Lunes, 11 Diciembre 2017

Teresa P. Alfageme: “Las redes sociales, reto y oportunidad de comunicación para los colegios”

Teresa P. Alfageme: “Las redes sociales, reto y oportunidad de comunicación para los colegios”

Artículo publicado en la Revista Profesiones

Teresa P. Alfageme, directora de comunicación de la Organización Médica Colegial (OMC), explica la relevancia de trazar una estrategia en redes sociales para los colegios de médicos, en un artículo publicado en la Revista Profesiones

Madrid 27/07/2017 medicosypacientes.com

Imagen de la última edición del Congreso RESCOM, celebrado en Valladolid. 

Las redes sociales son hoy una realidad incuestionable y una gran oportunidad para los colegios como herramientas de comunicación para llegar a nuestros públicos objetivos y, en el caso de los colegios de médicos, a profesionales, instituciones públicas, partidos políticos, asociaciones de pacientes y, en general, a ciudadanos y pacientes que son el objetivo principal de la profesión médica y, por tanto, el de los colegios de médicos.

El ejemplo más evidente de lo que suponen las redes sociales lo tenemos en Donald Trump, tanto durante su campaña electoral como en su actividad ya como presidente de EE.UU., comunicándose con los medios y los ciudadanos norteamericanos a través de Twitter, una de las redes sociales más ligadas a las actualidad informativa que cuenta con 320 millones de cuentas activas en el mundo, con un promedio de actividad de 6.000 tuits por segundo.

Desde la Organización Médica Colegial-Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, llevamos más de seis años apostando por una estrategia en redes sociales que nos ha llevado a estar presentes actualmente en Twitter, Facebook, Linkedin, Flickr, YouTube y Google+, y trabajar también con herramientas como Blogs, Facebook Live, Periscope y Whatsapp. En total, desde el Departamento de Comunicación gestionamos 10 perfiles de la corporación y sus fundaciones, elaboramos la estrategia a seguir para cada uno de ellos y monitorizamos y medimos sus impactos.

Estas herramientas se vienen a sumar a las tradicionales webs, revistas, newsletter y diversas publicaciones digitales que se siguen manteniendo pero que han sido superadas por estas nuevas herramientas de comunicación. Valga como ejemplo, el hecho de que la cuenta de la OMC en Twitter duplicó en un solo mes la audiencia anual de la publicación digital de la corporación www.medicosypacientes.com. Y solo un video en Facebook en enero de este año alcanzó los 45.000 impactos, casi la audiencia de un mes de Médicos y Pacientes.

La estrategia de la OMC en redes sociales pasa por cubrir todos los eventos de la casa en redes y retransmitir algunos de ellos a través de YouTube, Facebook Live y píldoras en Periscope. Campañas como la de #stopagresiones, en la que han participado los 39 colegios con cuenta en Twitter, ha llegado a ser este año Trending Topic nacional durante más de 5 horas y superar los 10 millones de impactos.

La utilización de las redes sociales implica llevar a cabo una buena gestión, con estrategia y profesionalización porque la reputación es difícil de conseguir, pero se puede perder con un simple tweet. En medio de esta realidad con más de 2,3 mil millones de usuarios activos en redes sociales, nos enfrentamos también a las “amenazas” que conlleva eso que se ha llamado en llamar posverdad que no es otra cosa que una noticia falsa con la que determinados públicos, interesados en confundir al personal, difunden mentiras o intentan desviar la atención del debate y encuentran en las redes sociales el caldo de cultivo adecuado para sus fines. 

Como a cualquier empresa, institución u organización que le ocurra, los colegios de médicos también tenemos que enfrenarnos a este tipo de situaciones que dañan la reputación de nuestras corporaciones. Estamos ante el reto de afrontar todavía la escasa viralidad de la voz de los colegios, los déficits en habilidades en el manejo de redes sociales e incluso el desconocimiento de algunos en el manejo de estas herramientas. El ejemplo de las redes sociales por excelencia, Facebook y Twitter, es claro: de los 54 colegios de médicos, 15 aún no están en Twitter y 14 no tienen Facebook. 

Los responsables de comunicación de los Colegios llevamos años trabajando para fomentar el uso de las herramientas digitales. En los encuentros anuales que tenemos es un tema de debate permanente. Desde el de Zaragoza, en 2013, que ya introdujo un debate sobre la “Estrategia en redes sociales”, hasta el de este año en Valladolid en el que se analizó cómo gestionar la relación de los influencers en sanidad, a cargo de uno de ellos, el Dr. Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos.  

Los colegios de médicos, anclados muchos de ellos en la tradicional nota de prensa y declaración oficial, o se suman a las nuevas tecnologías y se movilizan al unísono ante las amenazas que les acechan -la primera y más importante, la Ley de Servicios y de Colegios- o habrán perdido un tren al que es preciso subirse en marcha antes de perderlo para siempre. 

Eso, si, con una estrategia clara porque no vale subirse porque si, sin más. Como dice el Dr. Rafael Olalde, secretario del Colegio de Médicos de Bizkaia y activo usuario de redes sociales, a la hora de plantearse el uso de estas herramientas, es preciso elaborar un procedimiento y crear una red colegial potente. Si conseguimos que se sumen los más de 240.000 médicos a alguna de las causas, habremos creado un “ejercito tuitero o facebookero” con influencia y capacidad de penetración.

Para ello, tenemos un reto y es el ser capaces de analizar qué cosas hacemos bien, qué no hacemos y podríamos hacer, en definitiva, cómo afrontar esta oportunidad que nos dan las herramientas digitales para reforzar la reputación de los colegios y de la profesión médica. En la OMC, en eso estamos. 

Revista Profesiones