresiva, penalizará en especial las nóminas de los facultativos.

Propuestas de CESM

Ante la situación descrita por el secretario general de CESM, desde este sindicato se han lanzado una serie de propuestas:

-Ajustes consensuados: los recortes, sean cuales sean, deben consensuarse en el Consejo Interterritorial del SNS y aplicarse de forma homogénea en los 17 servicios autonómicos de salud.

-Conocer el déficit antes de aplicar la tijera: nadie ha dado hasta hora la cifra exacta déficit sanitario. Primero se dijo que rondaba los 13.000 millones de euros, luego el PP lo elevó a 15.000 y hace sólo unos días el presidente gallego, Núñez Feijóo, lo ha situado en 18.000 millones. Pues bien, el criterio de CESM es que primero hay que conocer el dato exacto de deuda, y después actuar en consecuencia. No antes.

-Un buen sistema y barato: la medicina pública española tiene un gran predicamento en el mundo y su coste es comparativamente mucho menor que en los países con los que habitualmente nos comparamos. De hecho el porcentaje de PIB sigue dos puntos por debajo de lo que se dedica al sector en la UE-15. Y lo cierto es que si eso es así, se debe a la entrega de los profesionales, por un lado, y por otro a que las retribuciones de los facultativos españoles palidecen cuando se contrastan con las de otros colegas europeos.

-La relación médico-paciente y la calidad asistencial: son para nosotros conceptos sagrados, y cualquier medida que los mine, siquiera de lejos nos resultará inaceptable.

-Los médicos pueden optimizar el gasto: la Sanidad es un servicio social cualificado donde más que de ahorro, habría que hablar optimización del gasto (sin que sea contradictorio, aunque no necesariamente compatible). Y para ello hay que contar con el médico, por cuyas manos pasan el 80% de las decisiones asistenciales.

-Gestión clínica: potenciar la participación del médico en la administración de los centros. Por competencia y responsabilidad, nos corresponde liderar la gestión clínica de los mismos.

-Pacto de Estado: se urge al actual Gobierno a que lleve a efecto su promesa de alcanzar un buen pacto en Sanidad que sea en verdad de alcance estatal y aleje la sombra de la demagogia y el partidismo que tanto perjudican a lo que se trata de un bien común de primerísima necesidad. Los objetivos inexcusables son: dotar al sistema de unos presupuestos reales y finalistas; un órgano de gobierno que vertebre a los 17 servicios autonómicos de salud. Este papel le corresponde por ley al Consejo Interterritorial, pero huelga decir que no lo ha cumplido;  una cartera de servicios definida y respetuosa con los principios de equidad, universalidad y solidaridad;  una política de personal que ponga freno a la creciente disparidad en condiciones laborales según la comunidad autónoma en la que trabajemos, y que se muestre a su vez capaz de planificar las necesidades de especialistas en el futuro; un incremento de  la productividad y eficiencia del SNS mediante un plan estructural de reformas que contemple la reducción al mínimo de la burocracia; el desarrollo de la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS) y un cambio del modelo retributivo de los médicos para que deje de ser cuasi funcionarial y vincule buena parte de los salarios con los resultados y la calidad.